Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Así es como Trump deshumaniza a los latinos

La hostilidad contra los migrantes no es nada nuevo en Estados Unidos; lo que sí es nuevo es que un presidente moderno dirija al coro, señalan Carmen Perez y Rachel O'Leary Carmona.
Niño en la frontera
Niño en la frontera Según un reportaje del New York Times, desde octubre, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EU ha separado a 700 niños de sus padres o tutores en su intento de entrar a ese país por la frontera con México. (Foto: HERIKA MARTINEZ/AFP)

Nota del editor: Carmen Perez es directora ejecutiva de The Gathering for Justice, cofundadora de la Justice League de la ciudad de Nueva York y miembro del consejo directivo de la Marcha de las Mujeres. Síguela en Twitter como @msladyjustice1 . Rachel O'Leary Carmona es directora de operaciones de la Marcha de las Mujeres. Síguela en Twitter como @RachCarmona . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a las autoras.

(CNN) — El sábado 26 de mayo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó lo siguiente:

"Presionemos a los demócratas para que pongan fin a la horrible ley que separa a los niños de sus padres una vez que cruzan la frontera con Estados Unidos. ¡También deben terminar los programas "Catch and Release", "Lottery" [lotería de visas] y "Chain" [reunificación familiar] y DEBEMOS continuar con la construcción del MURO! LOS DEMÓCRATAS ESTÁN PROTEGIENDO A LOS BANDIDOS DE LA MS-13".

Publicidad

Lo irónico es que se refería a una práctica horrorosa que se está llevando a cabo en su presidencia y que refleja la profunda crisis moral del país. Según un reportaje que se publicó en el New York Times, desde octubre, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) ha separado a 700 niños de sus padres o tutores en su intento de entrar a Estados Unidos por la frontera suroeste con México. Entre estos niños había un pequeño de 18 meses , cuya madre se presentó ante las autoridades inmigratorias pidiendo asilo y contaba con el acta de nacimiento del niño.

OPINIÓN: Trump enviará tropas a la frontera a enfrentar a 200 niños

Hace unos días, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, hizo noticia porque ni siquiera intentó ocultar el desprecio que siente por estos niños cuando dijo: "se harán cargo de ellos… los pondrán en hogares sustitutos o lo que sea".

Unas semanas antes, el Departamento de Salud y Servicios Humanos reconoció que había perdido a casi 1,500 niños migrantes que había introducido al sistema de hogares sustitutos de Estados Unidos durante las presidencias de Obama y Trump.

Publicidad

Hace poco se reveló la existencia de una red de traficantes de personas que se hacían pasar por "padrinos " y que obligaban a los niños inmigrantes a vivir y a trabajar en condiciones desastrosas en granjas avícolas en Ohio.

nullA través de nuestro trabajo con la Marcha de las Mujeres, ambas hemos visto el poder de las mujeres para provocar cambios radicales. Ahora depende de nosotras contrarrestar las prácticas crueles y profundamente racistas de las que son objeto los inmigrantes latinos en nuestras fronteras, así como la discriminación racial , el acoso , el encarcelamiento y otras cosas peores de las que son objeto constante los hombres, mujeres y niños latinos que viven en este país.

Nelson Mandela señaló que "no puede haber revelación más precisa del alma de un país que la forma en la que trata a sus niños". Entonces, el alma de nuestro país está muy enferma.

OPINIÓN: No es lo mismo enviar tuits que enviar tropas a la frontera

Publicidad

Sin embargo, Coretta King también nos dio un consejo sabio sobre nuestro poder como mujeres para afrontarlo: "Mujeres, si queremos salvar el alma de nuestro país, creo que nosotras tenemos que volvernos su alma".

La hostilidad contra los migrantes no es nada nuevo en este país; lo que sí es nuevo es que un presidente moderno dirija al coro.

OPINIÓN: Sin la inmigración, la economía de Estados Unidos estaría en problemas

La deshumanización de las comunidades latinas ha sido la tarjeta de presentación de Trump desde los primeros minutos de su campaña presidencial, cuando dijo que los inmigrantes mexicanos son criminales y "violadores".

Publicidad

Trump ha estado intensificando la deshumanización en semanas recientes al usar la palabra "animales" en discursos y tuits en los que se refiere a personas afiliadas a la MS-13; hace unos días, se estrenó una página web de la Casa Blanca en la que se usa la palabra "animales" nada menos que 11 veces para referirse a ellos.

Lee: Trump llama 'animales' a algunos inmigrantes indocumentados

Recordemos que este es el mismo presidente que dijo que los supremacistas blancos de Charlottesville, Virginia, son "gente muy fina". Llega un momento en el que ya no puede considerarse situacional que el presidente de Estados Unidos use un lenguaje deshumanizador y lleno de odio y que esté dirigido únicamente a quienes insultó durante su campaña y los primeros días de su presidencia llamándolos "bad [malos] hombres".

Una persona sensata llegaría a la conclusión de que sus palabras y sus políticas reflejan un odio profundamente arraigado contra los latinos y otras comunidades marginadas.

Publicidad

Se recurre al miedo para justificar la discriminación racial y la violación de las garantías individuales de los estadounidenses. A finales de mayo, por ejemplo, un agente del ICE detuvo e interrogó a dos ciudadanas estadounidenses en Montana solo porque hablaban en español.

OPINIÓN: Los comentarios de Trump, afines a lo peor del pasado de Estados Unidos

Desde hace mucho, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos ha tenido la facultad de hacer detenciones y cateos arbitrarios y aleatorios en cualquier lugar a 160 kilómetros de una frontera , incluso fronteras marítimas. Esta facultad , basada en un reglamento que el Departamento de Justicia adoptó en 1953, deja la puerta abierta a abusos potenciales en la situación actual.

Piensen que la mayoría de la población de Estados Unidos vive dentro de esta "zona libre de Constitución", que incluye ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Filadelfia y los estados de Michigan y Florida.

Publicidad

nullLos agentes migratorios pueden entrar en una propiedad privada, instalar retenes permanentes en las carreteras y detener a personas si sospechan que se está cometiendo una violación a las leyes sobre inmigración. Lo importante es que usan la raza o la etnia como "sospecha razonable". Las mujeres de Montana estaban comprando huevos y leche en una tienda, en donde el agente de la Patrulla Fronteriza las detuvo entre 35 y 45 minutos. Les dijo: "Esto tiene que ver con que están hablando español en una tienda, en un estado predominantemente angloparlante".

Este trato a los latinos (y a otras minorías) debe parar. Depende de nosotras las mujeres canalizar la energía y el activismo de nuestro movimiento hacia la organización electoral local, a contrarrestar la supresión del voto y a respaldar a las mujeres y a las personas de color que protegen activamente a nuestra comunidad. Como hay tanto en juego, no tenemos más opción que organizarnos y generar triunfos concretos en 2018.

OPINIÓN: ¿Qué hay detrás de la angustia de Trump por la inmigración?

Nos "volvemos el alma" cuando nos identificamos con las penurias que otras mujeres pasan para protegerse y proteger a los vulnerables. Marchamos justamente porque creemos que ninguna mujer será libre hasta que todas sean libres. No podemos quedarnos sin hacer nada mientras la gente arranca a los niños de sus padres para tal vez nunca volverlos a ver. No podemos quedarnos sin hacer nada mientras se trafica a niños extraídos del sistema de hogares sustitutos.

Publicidad

El racismo y el nacionalismo blanco que han surgido —y que definen, de hecho— a la presidencia de Trump existen en todas partes. Pero también nosotras existimos. Las mujeres debemos desafiarlos en donde quiera que existan, ya sea en el nivel más alto del poder o en la toma de decisiones y las políticas locales.

Lee: ¿De qué huyen los migrantes que cruzan hacia Estados Unidos?

Sophie Cruz, de seis años, subió al escenario en la Marcha de las Mujeres en Washington en 2017. Sus padres estaban de pie detrás de ella, orgullosos, mientras daba un mensaje de esperanza para los días sombríos que se avecinaban.

"Estamos aquí juntos, haciendo una cadena de amor para proteger a nuestra familia. Luchemos con amor, con fe y con valentía para que nuestras familias no queden destruidas", dijo. Aferrémonos a esas sabias palabras de amor mientras nos resistimos a las fuerzas de la violencia y el odio.

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad