Publicidad
Publicidad

Las (hasta ahora) seis guerras comerciales de Donald Trump

Desde que Trump llegó a la Casa Blanca se ha enfrentado con diversas economías del mundo asegurando que es la única forma de proteger a los trabajadores de EU.

WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emprendió una guerra comercial con China. Pero no es la única desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017 prometiendo proteger los intereses de los trabajadores estadounidenses.

A continuación un resumen de los conflictos en curso:

China

Publicidad

Trump tiene a China entre ceja y ceja por considerar que las políticas de Beijing permiten el robo de tecnología estadounidense y debilitan a los productores de su país.

Washington impuso este año aranceles a productos chinos por unos 50,000 millones de dólares. Beijing reaccionó con igual medida.

Lee: China contraataca a EU por imponer aranceles a la importación del Apple Watch

El lunes anunció gravámenes adicionales del 10% sobre bienes chinos por 200,000 millones de dólares. Las tarifas regirán desde el lunes 24 de septiembre, y aumentarán al 25% el 1 de enero de 2019 si las partes no logran un acuerdo.

Publicidad

China respondió este martes con aranceles a importaciones estadounidenses por 60,000 millones de dólares. Esas tarifas, de entre 5 y 10%, entrarán en vigencia el lunes, el mismo día que los aranceles en Estados Unidos. Además Beijing ya denunció esa decisión de Washington en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Un nuevo capítulo de las tensiones comerciales EU-China comienza

Lee: Cómputo cuántico: la carrera que Estados Unidos pierde frente a China

Publicidad

Trump amenazó con gravámenes adicionales sobre bienes chinos por 267,000 millones de dólares si Beijing tomaba medidas de represalia.

Estados Unidos importó productos de China por unos 500,000 millones de dólares el año pasado, en comparación con los bienes estadounidenses por 130,000 millones importados por el país asiático.

Lee: Donald Trump no debe quitarle la mirada a China

Unión Europea

Publicidad

Trump ha dicho que en materia de comercio la Unión Europea (UE) es "posiblemente casi tan mala como China".

Desde el 1 de junio, Estados Unidos gravó las exportaciones de acero de la UE con aranceles de 25% y las de aluminio de 10%.

Lee: Trump busca que una buena economía supere sus escándalos .

Publicidad

La UE adoptó represalias el 21 de junio, aplicando aranceles suplementarios a productos estadounidenses por un valor de unos 3,200 millones de dólares.

Trump también amenazó con imponer gravámenes punitivos a los automóviles importados, para preocupación de la poderosa industria automotriz de Alemania.

El 25 de julio, Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunciaron la intención mutua de desactiv ar la disputa. Ambas partes debaten ahora cómo avanzar hacia aranceles cero.

Canadá y México

Publicidad

Estados Unidos también gravó a Canadá y México, socios en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con aranceles de 25% a las importaciones de acero y 10% a las de aluminio.

Canadá contragolpeó con aranceles a productos estadounidenses por 12,600 millones de dólares y México hizo lo mismo por 3,000 millones.

Lee: El nuevo TLCAN va duro contra piratería en aduanas

Publicidad

Esto ocurrió mientras los tres países negocian desde agosto de 2017 la modernización del TLCAN, en vigor desde 1994 y que Trump considera "un desastre" para los intereses estadounidenses.

Estados Unidos y México anunciaron el 27 de agosto un acuerdo preliminar para un nuevo TLCAN, que pretenden firmar antes del 1 de diciembre. Canadá podría sumarse, con lo que el TLCAN seguiría siendo trilateral.

Lee: Canadá confía en lograr avances en la mesa bilateral

Pero las conversaciones parecen bloqueadas por tres exigencias de Washington: (1) la apertura del protegido mercado de lácteos de Ottawa, (2) la eliminación de un mecanismo para solucionar disputas comerciales entre los socios, y (3) el fin de las subvenciones canadienses en el ámbito cultural.

Publicidad

Trump amenazó a Ottawa con imponer nuevos aranceles a las importaciones de automóviles canadienses si no logran un entendimiento.

Japón

Japón es otro objetivo de los aranceles de Trump al acero que Tokio considera "extremadamente deplorables".

Publicidad

Japón informó a la OMC que prevé imponer medidas de retorsión a bienes estadounidenses por 455 millones de dólares.

Tokio también quiere una exención de los aranceles de Estados Unidos sobre las importaciones de automóviles, que representan una gran amenaza para su industria automotriz.

Irán

Publicidad

Estados Unidos anunció en mayo su salida del acuerdo nuclear de 2015 con Irán, y el restablecimiento de sanciones económicas a Teherán y a todas las empresas con vínculos con la república islámica.

Europa prometió seguir dando a Irán los beneficios económicos que recibió por el acuerdo nuclear. Pero muchas de sus compañías más grandes ya se retiraron del país antes de que sus inversiones dieran frutos, entre ellas Total, Daimler, Siemens y Peugeot.

Estados Unidos dijo estar decidido a reducir "a cero" las exportaciones de crudo iraní.

Turquía

Publicidad

Turquía, aliado de Estados Unidos en la OTAN, es el objetivo más reciente de Trump. Washington sometió en agosto a ese país a nuevos aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio, en medio de la disputa con Ankara por un pastor estadounidense detenido hace dos años bajo cargos de terrorismo.

Lee: El Banco Central de Turquía sube su tasa de interés para apoyar a la lira

Turquía respondió en forma simétrica a las nuevas tarifas estadounidenses y presentó una demanda ante la OMC.

Publicidad

La medida de Trump provocó un hundimiento de la lira, la moneda turca.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad