Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: El régimen de Kim es brutal, pero racional

Corea del Norte es capaz de ser más hábil que el presidente de Estados Unidos, particularmente si está demasiado ávido de hacer un trato, opina Fareed Zakaria.
lun 11 junio 2018 12:52 PM

Nota del editor: Fareed Zakaria conduce el programa Fareed Zakaria GPS de CNN. Este artículo es una adaptación de la conclusión del programa The Two Faces of Kim Jong Un, que se transmitió en Estados Unidos el 10 de junio por CNN. Síguelo en Twitter como @FareedZakaria . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — El mundo estará a la expectativa cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúna con Kim Jong Un esta semana en Singapur. Dos personalidades volubles, una historia de tensión geopolítica, armas nucleares… ¿Qué podría salir mal?

De hecho, la cumbre tiene una ventaja, sin importar el resultado. Cuando ambas partes se reúnan para hablar, probablemente se acabe con la noción de que Corea del Norte es un país loco.

OPINIÓN: ¿Trump le dará permiso a Corea del Norte de tener armas?

Algunos de los errores más graves del gobierno estadounidense han sido tratar a los países o a los gobiernos como si fueran inalcanzables, fanáticos o lunáticos. Durante años se pensó que Corea del Norte es impredecible, irracional y, por ende, imposible de disuadir. Después de todo, solo había que ver los rituales extraños y los peinados locos de sus líderes.

De hecho, como he señalado en otras ocasiones , el régimen norcoreano ha sido racional, estratégico y exitoso en su objetivo esencial: la supervivencia. Ha mantenido su forma básica de gobierno desde hace 70 años y ha prevalecido pese a la caída de la Unión Soviética y de su imperio, de la Primavera Árabe y de la caída de otros dictadores asiáticos en Corea del Sur, Taiwán e Indonesia. ¿Cuántas dinastías han podido transmitir el poder del padre al hijo y del hijo al nieto?

Publicidad

OPINIÓN: El negociador de Corea del Norte no es un tipo muy amable

Corea del Norte persiste porque es represor, pero muchos otros regímenes también fueron muy severos, como Rumania, Iraq y Libia. La familia Kim también domina el arte de sobrevivir.

nullMiren el mundo desde la perspectiva de Kim Jong Un. Para cuando llegó al poder, el régimen había perdido a su principal mecenas, la Unión Soviética. Su aliado más cercano, China, con quien peleó la Guerra de Corea, ahora lo considera una molestia y suele votar a favor de sancionarlo en Naciones Unidas. El país más poderoso del mundo, Estados Unidos, ha expresado frecuentemente su deseo de cambiar totalmente el régimen.

OPINIÓN: El beneficio de la duda para el encuentro entre Donald Trump y Kim Jong Un

Por eso Kim aceleró la política de su padre y de su abuelo: compró un seguro en forma de una capacidad nuclear robusta. Tras conseguir este paraguas, parece que Corea del Norte está lista para negociar. Probablemente proponga la suspensión, la prohibición de los ensayos e incluso la reducción de su programa.

Sin embargo, se necesitará mucho para lograr que Corea del Norte destruya toda su capacidad nuclear. Históricamente ha dado la impresión de que solo lo hará si se pone fin a la alianza entre Estados Unidos y Corea del Sur, si Washington lo reconoce formalmente y si se le otorgan grandes cantidades de ayuda.

OPINIÓN: Crece la presión para que Donald Trump se reúna con Kim Jong Un

Las negociaciones conllevan riesgos graves. Cualquier acuerdo que culmine en que Corea del Norte se quede con armas nucleares, en la reducción de las sanciones y en la entrega de asistencia económica, causará indignación en toda Asia y dejará vulnerables a Corea del Sur y a Japón. Como el gobierno norcoreano ha hecho trampa antes, el tratado y las inspecciones tendrían que ser más profundas que las del tratado con Irán.

Pero sin importar los riesgos, ciertamente vale la pena hablar con Corea del Norte.

OPINIÓN: Nuestra vida en manos de un par de hombres frágiles

Al hacerlo, nos daremos cuenta de que es un régimen racional. También entenderemos que si las negociaciones fracasan, se pueden contener. Es posible disuadir a Corea del Norte. Pero Corea del Norte también es capaz de ser más hábil que el presidente de Estados Unidos, particularmente si está demasiado ávido de hacer un trato.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad