Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN. Mi lucha para volver a estar en forma: Schwarzenegger

El viaje al bienestar será diferente para cada quien, pero llevar un estilo de vida saludable requiere compromiso, paciencia y motivación, opina Arnold Schwarzenegger.

Nota del editor: Arnold Schwarzenegger fue gobernador de California, Estados Unidos. Es actor, activista y filántropo. Fue fisicoculturista y levantador de pesas. Hace poco fundó Ladder, una empresa de salud y bienestar, junto con Cindy Crawford, Lindsey Vonn y LeBron James. Síguelo en Twitter como @Schwarzenegger . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Hace más de 50 años alcé mi primer trofeo de Mr. Universo en el escenario del teatro Victoria Palace en Londres. Desde entonces, mi misión ha sido el acondicionamiento físico.

Sin embargo, alzar trofeos nunca ha sido suficiente para mí: quería alzar a todo el sector del acondicionamiento físico e inspirar a las personas de todo el mundo a aprender y adoptar los beneficios de entrenar con pesas, comer bien y llevar un estilo de vida saludable.

Lee: ¿Es mejor hacer más ejercicio para vivir más?

Hoy todos conocemos estos beneficios, pero hace 50 años era una batalla cuesta arriba. Había pocos gimnasios y los que había usualmente eran calabozos inhóspitos. Los médicos aconsejaban no levantar pesas y le decían a la gente que era malo para la salud.

Conocí a algunas estrellas de cine que descubrieron los beneficios de cultivar su cuerpo y que mentían al decir que eran naturalmente musculosos. Incluso había atletas profesionales que evitaban el gimnasio por el mitos de que levantar pesas te hace demasiado musculoso y menos móvil.

Publicidad

Lee: ¿Qué tanto ejercicio tengo que hacer en realidad?

Hemos avanzado mucho: más de 60 millones de estadounidenses pertenecen a clubes de salud, según la International Health, Racquet and Sportsclub Association ; en Estados Unidos, hay casi tantos gimnasios como tiendas de abarrotes, según el sitio FoodIndustry.com . Me encanta que ahora haya lugares más accesibles para hacer ejercicio, ya sea un gimnasio de boxeo o un estudio de yoga.

Sin embargo, podemos hacer mucho más. Pese a que el interés por la salud y el bienestar es cada vez más grande, nos azota una epidemia de obesidad: según el diario estadounidense Usa Today , el 67% de los miembros de un gimnasio jamás han puesto un pie en él; según US News y World Report , el 80% de las personas que hacen propósitos de Año Nuevo los dejan de cumplir para febrero.

La importancia del ejercicio en la tercera edad

Tenemos más información a la mano, hay más productos para la salud en el mercado y más gimnasios que nunca, así que ¿por qué no somos más sanos y estamos en mejor forma que nunca?

Publicidad

Como he estado involucrado en el sector del bienestar desde hace cinco décadas, he pasado mucho tiempo tratando de responder a esa pregunta y la única respuesta que he encontrado es que la industria actual de la salud y el bienestar nos ha fallado. El esfuerzo y la ciencia comprobada se han visto reemplazados por modas, promesas falsas y píldoras mágicas.

Lee: ¿Cuánto ejercicio necesita tu hijo?

Cuando te prometen algo como "abdominales duros como roca en 28 días", te dicen que un té especial es todo lo que necesitas para bajar esos cinco kilos que te faltan o te bombardean con anuncios resplandecientes que se hacen pasar por información legítima, es fácil entender por qué la gente se rinde sin dar batalla.

Es hora de que el sector del acondicionamiento físico sea honesto con la gente. Un país más sano y más en forma comienza contigo. No hay trucos ni atajos. No hay píldoras mágicas. El viaje al bienestar será diferente para cada quien, pero llevar un estilo de vida saludable requiere compromiso, paciencia y motivación.

Lee: Ejercicios de estiramiento, cómo, cuándo y por cuánto tiempo

Ya me imagino que estás pensando: "Para ti es fácil decirlo, Arnold. El acondicionamiento físico ha sido tu vida y siempre has estado en una condición excelente". Sin embargo, este año tuve que volver a abrirme camino desde el fondo y he aprendido mucho.

Publicidad

Después de haberme sometido a una cirugía a corazón abierto, a principios de este año, tuve que usar andadera. Tuve que hacer ejercicios de respiración, cinco veces al día, para volver a entrenar mis pulmones. Me sentía frustrado y enojado; en mis peores momentos, no podía entender cómo podría volver a ser yo.

Lee: El ejercicio, lo mejor para rehabilitar el corazón

Tres meses después regresé a filmar una nueva película de Terminator. Probablemente sabes que no hay un terminator débil. Me encantaría decirte que fue gracias a un producto, a una rutina de entrenamiento o a una dieta, pero no fue así. Simplemente seguí adelante. Seguí respirando. Seguí intentando.

Tuve suerte: tuve un gran equipo a mi alrededor apoyándome todo el camino. A final de cuentas, pude ir al gimnasio y empecé a hacer los movimientos sin pesas, para empezar.

Lee: Ejercicios de estiramiento: cómo, cuándo y por cuánto tiempo

De dar caminatas en mi patio, pasé a andar en bicicleta. No me preocupé por los abdominales marcados o por levantar 200 kilos en press de pecho. Mi único objetivo era mejorar un poco cada día y, tarde o temprano, todas esas pequeñas mejoras y todo ese apoyo me trajeron de vuelta a una situación fuerte y saludable.

Publicidad

Vivir ese proceso me mostró que mucha gente confía demasiado en los grandes momentos y cree que con presionar un botón estarán más sanos. No existe tal cosa. Un futuro más saludable se compone de cada paso que damos, de cada repetición que finalmente nos lleva a la meta. Todos pensamos que podemos hacerlo solos, pero nadie hace nada por sí solo. Como siempre he dicho: nadie se hace a sí mismo. Todos necesitamos apoyo, hasta los terminators.

Todo lo que engorda puede adelgazar, te decimos cómo desaparecer esas “lonjitas”

Así que este es el desafío que les presento: no esperen a los propósitos de Año Nuevo. No esperes a que te tengan que operar de emergencia. Empieza ahora mismo. Pídele a un amigo que te acompañe.

No te estoy pidiendo que rechaces toda la comida deliciosa de esta temporada decembrina porque nunca haría semejante cosa. Simplemente te estoy pidiendo que mañana seas mejor de lo que fuiste hoy y todos los días, y que inspires a algún ser querido a que te acompañe.

Lee: Corre sin agotarte ni lastimarte mientras perfeccionas tu técnica

Publicidad

Es un propósito sencillo y no es tan sexi como tener abdominales marcados, pero es la clave para cumplir esa promesa pendiente en nuestra búsqueda del bienestar y para reparar esta industria descompuesta.

No persigas la siguiente moda. Sé mejor, hoy. Eso es todo. Si tú y tu compañero de entrenamiento caminaron 5,000 pasos ayer, hoy caminen 5,001. Si comiste una verdura ayer, come dos mañana. Si hoy hiciste una lagartija por primera vez, mañana haz dos.

Lee: Cómo aliviar las molestias después del ejercicio físico

Si puedes acompañarme a celebrar los pequeños logros y a apoyarnos unos a otros, crearemos un país más sano y nuestra cruzada por el acondicionamiento físico será un éxito. En enero, cuando todo el mundo esté intentando cumplir sus propósitos, nosotros ya iremos por buen camino.

Hagámoslo. Seamos mejores, hoy.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad