Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Unión Europea alcanza un acuerdo migratorio: esto sabemos

Después de tres años de parálisis en las negociaciones sobre el tema, los países miembros del bloque lograron un avance para reformar el Pacto de Migración y Asilo.
vie 06 octubre 2023 07:25 AM
Esta fotografía aérea tomada el 14 de septiembre de 2023 muestra a los migrantes reuniéndose fuera del centro operativo llamado "Hotspot" en la isla italiana de Lampedusa.
En la isla italiana de Lampedusa ha aumentado la inmigración irregular este año, lo que supone un quebradero de cabeza político para la primera ministra, Giorgia Meloni.

Los países de la Unión Europea (UE) alcanzaron este miércoles un acuerdo fundamental para avanzar en la reforma del Pacto de Migración y Asilo, después de tres años de parálisis en las negociaciones sobre el tema.

Reunidos en Bruselas, los representantes permanentes de los países de la UE alcanzaron un acuerdo que superó las reservas de Alemania y Italia.

Publicidad

El acuerdo fue anunciado en la red X, antes Twitter, por la presidencia del Consejo de la UE, que este semestre es ejercido por España.

El ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, apuntó en una nota que el acuerdo es "un enorme paso adelante en un asunto esencial para el futuro de la UE”.

"Ahora estamos en mejores condiciones para alcanzar un acuerdo sobre todo el pacto de asilo y migración con el Parlamento Europeo antes del fin de este semestre", apuntó.

¿En qué consiste el acuerdo?

La reforma del Pacto Migratorio busca organizar una respuesta colectiva a la llegada de un elevado número de migrantes a un país de la UE, como ocurrió durante la crisis de refugiados sirios de 2015 y 2016.

El bloque endureció sus leyes de asilo y sus fronteras exteriores después de que más de un millón de personas —en su mayoría refugiados que huían de la guerra en Siria— llegaran a sus costas a través del Mediterráneo en 2015.

La retórica antiinmigración aumentó, incluso cuando el número total de llegadas comenzó a reducirse considerablemente después de ese año. La semana pasada, el máximo responsable de migración del bloque situó la inmigración irregular en la UE en 250,000 personas en lo que va de año. Los datos de la ONU indican menos de 195,500 llegadas.

El nuevo acuerdo se propone ampliar la duración de la detención de inmigrantes en las fronteras exteriores del bloque, pero hacer que los países menos afectados contribuyan, ya sea recibiendo migrantes o cubriendo costos.

Publicidad

Con el acuerdo alcanzado en Bruselas por los representantes permanentes de los países del bloque, la cuestión podrá ser elevada a la cumbre europea prevista para el viernes en Granada, España.

El texto, finalmente, deberá ser negociado con los legisladores del Parlamento Europeo.

También en X, la titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, saludó la "excelente noticia del acuerdo político sobre la regulación de crisis”.

El jefe del gobierno de Alemania, Olaf Scholz, destacó en la misma red social que el acuerdo es un "histórico punto de inflexión" para el bloque.

La reforma del pacto migratorio, añadió, será "efectiva en limitar la migración irregular en Europa y proporcionar alivio duradero a países como Alemania”.

La primera ministra italiana Giorgia Meloni afirmó por su parte que "la posición italiana ganó".

Una fuente gubernamental alemana se congratuló de que su país obtuviera que "las intervenciones de los rescatistas en el mar no puedan ser utilizados como pretexto para activar el reglamento de crisis”.

A su vez, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, apuntó que "avanzamos para lograr una política migratoria común, responsable y solidaria".

La ministra sueca de Migración, Maria Malmer Stenergard, dijo sentirse "muy feliz" porque lo acordado en Bruselas "es una pieza muy importante del rompecabezas del pacto de Migración y Asilo".

Publicidad

España pide solidaridad

En los días previos a las conversaciones, España, Italia y Alemania han expresado su preocupación por el aumento de las llegadas, mientras que los países del este de la UE dijeron que estaban reforzando sus fronteras para frenar la inmigración irregular.

"No puede ser que el sur de España y las islas Canarias y Baleares hagan frente y asuman todo este fenómeno de inmigración irregular sin la solidaridad", dijo el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez a los periodistas.

Las llegadas por mar a España desde Senegal y otros países africanos se han incrementado en un quinto en lo que va de año en comparación con 2022, con más de 3,500 llegadas a las Islas Canarias el mes pasado en un contexto de clima más suave y mares más tranquilos, según las estadísticas oficiales.

En la isla italiana de Lampedusa también ha aumentado la inmigración irregular este año, lo que supone un quebradero de cabeza político para la primera ministra, Giorgia Meloni, que llegó al poder en 2022 con la promesa de reducir las llegadas.

Fernando Clavijo, presidente regional de las Islas Canarias y crítico del mandatario español, rechazó las nuevas políticas migratorias del bloque en un acto celebrado el jueves en Madrid, calificándolas de humo y criticando que la atención se debe a que están en campaña electoral.

Haciendo alusión a Alemania, que introdujo controles fronterizos para hacer frente al aumento de la inmigración irregular procedente de los vecinos de la UE, y a Polonia, que se niega a acoger a solicitantes de asilo de Oriente Medio o África para ayudar a países como España.

Pactos con países fuera del bloque

La UE llegó a un acuerdo con Turquía en 2016 y, más recientemente, con Túnez, ofreciéndoles dinero y otras ayudas a cambio de que sus gobiernos mantuvieran un control más estricto de las salidas hacia Europa desde su territorio.

El presidente tunecino, Kais Saied, rechazó esta semana la oferta de la UE de enviar solo 127 millones de euros (133.5 millones de dólares) como primer tramo de los 1,000 millones prometidos.

Altos cargos de la UE dijeron que Saied estaba regateando para conseguir más dinero ante la aguda crisis económica en Túnez, que también está inmerso en negociaciones con el Fondo Monetario Internacional sobre un préstamo de 1,900 millones de dólares para evitar el riesgo de impago.

Algunos miembros de la UE criticaron el acuerdo con Túnez por no hacer lo suficiente para hacer frente a los abusos de los derechos humanos en ese país, pero Meloni afirmó que el bloque debía buscar más pactos de este tipo con países norteafricanos.

Tanto ella como Sánchez se enfrentan a las críticas de sus partidos opositores en sus países por la gestión que han hecho de la inmigración, y la dura retórica se intensifica antes de las elecciones al Parlamento Europeo de junio próximo en toda la UE.

¿Qué países se han mostrado en contra?

Austria, Eslovaquia y República Checa se abstuvieron durante la votación, mientras que Polonia y Hungría se opusieron.

El gobierno polaco anunció este jueves que vetará la reforma migratoria y denunció un "dictado de Bruselas y de Berlín" a 10 días de las elecciones legislativas en el país.

"¿Por qué tendríamos que someternos al dictado de Bruselas y Berlín?", se preguntó el jefe del gobierno nacionalista y populista de Polonia, el primer ministro Mateusz Morawiecki, antes de la cumbre.

"Voy a vetarlo con firmeza", repitió varias veces durante una declaración conjunta con el presidente Andrzej Duda.

Para aprobarse, el texto debe ser votado por mayoría cualificada, por lo que ni Polonia ni Hungría pueden vetar la reforma.

Una vez que los distintos textos de la reforma se adopten de forma definitiva (tras las negociaciones con el Parlamento), las reglas se impondrán a todos los Estados miembros, incluso los que votaron en contra.

Los países que no apliquen la ley pueden ser sometidos a procedimientos de infracción.

Con información de AFP y Reuters

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad