Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué necesita Lula para ganar en Brasil? Estas son cuatro claves

El expresidente obtuvo una ventaja muy ajustada ante Jair Bolsonaro en la primera vuelta electoral, por lo que necesita tender hacia el centro si quiere asegurar la victoria.
mié 05 octubre 2022 04:34 PM
El expresidente de Brasil y actual candidato a la presidencia, Luiz Inácio Lula Da Silva, da un discurso.
Lula debe corregir algunos de sus desaciertos de la campaña de la primera vuelta.

Un resultado apretado y menos de un mes para hacer ajustes: una victoria de Lula en el balotaje ante Jair Bolsonaro dependerá de los puentes que tienda al centro, de conquistar a quienes se abstuvieron y de no descuidar su "conexión emocional" con las clases populares, coinciden analistas.

El expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, de 76 años, se impuso con el 48% de votos al mandatario ultraderechista, con 43%, pero se quedó lejos de una victoria holgada como preveían los sondeos.

Publicidad

A partir de este miércoles el líder del Partido de los Trabajadores (PT) tiene 27 días para alcanzar su tercer mandato.

"Se trata menos de conversar entre nosotros y más con el elector", instruyó Lula tras una reunión con su equipo político el lunes en Sao Paulo. "Con aquellos que al parecer no nos quieren, no quieren nuestros partidos".

"'Lulinha paz y amor' está listo para conversar con todo el mundo", dijo aludiendo al mote que acuñó para si mismo.

Y no le queda otra.

Lula adelantó que trabajará para conformar un "bloque de demócratas" a fin de combatir a Bolsonaro en el balotaje del 30 de octubre, aunque su campaña por aunar apoyos más allá de la izquierda empezó hace meses, cuando eligió a su compañero de fórmula, el centro-derechista Geraldo Alckmin.

En el camino ha recibido además apoyos de economistas y juristas del ala considerada moderada.

Nuevos aliados: Simone y Ciro

Lo "primero y fundamental" para Lula es "no perder los votos que tiene", 57.2 millones en la primera vuelta, explica a la AFP Leandro Gabiati, director de la consultora Dominium.

"Hay electores que no necesariamente son de izquierda y votaron por Lula al verlo como el candidato antibolsonaro", pero "si Bolsonaro mejora el discurso eventualmente puede reducir su rechazo" y "transformar ese voto" a su favor, agrega.

Lo segundo: buscar revertir la abstención récord de 20.95%, equivalente a 32.7 millones de votos, y conquistar la mayor parte de los 8.5 millones de sufragios que sumaron la senadora Simone Tebet, tercera en el escrutinio (4%), y Ciro Gomes (3%).

 

"Va a tener que hacer gestos, ceder" porque Bolsonaro también buscará "seducir" a esos votantes, señala Gabiati.

Gomes, que concurrió con un duro discurso antilulista, dio su apoyo este martes a Lula, en línea con su partido, pero a regañadientes.
"Es la última salida", expresó en un video en redes sociales este veterano político de 64 años, que formó parte del gabinete de Lula entre 2003 y 2006.

El “centrao"

Tebet es senadora por el centrista Movimiento Democrático Brasileño (MDB) y el centro es clave para gobernar en Brasil.

El MDB se amolda con facilidad a quien esté en el poder. Ya gobernó con el PT hasta que le dio la espalda en 2016 e impulsó el juicio político que provocó la caída de Dilma Rousseff, sucesora de Lula (2003-2010).

"Tomen ya la decisión porque la mía ya está tomada", presionó Tebet a la dirigencia del partido, que está fracturada y tiene un ala bolsonarista fuerte.

Aunque Tebet no lo reveló por ahora, analistas coinciden en que también apoyará a Lula y que podría incluso integrar su gabinete.

Mayra Goulart, profesora de Ciencia Política en la Universidad Federal de Rio, estima que Tebet, católica y opuesta al aborto, puede atraer "mujeres conservadoras" sensibles a cuestiones sociales, estima.

La economía

Una de las claves para concretar estos apoyos de fracciones más conservadoras estará en la disposición de Lula de tener una propuesta económica "maleable", considera Arthur Ituassu, profesor de Comunicación Política de la Universidad Católica de Rio.

 

Y seguramente tendrá que negociar su plan, que incluye políticas de izquierda como más inversión social y redistribución de la carga tributaria.

"Eso va a ser fundamental... será la forma de conquistar un centro volátil", insiste Ituassu.

Los mercados además han manifestado su preferencia hacia Bolsonaro y sus políticas liberales.

Conexión

Finalmente, el izquierdista podría corregir algunos de sus desaciertos de la campaña de la primera vuelta.

Por ejemplo, según Paulo Calmon, politólogo de la Universidad de Brasilia, Lula se concentró "solo en logros de mandatos anteriores", sin propuestas o "planes para el futuro".

La sombra de los escándalos de corrupción cuando gobernó la izquierda también pesó.

Pero Goulart insiste en que más que recitar propuestas, lo más importante es la "conexión emocional con las clases populares", base de su electorado.

Y "conseguir una imagen de estabilidad, tranquilidad", que haga soñar con la perspectiva "de una vida mejor".

Publicidad
Publicidad