Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

T-MEC / header especial

OPINIÓN: Una guerra perdida cuyas consecuencias pagan los consumidores

El gobierno mexicano está entregándose fácilmente a Donald Trump en su deseo de operar una salida estratégica del TLCAN, opina Iván Franco.
mar 05 junio 2018 10:52 AM
carne de cerdo congelada
Impuesto a la carne de cerdo congelada Los principales importadores mexicanos de carne de cerdo son los grandes consorcios de embutidos. (Foto: agnormark/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Iván Franco es fundador y director de la consultora de inteligencia competitiva Triplethree International. Síguelo en su cuenta de Twitter @IvanFranco555 .Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Escoge tus batallas con sabiduría, dijo hace siglos el estratega militar Sun Tzu.

Lee: Desde manzanas hasta whisky, así castigará México a Estados Unidos

El gobierno mexicano respondió a Estados Unidos imponiendo aranceles a una serie de productos de consumo que México importa de aquel país.

Me parece irresponsable la medida del gobierno mexicano. Más que demostrar firmeza, reciprocidad de fuerza y músculo, la respuesta mexicana afecta al ambiente de confianza de nuestro país, la cual ya se encuentra demasiado afectada.

nullEl tipo de cambio nuevamente rebasó la barrera de los 20 pesos por dólar, y el clima de incertidumbre puede ir escalando conforme avance el tiempo.

Publicidad

OPINIÓN: Guerra comercial, ¿mezquindad o estrategia?

El gobierno mexicano está entregándose fácilmente a Donald Trump en su deseo de operar una salida estratégica del TLCAN. Combatiendo al fuego con más fuego y dejando ver al público que el proceso de renegociación comercial está completamente fuera de las manos del gobierno mexicano.

Donald Trump tiene la sartén por el mango, puesto que él desea una guerra comercial y la está encontrando en un gobierno debilitado y que está, literalmente, de espaldas haciendo sus maletas.

OPINIÓN: La loca guerra comercial de Trump

Los meses de renegociación sirvieron de muy poco, puesto que ahora, es imposible que ambos gobiernos encuentren una salida conciliadora y que obtengamos una renegociación satisfactoria del TLCAN. Algo que desde el inicio se veía improbable, dada la fuerza de negociación con la que cuenta Estados Unidos y los deseos personales de su presidente.

En términos del tiempo, el gobierno mexicano muestra un sentido de irresponsabilidad y de falta de sensibilidad política, ya que, dentro de un mes, México estará eligiendo a un nuevo gobierno, que seguramente será de un corte antagónico al actual.

OPINIÓN: Algo mejor que los aranceles para mejorar el panorama de EU

La obligación estratégica del gobierno saliente es, simplemente, manejar el tiempo y mostrar mayor inteligencia en las respuestas y en las negociaciones con el gobierno estadounidense. Pero parece que ya nos enganchamos en una guerra perdida y cuyas consecuencias pagan los consumidores.

Llama la atención uno de los aranceles que impuso el gobierno mexicano a Estados Unidos como represalia.

nullMe refiero al impuesto a la carne de cerdo congelada. La carne de cerdo que México importa desde Estados Unidos es de menor calidad a la carne nacional y representa una competencia dispareja para los productores nacionales por razones de precio.

Las importaciones de paletas de cerdo representan un 43% de la producción total nacional de carne de cerdo en pie. Es decir, dado que somos un importador de carne de mediana calidad, parecería que este arancel beneficia a los productores locales.

OPINIÓN: Una guerra comercial innecesaria y peligrosa

Pero no es así, porque sabemos que los principales importadores mexicanos de carne de cerdo son los grandes consorcios de embutidos. Por ello, pueden esperarse incrementos de precios a los embutidos que consumimos en México. Las grandes empresas no van a sustituir la carne importada con la carne local.

Por esta razón es la insistencia en que las guerras comerciales conllevan pérdidas para los consumidores.

Parece ser que el gobierno mexicano y los negociadores sectoriales están segados y no entienden que Estados Unidos se encuentra en una mejor posición negociadora.

OPINIÓN: 3 cosas a considerarse por los aranceles de Estados Unidos a México

Por lo pronto, podemos esperar presiones inflacionarias para productos de consumo básico, como la manzana, los embutidos y materiales para la construcción, entre otros. Y, por supuesto, mayor incertidumbre en el ambiente económico de nuestro país.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad