Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: En el mundo de Trump y Kushner no se pagan impuestos

Tal vez el presidente de Estados Unidos sabe cómo manejar el código fiscal para beneficio de la gente a la que sirve, comenta Edward McCaffery.

Nota del editor: Edward J. McCaffery es presidente del fideicomiso Robert C. Packard para la ley y profesor de Derecho, Economía y Ciencias Políticas en la Universidad del Sur de California. Es autor del libro Fair Not Flat: How to Make the Tax System Better and Simpler y fundador de People's Tax Page. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) – “Conozco nuestras leyes fiscales complejas mejor que nadie que se haya postulado a la presidencia y soy el único que puede arreglarlas. #failing@nytimes”, fue lo que dijo Donald Trump a través de Twitter, el 2 de octubre de 2016.

Publicidad

El equipo incansable del New York Times que está atento a las declaraciones de Trump sobre el fisco vuelve a la carga, esta vez con una larga investigación sobre cómo Jared Kushner, el yerno del presidente de Estados Unidos, muy probablemente no haya pagado impuestos desde 2009 hasta 2016, cuando menos.

Esto se dio a conocer poco después de que se publicara un reportaje, a principios de octubre, sobre que Fred Trump, el padre de Donald, hacía planes fiscales agresivos con su hijo desde que este tenía apenas tres años. Siguió haciéndolo durante décadas y evadió más de 400 millones de dólares en impuestos, según el análisis del Times. Estos dos reportajes siguieron a la bomba de octubre de 2016 (a la que Trump respondía en el tuit del principio) sobre que Trump había usado las pérdidas (que después supimos que salieron del dinero de otras personas) para evitar pagar impuestos sobre casi 1,000 millones de dólares de ingresos a lo largo de casi dos décadas.

OPINIÓN: La gran reducción de impuestos de Trump... para los ricos

Publicidad

El artículo más reciente sobre la evasión fiscal de Jared es de nueva cuenta largo y detallado. Recurre a complejidades del código fiscal, como la deducción de la depreciación, el trato de la deuda para el cálculo del impuesto sobre la renta, los intercambios "equivalentes" de la Sección 1031, y más. El artículo del New York Times deja pocas dudas de que las técnicas de Kushner para ahorrarse los impuestos fueron legales. Aquí entra la banda que tocará odas a la genialidad de Jared, que es precisamente lo que Rudy Giuliani dijo de Donald hace dos años, luego de que se publicara el primer artículo del Times. "El hombre es un genio, sabe cómo manejar el código fiscal para beneficio de la gente a la que sirve".

Sin embargo, la legalidad de la planificación fiscal de Jared no es un argumento en defensa de Trump. Es su condena.

El hecho es que no pagar impuestos ha sido perfectamente legal desde hace mucho para los mutimillonarios como Trump y compañía. Algunas de las tácticas de Fred rebasaban los límites de la corrección y mientras no veamos las declaraciones de impuestos de Donald, no podremos saber si también ahí hay irregularidades ocultas. Pero en el caso de la tercera generación, representada por Jared y su esposa, Ivanka, parece que el clan Trump ha entrado a las filas de los evasores fiscales totalmente legales. Bien por ellos, mal por el resto de nosotros.

Publicidad

OPINIÓN: Pompeo pasa al círculo de Trump, con riesgo de eclipsar a Kushner

Otro hecho es que es perfectamente ilegal que el resto de los estadounidenses trabajadores no paguemos impuestos. Quienes recibimos un cheque regularmente, pagamos impuestos sobre cada dólar que ganamos. El impuesto sobre la renta se deduce de nuestro cheque antes de que siquiera recibamos el dinero.

Cuando llega la época de declarar impuestos hay pocas deducciones que podemos aprovechar, si es que hubiera alguna. A nuestros salarios se les aplica el porcentaje "ordinario" más alto, no los más bajos que se aplican a las "ganancias de capital" porque la mayoría no tenemos ganancias de capital. Así tiene que ser, porque si los ricos como Jared y su suegro no pagan impuestos, entonces los demás tenemos que hacerlo porque el gobierno necesita mucho dinero para gastar.

Publicidad

Y ahí está lo molesto. Trump dijo (¿prometió?) que lo arreglaría. Seguimos esperando a que cumpla. La Ley de Empleos y Recortes de Impuestos de 2017, el único logro legislativo importante de Trump, fue básicamente un recorte a las tasas de impuestos a las empresas, combinado con una reducción al impuesto a los obsequios y al patrimonio y una reducción muy modesta a los impuestos a los individuos.

Lee: Cómo el yerno de Trump ayudó a salvar el USMCA

Lejos de usar los conocimientos fiscales de Trump para acabar con ellos, los republicanos agregaron disposiciones de último minuto para beneficiar a Trump y a sus amigos. Además, Trump y sus alegres compadres siguen proponiendo reducciones fiscales con más descuentos para los ricos, quienes menos los necesitan.

Publicidad

Tal vez Rudy Giuliani tenía razón. Tal vez Donald Trump es un genio, al menos cuando se trata de evadir impuestos, porque aprendió de Fred desde que estaba en la cuna. Tal vez sabe "cómo manejar el código fiscal para beneficio de la gente a la que sirve". Es probable que Trump conozca cómo manejar el código fiscal para los demás, pero no lo está haciendo. Incluso como presidente, sigue manejándolo para sí. Los demás tenemos que seguir trabajando y pagando impuestos esperando a que llegue una solución.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad