Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Wall Street está fuera de la atmósfera, ¿qué pasa si regresa?

Creemos que 2017 y 2018 marcarán el cambio de humor que nos debe la Bolsa de EU, por lo tanto extrema cautela es sugerida dentro de tamaña euforia, opina Roberto Ruarte.
Caída
Caída Los procesos de pico o de techo en la Bolsa son procesos largos, subiendo escalones cada vez con mas dificultad. (Foto: Champ008/Shutterstock / Champ008)

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Existe una cierta discusión entre operadores notables como Buffet, Soros, Marc Faber, Jim Rogers, por citar algunos, sobre si la actual coyuntura de la Bolsa de Estados Unidos es una burbuja o no, y más importante aún, si estamos cerca a la explosión de la misma.

De estos célebres operadores, Buffet sostiene que mientras se mantenga este nivel de tasas, las acciones no están caras y que el bull market que viene desde marzo del 2009 en Dow y SP500 y desde noviembre del 2008, puede sostenerse aún mucho más tiempo.

Los otros analistas discrepan y consideran que estamos en presencia de una burbuja. Es difícil reconocer a una burbuja, pero lo que es más difícil es precisar el momento exacto que la misma se va a romper. Nos imaginamos que estos célebres analistas no se ponen de acuerdo del primer punto, suponemos que precisar el punto exacto del pico o techo del mercado de Estados Unidos y el cambio de tendencia es una tarea mucho más difícil.

Si uno debe tomar partido por estas celebridades dignas de admiración, que mezclan mucho más aciertos que yerros en sus pronósticos e inversiones, en nuestro caso estamos del lado de los que piensan que es una burbuja la que estamos viendo y que está próxima a explotar y que entre lo que queda el 2017 y el 2018 podríamos ver una caída similar o superior a la registrada en el 2008.

Creemos que el ciclo de 8 años de subida del Dow y del SP500 sin una corrección mayor al 20% (lo que define a un mercado bajista) debe acabar en el corto plazo, y la subida porcentual, que es la segunda más importante de la historia desde 666 en el SP500 de marzo de 2009 a los actuales 2,580 puntos con picos de 2,588 puntos, está próxima a acabar.

Publicidad

Usted, estimado lector, dirá con razón que la esperábamos para 2016 y no vino; para 2017 tampoco han llegado los tres índices en nuevos máximos históricos, sería un buen ejercicio ver la película The big short en donde uno de los protagonistas que pronosticó la gran caída del 2008 tuvo que esperar más de dos años para que se materializara.

Los procesos de pico o de techo en la Bolsa son procesos largos, subiendo escalones cada vez con mas dificultad haciendo máximos históricos hasta que se satura el mercado de compradores y el mercado hace el cambio, el techo de toda la subida y el comienzo de un mercado bajista, en este caso el primero en ocho años desde el año 2009.

El 2016 fue un año Fibonacci, marcado por la relación más reciente de los cambios de humores; mostró el piso de Brasil, Perú y muchos emergentes, el techo de los bonos de Estados unidos, piso en el petróleo y en el oro; el cambio de humor en 2017 para el peso mexicano, pero dejó postergado el cambio de humor a la Bolsa de EU que al día de hoy se muestra rozagante como el primer día del bull market que empezó allá lejos en marzo de 2009 y que ya lleva cerca del 290% de subida en el SP500.

OPINIÓN: Un descanso del dólar contra el peso que puede ser transitorio

Los mercados suelen ser engañosos, se llenan de noticias buenas que nos hacen poner eufóricos en los techos y en los pisos de noticias muy malas; en 2008 y 2009, que en soledad hablábamos en 700 de SP500 y 7000 de Dow de un gran bull market de al menos 5 años, abundaban titulares de crisis, caos, colapso del sistema financiero, caída del capitalismo, allí en medio de esas malas noticias emergió la oportunidad.

No nos sorprende que ahora estemos en las antípodas en 23,450 de Dow y 2,480 de SP500, todos hablando de la nube de Amazon, de los drones y nuevos descubrimientos de Google, de proyectos futuristas de Apple, Tesla, viajes a Marte, conquistas del espacio, son todos síntomas de confianza y optimismo hacia el futuro, luego que el mercado subió 300% y las acciones nombradas muchísimo más.

Publicidad

En el mercado financiero se piensa linealmente , más sube más creen que sube, más baja más creen que baja; cuando los mercados demuestran en la historia ser cíclicos y ciclotímicos, Wall Street se desplomó 95% de 1929 a 1932 y demoró 26 años en recuperar su valor; se cayó desde 1966 a 1974 y demoró 17 años en recuperar su valor, sufrió un descenso histórico en tres días en 1987 (40%) y le tomó cinco años recuperarse, colapsó desde el pico del 2000 de la tecnología y demoró 16 años en recuperar su valor.

Creemos que 2017 y 2018 marcarán el cambio de humor que nos debe la Bolsa de EU, por lo tanto extrema cautela es sugerida dentro de tamaña euforia, porque la Bolsa recuerde sube por la escalera y baja por el ascensor.

Y explicando el título de la nota, cuando un objeto supera la atmósfera puede sostenerse un tiempo arriba, pero tarde o temprano regresará y cuando ello ocurra se producirá lo inevitable la destrucción por temperatura al entrar nuevamente y la caída por el efecto de gravedad de la Tierra, algo así puede estar por suceder con la Bolsa de EU, con los valores de las acciones cayendo rápidamente como ya ocurriera en 2008, 2002, 1987, 1982, 1974 en Wall Street.

Veremos si el mercado resiste este y el próximo año, y si Trump sobrevive a la maldición republicana que fueron testigos de todos los crash, Hoover (1929 a 1932), Nixon (1973-1974), Reagan (1987), Bush (2002 y 2008). El tiempo lo dirá.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad