Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La sequía ya afecta a 60% de la Unión Europea y Reino Unido

Los países afectados, como España, Francia, Italia y Holanda están aplicando recortes en el suministro de agua para hacer frente a este fenómeno.
jue 11 agosto 2022 05:03 AM
sequia-extrema-en-europa
La agricultura en Europa se encuentra en un escenario preocupante por la sequía.

Más de 60% del territorio de la Unión Europea y Reino Unido están siendo afectados por una sequía extrema, exacerbado por la ola de calor récord que ha azotado a Europa durante este verano, de acuerdo con una nueva investigación del Observatorio Europeo para la Sequía.

“La severa sequía que afecta a varias regiones de Europa desde el inicio del año continúa expandiéndose y empeorando. Las condiciones secas están relaciones con una prolongada y persistente falta de precipitación combinada con las olas de calor tempranas en mayo y junio”, indica el informe.

Publicidad

La olas de calor de la primavera hicieron que la competencia por agua iniciará más pronto de lo acostumbrado este año, de acuerdo con el organismo, lo que puede comprometer el suministro de agua en los próximos meses.

“Las condiciones más secas de lo normal están pronosticadas por los próximos tres meses en grandes áreas de Europa”, indica el organismo.

Los países más afectados

En Europa meridional, tras tres olas de calor desde que empezó el verano, España ha visto ya mermado el volumen de agua en sus pantanos hasta alrededor de 40 % de su capacitad total y son varias las comunidades autónomas con restricciones al consumo del agua, no solo en la tórrida Andalucía.

También en Portugal, casi la mitad del territorio padece sequía extrema, y el actual año hidrológico es, hasta la fecha, el segundo más seco desde 1931.

En Italia, la ribera del Po sufre la peor sequía de los últimos setenta años y se acaba de aprobar el estado de emergencia en cinco regiones, con 36 millones de euros destinados sobre todo a los agricultores.

En Francia, el territorio metropolitano se encuentra oficialmente en estado de sequía, con 57 de los 96 departamentos del mismo en alerta roja y 32 en naranja.

Más al norte, en Alemania la sequía complica la navegación por el Rin, cuyo caudal es menor del habitual aunque sin llegar al mínimo histórico de 2018, por lo que los barcos son ahora de menor calado y la carga se ha reducido a 50% o 30% del volumen normal para transporte de materias primas como el carbón y los carburantes.

 

Tampoco el Reino Unido se libra de esta situación. Según la agencia meteorológica Met Office, el pasado mes fue el julio más seco en Inglaterra desde 1935. De hecho, en todos los meses este año, salvo febrero, ha llovido menos de la media.

Industrias golpeadas por la crisis de agua

La agricultura es una de las actividades más afectadas por la sequía, lo que pone a este sector de la economía europea en un escenario preocupante. La agricultura por riego se está extendiendo hacia países donde las condiciones del clima la hacían innecesaria o circunstancial.

La Unión Europea reconoce que “aunque las necesidades de riego son mayores en la región mediterránea, los países del norte y el este de Europa han tenido que tomar medidas de emergencia debido a los largos períodos de sequía en los últimos años, y los fondos agrícolas de la UE han proporcionado una red de seguridad en varios Estados miembros de la UE durante las sequías recientes. Incluso en regiones con un clima húmedo, el riego suplementario sirve como una herramienta para abordar los riesgos y limitaciones en la disponibilidad de recursos hídricos”.

"El calor es el efecto climático que más personas mata"

La eventualidad de regar más o regar donde antes no se regaba supone la necesidad de detraer recursos hídricos adicionales del medio natural, ya sean superficiales o subterráneos.

Restricciones y medidas ante la sequía

El cierre de duchas en playas, cortes de suministro de agua nocturno o la prohibición del riego de jardines y huertos y el lavado de coches son algunas de las medidas adoptadas en España.

 

Portugal ha tomado medidas frente a esta situación, entre las que está la petición al sector turístico del Algarve de que racione el uso de agua, especialmente en campos de golf y espacios verdes.

En el norte de Italia se han implantado medidas como el racionamiento de agua para regar campos, la prohibición de llenar piscinas y regar jardines privados y cortes de suministro nocturnos.

En amplias zonas de Francia hay restricciones al uso del agua para el riego o el lavado de coches y en departamentos como el alpino Alta Saboya, en alerta máxima, se utilizan camiones cisterna para proveer de agua potable.

En Polonia cientos de municipios tienen restricciones a ciertos usos del agua y su río más largo, el Vístula, se aproxima a niveles mínimos históricos de caudal, por lo que se han suspendido los "ferries" de pasajeros en la capital.

Con información de EFE

Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad