Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: El dólar peso enfrenta su peor trimestre

Los compradores de pesos entusiasmados con la salida de un nuevo TLCAN y las tasas de interés en pesos altas se volcaron de forma masiva al peso mexicano, señala Roberto Ruarte.
dólar peso
Factor externo La subida de la tasa de préstamo afecta a la ecuación y muchos deciden vender los bonos en pesos. (Foto: agcuesta/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) - Desde esta columna y desde reportes técnicos hemos venido advirtiendo casi en soledad de la peligrosa combinación que se encontraba el peso mexicano en el primer trimestre de este año.

Lee: El peso toma un ligero respiro frente al dólar

Los compradores de pesos entusiasmados con la salida de un nuevo TLCAN y las tasas de interés en pesos altas se volcaron de forma masiva al peso mexicano, produciendo una apreciación importante en el primer trimestre.

Publicidad

Desde los máximos de 19.91 del segundo semestre del 2017, los especuladores lograron llevar al peso a un mínimo de 17.93 en abril de este año y se escuchaban muchos pronósticos de niveles de 17 y de 16.50 con la teórica aprobación del TLCAN.

Muchos observadores inclusive decían que todo lo malo del peso ya estaba descontado en los precios y hasta se llegó a pensar en que la victoria del candidato menos afín a los mercados también podría ya estar preciado en los niveles de 18 pesos.

nullLejos de este pensamiento hacíamos notar en el primer trimestre de este año que niveles de 18.60/18 eran niveles de acumulación de dólares por tres motivos importantes.

Primero

Publicidad

Era lo que llamamos dólar eleccionario . Independientemente de las encuestas, el dólar en el segundo trimestre del 2000, del 2006 y del 2012, los inversores se refugiaron en el billete estadounidense y el peso lo sufrió con una depreciación del 11 al 16%.

OPINIÓN: El dólar eleccionario se hace presente en México

En este caso el efecto se demoró, ya que el dólar encontró su piso en 17.93 en abril, pero en mayo las cotizaciones saltaron a un máximo de 19.70, para cotizar al escribir esta nota en 19.55 pesos por dólar, una gran pérdida en un margen pequeño de tiempo.

Publicidad

Segundo

Un factor externo, la situación de la tasa de interés y del dólar estadounidense en el mundo, la tasa de 10 años por primera vez se colocó arriba del 3% en este año, luego de alcanzar mínimos en el 2016 de 1.33 %. El encarecimiento del dinero que le prestan los inversores al gobierno estadounidense va en contra del denominado “carry trade”.

Lee: ¿Qué te alcanza con un dólar en estos 13 países?

Publicidad

El “carry trade” se denomina a la operación que muchos inversores intentan beneficiarse endeudándose en la moneda con la tasa más baja y colocándose en los bonos de la moneda con tasas más altas. En épocas de tranquilidad o apreciación del peso esto era un importante negocio, tasas del 2.5 en dólares contra 8% en algunos bonos en pesos era un negocio en tanto el peso se mantuviera firme.

La subida de la tasa de préstamo afecta a la ecuación y muchos deciden vender los bonos en pesos, comprar los dólares y hacer su ganancia o en algunos casos minimizando su pérdidas cuando la tendencia cambia.

Desde los pisos de 88.23 advertimos que el dólar index podría recuperar parte de lo perdido en la época de Donald Trump desde los máximos de 103.88. Este movimiento hoy es una realidad cotizando el dólar index en 92.60 y el euro en niveles de 1.1850 desde sus altos de 1.2550 del mes de febrero. Un dólar firme también afecta a las monedas emergentes lo han sufrido países como Rusia, Turquía, Argentina, Brasil y México no podía ser la excepción.

Lee: Las apuestas por una apreciación del peso bajan en Chicago

Publicidad

Estos factores de contexto externo de mercados fueron anticipados en esta columna y considerados características importantes para proyectar para junio de este año un dólar por arriba de los 20 pesos. Como siempre ocurre, parece que algunos observadores se han volteado a ver estos fenómenos eleccionarios, fortaleza del dólar en el mundo, y subida de tasas recién en el actual mes de mayo, una vez que el movimiento ya es evidente para la mayoría.

Tercero

Un factor estrictamente técnico, en este caso hacíamos notar que la subida del dólar desde los pisos de 17.43 a los techos de 19.91 en el segundo semestre del año pasado fue en clásico cinco movimientos, tres de subida y dos correctivos típicos de una nueva tendencia, y la caída desde 19.91 a 17.93 en tres movimientos, dos de bajada y uno intermedio de subida, típico de contratendencia de acuerdo a nuestro modelo elliott.

Publicidad

Esta estructura nos llevó a pensar siempre que la caída desde 19.91 era correctiva. Terminó en el 78.6 % de Fibonacci exacto y desde 17.93 ha empezado una nueva tendencia del dólar positiva para llevar los precios por definición arriba de 19.91 del segundo semestre. La igualdad de ondas nos lleva a 20.50 mientras que 1.618 veces nos lleva a la zona de 21.50/22 pesos.

OPINIÓN: ¿Qué sigue para el peso-dólar que tuvo un gran inicio de 2018?

Dentro de la cuestión técnica no es menor que en 18 pesos la composición de los especuladores y comerciales en Chicago indicaba que una subida del dólar podría estar a la vuelta de la esquina. Los especuladores son en la mayoría seguidores de tendencia y muchos con pensamiento lineal. El mercado sube, se montan en la tendencia y en espera que siga subiendo, a la inversa si la tendencia es bajista.

Los comerciales son exportadores e importadores que compran o venden dólares por necesidades de su actividad comercial, por lo tanto se quedan con la posición porque necesitan pagar dólares a futuro, los importadores o cobrar dólares a futuro los exportadores.

Publicidad

Con la asunción de Trump en 22 pesos había 65,000 especuladores cortos pesos, pensando lo peor venía mal el peso y proyectaban linealmente que le iría peor, los comerciales largos pesos en 70,000 contratos.

OPINIÓN: El dólar prepara una gran sorpresa

En niveles de 18 pesos se daba el panorama inverso: 108,000 especuladores largo pesos, apostando por más apreciación y 110,000 comerciales cortos pesos. En enero del 2017 la composición fue indicativo de que el dólar tenía todo lo malo en los precios, y en abril del 2018 el fenómeno inverso, todo lo bueno del peso ya estaba en los precios.

Todavía el mercado de Chicago al domingo pasado registraba 86,000 especuladores largos. Esto quiere decir que todavía hay mucho que desarmar de posición larga pesos y corto dólares, esto da soporte al dólar y juega en contra del peso. Creemos que 19.50/19.20 es fuerte soporte del dólar, que hay altas probabilidades de ir arriba de 19.91 y en junio las posibilidades son altas para que podamos ver valores por arriba de los 20 pesos. Como siempre el mercado entregará su veredicto.

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad