Síguenos en nuestras redes sociales:

salvemos al planeta.gif
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Las mujeres tienen la clave para controlar el cambio climático

Las mujeres y las niñas enfrentan riesgos mayores de desplazamiento o muerte por desastres naturales, particularmente en condiciones de pobreza, opina Katherine Wilkinson.

Nota del editor: Katharine Wilkinson es vicepresidenta de Project Drawdown, un centro de intercambio de información sobre los medios más efectivos para frenar el calentamiento global. Es la escritora principal del libro Drawdown: The Most Comprehensive Plan Ever Proposed to Reverse Global Warming. Tiene un doctorado en Geografía y Medioambiente por la Universidad de Oxford, en donde ostentó la beca Rhodes. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — En 1911, más de un millón de personas salieron a las calles de Austria, Dinamarca, Alemania y Suiza para pedir igualdad de derechos y derecho al sufragio . Fue el primer Día Internacional de la Mujer , día que el mundo sigue conmemorando más de un siglo después. Esas primeras participantes tenían pocas razones para incluir las emisiones de efecto invernadero y el calentamiento global en sus inquietudes, aunque la científica estadounidense Eunice Newton Foote había definido el efecto invernadero varias décadas antes, en 1856 ( hito por el que habría que darle más reconocimiento ).

Lee: El cambio climático afectará el género en el embarazo

Las investigaciones de los núcleos de hielo indican que la atmósfera de la Tierra tenía poco más de 300 partes de dióxido de carbono por millón en 1911. En 2019, estamos alrededor de las 410 partes por millón . Aunque esas cifras parezcan abstractas, tienen consecuencias profundas.

Hoy, con 400 partes por millón y en aumento, nos enfrentamos a un mundo que se calienta rápidamente y las emisiones son más elevadas que nunca . Estas son condiciones planetarias que ningún ser humano había conocido, un territorio inexplorado para nuestra supervivencia. En 1911 entramos en una nueva era geológica, el Antropoceno, llamado así porque la actividad humana es la principal influencia sobre el planeta . Nuestro mundo se calienta y es el telón de fondo que define al Día Internacional de la Mujer en 2019 .

Segob e Inmujeres presentan plan emergente para combatir violencia de género
Publicidad

El tema del Día Internacional de la Mujer este año (#BalanceforBetter, "equilibrio para mejorar") es un llamado a mejorar la paridad de género con el fin de mejorar el mundo. Ese anhelo está mezclado con el cambio climático en dos maneras. Primero, pese a que los efectos negativos del cambio climático afectan a todos, las investigaciones muestran que las mujeres y las niñas sufren los efectos más graves .

Simultáneamente —y sorprendentemente— los avances en ámbitos clave de la igualdad de género pueden servir para controlar las emisiones que causan el problema. Esta dinámica doble forja un lazo indisoluble entre el cambio climático y la posibilidad de lograr una sociedad más equilibrada.

Lee: El síndrome de la 'rana hervida' y el cambio climático

Las mujeres y las niñas se enfrentan a los efectos nocivos desproporcionados del cambio climático porque es un "multiplicador de amenazas" poderoso que empeora situaciones de por sí precarias o vulnerabilidades existentes. Hemos visto eso en lugares como Nueva Orleans, tras el huracán Katrina , o Nairobi .

Las mujeres y las niñas enfrentan riesgos mayores de desplazamiento o muerte por desastres naturales, particularmente en condiciones de pobreza. Las sequías y las inundaciones se han relacionado con los matrimonios a edad temprana y la explotación sexual , que suelen ser el último recurso para la supervivencia.

En muchas culturas, las tareas como conseguir agua y combustible o cultivar alimentos recaen sobre las mujeres, a veces literalmente . Estas actividades son de por sí desafiantes y toman mucho tiempo, pero el cambio climático puede aumentar la carga y dificultar más el acceso a la salud, la educación y la seguridad económica.

El cambio climático obstaculiza los derechos y las oportunidades de las mujeres y las niñas en formas muy reales. Por estas realidades, las estrategias para la resiliencia y la adaptación al cambio climático que respondan a las cuestiones de género son esenciales. Dar prioridad a los derechos, las voces y el liderazgo de las mujeres y las niñas es una necesidad.

OPINIÓN: Combatir el cambio climático podría ser más fácil de lo que pensamos

Resulta que el sexo es igualmente importante para encontrar soluciones que frenen el cambio climático. Las investigaciones de Project Drawdown indican que garantizar los derechos de las mujeres y las niñas puede tener un impacto positivo en la atmósfera, comparable al de las turbinas eólicas, los paneles solares o los bosques.

¿Por qué? En gran medida porque la igualdad de género tiene efectos sobre el crecimiento de nuestra familia humana. Cuando las niñas y las mujeres tienen acceso a educación de alta calidad y a servicios de salud reproductiva, tienen más injerencia y toman decisiones diferentes para su vida.

Las 100 Mujeres Más Poderosas de México 2019

Esas decisiones suelen incluir no casarse tan jóvenes y tener menos hijos. Las decisiones que toman las mujeres y sus parejas se acumulan. En todo el mundo y con el tiempo, influyen en la cantidad de humanos que viven en este planeta y comen, se mueven, construyen, producen, consumen y desechan, todo lo cual genera emisiones.

Es cierto que esas emisiones no se generan en proporciones iguales. Los ricos producen mucho más que los pobres. El estadounidense promedio genera casi 17 toneladas de dióxido de carbono al año , en comparación con las 1.7 toneladas que genera alguien en India o el décimo de tonelada que genera alguien en Madagascar.

Lee: El cambio climático podría dañar el corazón de los bebés, afirma estudio

Cualquier persona que diga que controlar el crecimiento de la población es la panacea ignora las variables esenciales de la producción y el consumo. Debemos ver el ecosistema completo, no solo los árboles.

Tanto la educación como la planificación familiar son derechos humanos básicos, pero no son la realidad de muchas personas. En todo el mundo hay 130 millones de niñas en edad escolar que no van a la escuela . Se están perdiendo de un cimiento esencial para la vida y hay que garantizar ese derecho fundamental.

Pasa lo mismo con el acceso voluntario a los servicios de salud reproductiva de alta calidad. Alrededor del 45% de los embarazos en Estados Unidos son no planeados, mientras que 214 millones de mujeres de países de bajos ingresos afirman que quieren prevenir el embarazo, pero su necesidad de control de la natalidad "no está satisfecha". Los cambios reglamentarios que implementó el gobierno de Trump empeorarán ambas estadísticas y tendrán efectos sobre el resto del planeta.

Es obvio que el liderazgo de las mujeres y las niñas en las cuestiones del cambio climático va más allá de las decisiones que se toman en la familia. Muchas de las voces y los agentes vitales del cambio para tener un planeta en el que se pueda vivir son mujeres.

Lee: El calentamiento global enferma a 2.6 millones de mexicanos

Las mujeres y las niñas están superando la representación desigual en los ámbitos en los que se toman las decisiones y la falta de inversiones en sus proyectos. No hay más que ver el ejemplo de Greta Thunberg, activista sueca de 16 años, y de la comunidad creciente de adolescentes que encabeza paros escolares por el clima en todo el mundo. Thunberg ha dicho que "la crisis climática ya está resuelta. Ya tenemos toda la información y las soluciones.

Miles de mujeres exigen medidas de seguridad ante intentos de secuestro en CDMX

Todo lo que tenemos que hacer es despertar y cambiar, así que en vez de buscar esperanzas, busquemos acciones. Entonces, y solo entonces, vendrá la esperanza".

OPINIÓN: Empoderar a las mujeres, una condición contra el cambio climático

Imagino que las huelguistas de las escuelas de hoy encontrarían almas gemelas en las participantes del Día Internacional de la Mujer de 1911. Ciertamente están aprovechando el legado de quienes alzaron la voz para reafirmar sus derechos. Lo más importante es que hoy necesitan camaradas valerosos.

Estamos enfrentándonos a un desafío planetario de una magnitud y una gravedad sin precedentes. El mundo debe movilizarse para aplicar soluciones climáticas tan rápida e integralmente como sea posible y recordar que la igualdad de género es una solución en sí. Tal vez lo bueno del Antropoceno es que si las fuerzas humanas pueden valorar a nuestro planeta, también alcanzaremos el equilibrio. Es nuestra decisión. Ese podría ser el significado más auténtico y crucial de #BalanceforBetter.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad