Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Bolsonaro, Boric y Petro: tres visiones distintas de América Latina en la ONU

Los tres presidentes, así como sus pares de Argentina, Bolivia, Perú y Paraguay coincidieron en reclamar negaciones para terminar la invasión de Rusia a Ucrania.
mié 21 septiembre 2022 01:11 PM
arte_Bolsonaro_Boric_Petro_ONU.jpg
Boric llamó a "pavimentar con más democracia y no con menos" el camino "para enfrentar los problemas" de las sociedades actuales.

La casi totalidad de los presidentes latinoamericanos que intervinieron este martes en la Asamblea General de la ONU reclamaron negociaciones para poner fin al conflicto provocado por la invasión rusa de Ucrania, que ha ahondado la crisis alimentaria mundial, disparó los precios de la energía y gatilló la inflación.

Desde el derechista presidente brasileño Jair Bolsonaro, o paraguayo Mario Abdo Benítez, a los izquierdistas Gustavo Petro (Colombia), Luis Alberto Arce (Bolivia) o el peruano Pedro Castillo reclamaron negociaciones para poner fin a un conflicto que está afectando al mundo entero y que como alertó el presidente francés Emmanuel Macron desde la misma tribuna, lo está "fracturando".

Publicidad

"Alto el fuego inmediato" y "diálogo" han sido algunos de los deseos y demandas más oídos en la tribuna de la ONU de la boca de los latinoamericanos y otros países del Sur, así como críticas a las sanciones impuestas por la comunidad internacional para doblegar la determinación del presidente ruso Vladimir Putin a someter a Ucrania bajo su férula.

"Estas medidas han dañado la recuperación económica y han amenazado los derechos humanos de las poblaciones vulnerables, incluidos en los países europeos", recordó Bolsonaro antes de advertir que la "estabilidad, la seguridad y la prosperidad del ser humano está en serio riesgo si el conflicto persiste o se propaga".

El canciller ucraniano, Dmytró Kuleba, no estuvo de acuerdo: "las sanciones no son la causa del problema" y se trata sobre todo, de que Putin "no se salga con la suya", dijo en un evento el lunes.

Debut de Petro y Boric

Ante la intención de Europa de que América Latina se sume a su cruzada contra Rusia, el mandatario colombiano, Gustavo Petro, pidió que "no nos presionen para alinearnos en los campos de la guerra (...) Que los pueblos eslavos hablen entre sí”.

El presidente colombiano denunció el fracaso de la guerra antidrogas y la destrucción de miles de vidas y de la selva amazónica por parte de la estrategia de persecución.

"Han aumentado los consumos mortales, de drogas suaves han pasado a las más duras, se ha producido un genocidio en mi continente y en mi país, han condenado a las cárceles a millones de personas", señaló el primer presidente de izquierda de Colombia, principal productor mundial de cocaína.

 

El mandatario enfatizó que la estrategia con la que desde hace cuatro décadas se intenta acabar con el lucrativo negocio solo deja cientos de miles de muertos en Norteamérica y prisiones hacinadas en el resto del continente.

"Si no corregimos el rumbo y esta (guerra) se prolonga otros 40 años, Estados Unidos verá morir de sobredosis a 2,800,000 jóvenes" y "morirán asesinados un millón de latinoamericanos más", sostuvo.

Desde su investidura, el 7 de agosto, Petro insiste en un enfoque hacia la prevención del consumo en las economías desarrolladas en lugar de la persecución de los cultivadores de la hoja de coca, la base de la cocaína, considerados el eslabón más débil de la cadena del narcotráfico.

En un discurso dirigido a los países consumidores, Petro llamó a "acabar con la irracional guerra contra las drogas".

Petro, al igual que su par chileno Gabriel Boric, participaba por primera vez en el foro diplomático mundial. El mandatario chileno de 36 años —el más joven en la cita— pidió realizar todas las acciones necesarias para "detener la injusta guerra de Rusia sobre Ucrania”.

Boric llamó a "pavimentar con más democracia y no con menos" el camino "para enfrentar los problemas" de las sociedades actuales.

"Me rebelo frente al abismo que algunos pretenden cavar ante la legítima diversidad de opiniones. Y desde Chile, declaramos nuestra voluntad de ser constructores de puentes ante esas brechas que nos impiden encontrarnos como sociedades diversas", dijo el mandatario.

 

También llamó a esforzarse por detener la violencia contra las mujeres y señaló la muerte de Mahsa Amini el pasado viernes "en manos de la Policía" en Irán.

Boric pidió "no naturalizar las permanentes violaciones a los derechos humanos contra el pueblo Palestino", para el que pidió un Estado propio, así como garantizar "el legítimo derecho de Israel a vivir dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas”.

Bolsonaro ofrece refugio a los sacerdotes expulsados de Nicaragua

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que el país está dispuesto a ”abrir sus puertas" a los religiosos católicos que "sufren persecución" por el régimen "dictatorial" del nicaragüense de Daniel Ortega.

"Brasil abre sus puertas para acoger a los padres y monjas católicos que han sufrido persecución del régimen dictatorial de Nicaragua", aseguró Bolsonaro en la tribuna de la ONU, en un discurso con tintes electorales en el que desgranó los logros obtenidos por su gobierno y en el que se declaró "defensor incondicional" de la libertad de expresión y del derecho religioso en su país.

Su gobierno, dijo, "ha trabajado para traer el derecho a la libertad de religión al centro de la agenda internacional de los derechos humanos", una garantía "esencial" de que "todos tienen derecho a profesar y practicar su orientación religiosa sin discriminación.

 

Brasil, que tradicionalmente es el primer país en hablar en la apertura de la Asamblea General que dio inicio este martes en Nueva York, "repudia la persecución religiosa en cualquier lugar del mundo”.

Tras pedir una reforma del sistema de la ONU, Bolsonaro dijo que el "80% de la Amazonía sigue intocada" pese a las noticias de la prensa internacional en sentido contrario.

Den diálogos de paz entre Rusia y Ucrania

Asimismo Bolsonaro pidió "un alto el fuego inmediato" en Ucrania y abogó por que se mantengan los "canales de diálogo" para resolver un conflicto que ya dura siete meses y cuyo impacto "nos sitúa a todos a contramano de los objetivos del desarrollo sostenible”.

El boliviano Arce pidió que el mundo entero sea una zona de paz, exigió la misma atención para otros conflictos como el palestino, que la comunidad internacional está dando a la invasión rusa.

"Siempre hemos pregonado la solución pacífica de cualquier controversia", señalo por su parte el argentino Alberto Fernández. "Es imperioso que cesen todas las hostilidades desatadas. Por ese motivo, necesitamos trabajar unidos para imponer el diálogo y recuperar la paz en la disputa iniciada con el avance militar de la Federación Rusa sobre el territorio de Ucrania".

A la opción del diálogo se suma el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ausente de esta cita, que el pasado 16 de septiembre propuso la creación de un comité para el diálogo y la paz integrado por el primer ministro de India, Narendra Modi, el papa Francisco y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

La misión pacífica debería según el mexicano buscar un cese inmediato del fuego y el inicio de pláticas directas entre los presidentes de Ucrania Volodímir Zelenski, que se dirigirá excepcionalmente por vídeo a esta cita mundial este miércoles, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, otro de los ausentes del cónclave al igual que el chino Xi Jingping.

El mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, que ha logrado mantener relaciones con Moscú y Kiev, también abogó por negociar una "salida digna".

"Juntos, debemos encontrar una solución diplomática razonable que ofrecerá a las dos partes una salida digna de la crisis", dijo.

Con información de AFP

Publicidad
Publicidad