Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: No dejen que Trump se acerque a la alerta de emergencia nacional

En Estados Unidos reina la inquietud por saber si el presidente tiene acceso a los teléfonos celulares del país debido a un mensaje que se enviará a todos los dispositivos, comenta Juliette Kayyem.

Nota del editor: Juliette Kayyem escribió el libro Security Mom: My Life Protecting the Home and Homeland. Da clases en la Escuela Kennedy de la Universidad de Harvard; fue subsecretaria del Departamento de Seguridad Interior en la presidencia de Obama y directora ejecutiva de Zemcar. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) - En teoría, no hay nada qué objetar al plan de la Casa Blanca de enviar un mensaje de parte de Donald Trump a prácticamente todos los teléfonos celulares de Estados Unidos. Se trata de una prueba de un sistema de alerta (creado en la presidencia de Barack Obama, en 2016) diseñado para alertar al público de emergencias nacionales.

No se puede cancelar. La mayoría de las personas que tengan un teléfono celular (encendido y dentro del alcance de una torre de celular) recibirá una "alerta presidencial" a través de un mensaje de texto a las 14:18 horas (tiempo del Este de Estados Unidos) del 3 de octubre.

Debido a la obsolescencia de la televisión abierta y de las líneas telefónicas fijas, nuestro aparato de seguridad interior tiene que estar al día respecto a la tecnología. Esta prueba debería considerarse un paso positivo que lleva a la era inalámbrica las comunicaciones para crisis.

Publicidad

Lee: Trump augura una muy buena relación con AMLO

Sin embargo, hay quienes no piensan así y es culpa del gobierno de Trump. Al politizar continua y amargamente cosas que no deberían ser políticas —como los desastres naturales, el periodismo, el sistema de justicia penal, lo que se te ocurra—, el presidente y sus seguidores han avivado los temores de que todo lo que hacen es para obtener ventajas partidistas. Se puede entender que la gente crea que esta prueba en teléfonos celulares sea un intento autoritario más para meterse en nuestra vida diaria a la fuerza.

Dejemos algo en claro. El estatuto que Obama promulgó permite que se envíen estos mensajes nacionales solo cuando el acontecimiento "se relacione con un desastre natural, un acto terrorista u otro desastre o amenaza a la seguridad pública creado por el hombre". No se puede usar con fines políticos. Le da al presidente la capacidad de instruir a la gente en caso de que necesiten una guía o información sobre un acontecimiento de relevancia nacional, como las pruebas del Sistema de Alerta de Emergencia que se llevan a cabo por televisión.

Pero conforme se acerca la fecha de la prueba, reina la inquietud porque Trump tenga acceso a los teléfonos celulares del país y por lo que podría hacer con ellos. Estas inquietudes —que a veces parecen exageradas— son la consecuencia directa de que la Casa Blanca haya transformado las emergencias en material político y en pruebas de lealtad a Trump.

Publicidad

OPINIÓN: ¿Trump puede ser expulsado de la presidencia de EU?

Para empezar no hay razón para que las alertas se denominen "alerta presidencial". Nada en el estatuto lo exige; no es el término que se usa para las alertas por televisión. Un término más genérico como "alerta nacional" o incluso "alerta del Departamento de Seguridad Interior" sacaría de la ecuación a Trump, un presidente impopular que miente constantemente sobre hechos básicos.

Si el objetivo es evaluar honestamente la capacidad de alerta, no hay ninguna necesidad de que se use la palabra "presidente".

En segundo lugar, como Trump ha politizado tanto ciertos hechos básicos sobre manejo de emergencias y ha hecho que giren alrededor de él y de las capacidades de su presidencia, no podemos confiar en que esta prueba siga siendo benigna. Eso quedó claro a mediados de septiembre, cuando Trump usó su investidura repetidamente para poner en duda la validez del estudio apartidista de la Universidad George Washington sobre la cifra de muertos en Puerto Rico: culpó a los demócratas de mentir para hacerlo quedar mal.

Publicidad

OPINIÓN: Trump jamás habría sido presidente de EU sin la ayuda de Omarosa

De hecho, para el domingo 16 de septiembre, el titular de la Administración Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA), Brock Long, reiteró los comentarios de Trump y afirmó: "No sé por qué se llevaron a cabo estos estudios… Están por todas partes". Puede ser, administrador Long, que se hayan hecho para que podamos determinar cuánta gente murió.

Ahora, unos días después de estos pronunciamientos sorprendentes, la FEMA y la Casa Blanca, las dos instituciones que han "calificado" todas las crisis que han habido hasta la fecha, quieren que confiemos en un sistema objetivo de alerta para crisis.

Estados Unidos tiene que asegurarse de ser capaz de comunicarse con su población a través de teléfonos celulares. Es evidente que en cualquier otro momento, parecería una mejora esencial a las capacidades del país. Pero las consecuencias de años de inexactitudes y mentiras de parte de Trump, tanto en sus declaraciones como en su hilo de Twitter, se dejan sentir inevitablemente hasta en el proyecto más anodino.

Publicidad

Lee: Stormy Daniels detalla intimidades... con Donald Trump

No me sorprende que hasta el sistema de alerta más genérico sea una nueva fuente de controversia para su presidencia, en la que la verdad es lo que Trump quiere que sea.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad