Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Los comentarios de Bannon tienen un elemento de revancha contra Kushner

El antiguo jefe de estrategia del Donald Trump está insinuando que cuando Robert Mueller descubra delitos financieros, Kushner y Donald hijo estarán en graves problemas jurídicos, opina Errol Louis.

Nota del editor: Errol Louis es conductor de Inside City Hall, un programa político del canal de noticias neoyorquino NY1. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Los comentarios explosivos que se atribuyen al antiguo jefe de estrategia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, —y la virulenta respuesta de Trump— reflejan y perpetúan un grado de caos y pugnas internas que podría hacer naufragar a la presidencia.

OPINIÓN: Nada afecta más a Trump que lo que la gente dice de él

El miércoles 3 de enero, Trump arremetió contra Steve Bannon y dijo: "Cuando lo despidieron, no solo perdió el empleo, también la cabeza", luego de que el periódico The Guardian publicara un artículo sobre los comentarios cáusticos del director de Breitbart News —detallados en el nuevo libro de Michael Wolff— sobre una reunión que se llevó a cabo en la torre Trump durante la campaña presidencial.

Publicidad

Pero más importante que los insultos y las acusaciones que ambos hombres se han dirigido es que Bannon reconoce (lógica y fríamente, como se refleja en los comentarios que le hizo a Wolff) que es probable que los fiscales estén armando un caso basado en las presuntas infracciones financieras de los personajes de más alto nivel relacionados con Trump.

Gran parte de los análisis políticos se centrarán en las palabras desdeñosas de Bannon sobre Paul Manafort, Donald Trump hijo y Jared Kushner, los funcionarios de la campaña de Trump que participaron en ( y ocultaron ) una reunión fatídica en junio de 2016 en la que participó, entre otros, Natalia Veselnitskaya, una abogada rusa con lazos con el Kremlin.

nullSe dice que Bannon le contó desdeñosamente a Wolff que "los tres más altos funcionarios de la campaña pensaron que era buena idea reunirse con un gobierno extranjero en la torre Trump, en la sala de conferencias del piso 25… sin abogados. No llevaban abogados. Aunque pensaras que esto no era traición o antipatriótico o malo —y yo creo que es todo eso—, deberías haber llamado de inmediato al FBI".

Es claro que los comentarios de Bannon (decir que la reunión era "traición" o "antipatriótica") contienen un elemento de revancha contra el yerno de Trump, Jared Kushner. Ambos chocaron en los primeros meses de la presidencia y sus pleitos llamaron la atención de los analistas de la prensa de Washington mientras Bannon estuvo en la Casa Blanca e incluso después de su renuncia .

Publicidad

Pero más allá del bien conocido desdén que Bannon siente por Kushner, hay una predicción funesta sobre los peligros jurídicos a los que Trump se enfrenta. Se dice que Bannon dijo : "puedes darte cuenta de a dónde va esto. Esto se trata de lavado de dinero. Mueller eligió primero a [el fiscal en jefe Andrew] Weissman, quien es especialista en lavado de dinero. Su vía a Trump pasa directamente por Paul Manafort, Don hijo y Jared Kushner… Es tan claro como el agua".

OPINIÓN: El declive de Bannon y el auge de Kushner en la Casa Blanca

Y es cierto. En la orden del Departamento de Justicia de Estados Unidos en la que se designa como fiscal especial al exdirector del FBI, Robert Mueller, se le concede la facultad de investigar la posible interferencia de Rusia en las elecciones de 2016, pero su terminología es tan amplia que permite que Mueller persiga cualquier delito que se descubra en la investigación.

Esa frase específica ("El fiscal especial está autorizado a perseguir los delitos federales que surjan de la investigación de estos asuntos") es la razón por la que Manafort está acusado de 12 delitos , entre ellos conspiración, lavado de dinero, falsedad de declaraciones y ocultamiento de su condición de agente de un gobierno extranjero.

Publicidad

Los partidarios de Trump suelen aprovecharse de que en las acusaciones contra Manafort no se establece una conexión directa con la interferencia rusa en las elecciones de 2016. El mismo Trump repitió 16 veces, en una entrevista reciente, que las pruebas que se han dado a conocer hasta ahora "no demuestran colusión" entre su equipo de campaña y Rusia.

OPINIÓN: Kushner seguirá en el círculo de Trump porque nunca le ha sido desleal

No obstante, Bannon, un antiguo banquero, está insinuando que cuando Mueller descubra los delitos financieros, Kushner y Donald hijo estarán en graves problemas jurídicos.

Se dice que Bannon explica en el libro de Wolff que la ruta que el fiscal especial está siguiendo para tratar de atrapar a Trump "pasa directamente por el Deutsche Bank y toda la ***rda de Kushner. La ***rda de Kushner es muy turbia. Van a pasar directamente por allí. Van a acabar con estos dos y los van aprovechar".

Publicidad

Eso suena a una clara referencia a la red enmarañada de negocios inmobiliarios turbios en los que han participado Kushner y Donald hijo. Parece que Bannon está diciendo que la amenaza de ir a juicio por las turbiedades financieras podría servir de presión para que Kushner y Don hijo cooperen con las investigaciones sobre Rusia.

OPINIÓN: Dejen de decir que el yerno de Trump es "ingenuo"

No está bien claro a qué cuestiones se refería Bannon, pero está claro que cree que a Trump hijo le esperan dificultades en manos del fiscal especial. Hizo una predicción a Wolff: "Van a quebrar a Don hijo como a un huevo en televisión nacional".

Es obvio que es probable que la franqueza notable e irreverente de Bannon sea pura palabrería. Novato en la política, desconcertó a todos al ayudar a Trump y luego echó a perder algo seguro cuando su candidato predilecto, Roy Moore, perdió las elecciones especiales al Senado que se celebraron hace poco en Alabama.

Publicidad

OPINIÓN: El yerno de Donald Trump podría jugar la carta de Nixon

Lo que está por verse es si la opinión de este cínico conocedor de los problemas jurídicos y políticos de la Casa Blanca es una descripción correcta de una presidencia bajo asedio. Se dice que Bannon dijo: "están sentados en la playa tratando de detener a un huracán categoría cinco".

Tal vez las cosas no resulten tan mal para la presidencia de Trump como Bannon predice. Pero si tiene la razón, por lo menos en la mitad de lo que dice, no será como un día en la playa.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad