OPINIÓN. Space X: El escape de Elon Musk a Marte y la teoría de la conspiración

Más allá de la grandeza del personaje y sus creaciones, vemos la desesperada carrera por encontrar una salida a los problemas que aquejan a la humanidad en este siglo, opina Javier Murillo.
Elon Musk  lleva muchos años trabajando para hacer de este un mejor planeta y asegurar la permanencia de la raza.  (Foto: Shutterstock)
Javier Murillo

Nota del editor: Javier Murillo Acuña es fundador y presidente del Consejo de Metrics. Síguelo en Twitter en @JavierMurillo y en LinkedIn. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — Elon Musk es uno de los máximos exponentes del Olimpo de internet versión 1.0, entre los que también se encuentran Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon, Larry Page y Serguéi Brin, creador y fundador de Google respectivamente, y Sean Parker, fundador de Napster, hoy de Facebook, entre otros.

Musk es un Tony Stark de la vida real, más geek, sin ser un player, o un showman, mucho menos se pone un traje para convertirse en superhéroe, aunque podría salvar a la humanidad, al menos ese parece ser su plan, ¿o no?

“Cuando estaba en la universidad quería involucrarme en cosas que cambiaran al mundo” dijo en una entrevista. Esa visión es la que lo separa del resto de los gurús tecnológicos que en su momento fueron auténticos mercenarios; estamos hablando de Steve Jobs y Bill Gates principalmente. Parece que la motivación de Elon Musk no es el dinero y se encuentra en una genuina cruzada para cambiar al mundo y la preservación a la humanidad, el dinero ha llegado como consecuencia de su poderosa visión que conecta perfectamente con la mentalidad millennial.

Lee: Este es el siguiente proyecto de Elon Musk

Comenzó su carrera de éxitos en 1999 vendiendo su primera empresa, Zip2, compañía que proporcionaba licencias de software de guías de ciudades en línea a los periódicos en 307 millones de dólares a AltaVista; en 2002 vendió PayPal a eBay en 1,500 millones de dólares, momento en el que se sale de los negocios de internet para concentrarse en la ingeniería espacial y energías renovables.

No olvidemos que eran momentos muy turbios para la nueva industria, en 2001 había explotado la burbuja de internet y el Nasdaq había caído estrepitosamente. En algún momento entre Zip2 y PayPal se dio su despertar a una nueva conciencia, la que lo pondría a la vanguardia y lo anticiparía más de dos décadas en el futuro.

Colonización de Marte

En 2001, Musk conceptualiza un proyecto llamado Mars Oasis con el fin de hacer crecer plantas en Marte y devolver el interés en la exploración espacial a la opinión pública; para 2002 funda Space X, que buscaba revolucionar la industria aeroespacial, la cual se encuentra en manos de los más conservadores contratistas de gobierno. La colonización de Marte estaba en marcha. En 2017 presenta al mundo un plan viable para colonizar Marte, pero lo más sorprendente del caso es que se candidatea para ser uno de los colonizadores, aún sabiendo que es un viaje sin regreso.

Energías Renovables

Preocupado por el calentamiento global y la subutilización de energías renovables, crea Tesla en 2003 con el fin de transformar la industria del transporte automatizado personal, público y de carga eléctricos.

En 2006 funda Solar City buscando exponenciar el uso de la energía solar, aprovechando los millones de metros cuadrados de espacio sin usar en los techos de las casas; para consolidar investigaciones Tesla adquiere Solar City, lo que permitió el desarrollo de una nueva generación de baterías. En 2017 presenta al mundo un trailer Tesla, lo que promete revolucionar la industria de logística.

Inteligencia Artificial

En lo que se refiere a inteligencia artificial, Elon Musk no se queda lejos. Su trabajo para advertir al mundo sobre el riesgo que representa la inteligencia artificial sin regulaciones para la humanidad, y sus mayores preocupaciones: el inminente reemplazo de la fuerza laboral humana por robots y el peligro de su uso militar.

El visionario lanzó en 2015 OpenAI, compañía que promueve el desarrollo de inteligencia artificial segura, y Neuralink, empresa que busca conectar el cerebro del individuo con la IA para mejorar y aumentar las capacidades humanas. Atrás quedaron las peleas mediáticas con Mark Zuckerberg, finalmente el “Team Musk” ganó el liderazgo de opinión.

Lee: Los dueños de Tesla y Facebook pelean por la inteligencia artificial

Es evidente que sus actos van a cambiar el mundo como lo conocemos. Más allá de la grandeza del personaje y sus creaciones, vemos la desesperada carrera por encontrar una salida a los problemas que aquejan a la humanidad en este siglo.

Elon Musk lleva muchos años trabajando para hacer de este un mejor planeta y asegurar la permanencia de la raza, pero si no lo logra, ya tiene su propia cápsula de escape interplanetaria para colonizar Marte. Habrá que prepararse para cuando salgan a la venta los boletos para subirse a esa nave.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Así funciona la primera escuela para alumnos transgénero en Chile
Te Recomendamos
×