Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: ¿Trabajadores vs. máquinas?

Hay que dejar de temerle a los avances de la inteligencia artificial para empezar a temerle a los pocos avances de nuestra propia inteligencia, opina Ana María Martínez.
mié 01 mayo 2019 08:30 AM

Nota del editor: Ana María Martínez Franklin es Chief marketing officer & Co- partner Laboratoria. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamene a la autora.

(Expansión) – La automatización del empleo nos hace imaginarnos un futuro oscuro para los trabajadores, con gran parte de los empleos tomados por máquinas. Pero, ¿realmente será así? Hoy, 1 de Mayo, es un buen momento para aclarar confusiones.

Los robots y la inteligencia artificial (IA) avanzan a pasos agigantados, pero no hay que olvidar que los seres humanos somos un producto altamente sofisticado, resultado de millones de años de evolución.

Lee: México, con potencial de ser líder en IA gracias a sus jóvenes

Los hombres y las mujeres tenemos varios tipos de inteligencia y capacidades, y hasta ahora la IA más avanzada solo ha podido ser mejor que los seres humanos en tareas específicas, repetitivas y predecibles. Una computadora puede ganarle en ajedrez al campeón del mundo, pero ese mismo sistema no puede ganarle en un sencillo juego de mesa a un niño de 5 años.

Un reciente estudio global de McKinsey indicó que técnicamente es posible automatizar 50% de las actividades laborales que hoy conocemos. Pero eso no quiere decir que la mitad de los trabajos los van a tomar las máquinas mañana. La automatización requiere de tiempo y de inversión. Además, la mayoría de los trabajos combinan tareas automatizables con tareas muy difíciles de automatizar.

Publicidad

En el mismo estudio se indica que solo 5% de los trabajos son 100% automatizables, mientras que el 60% sólo hay potencial de automatizar 3 de cada 10 tareas. Esto igual asusta, pero entenderlo nos lleva a enfocar nuestros esfuerzos donde las verdaderas oportunidades están.

La inteligencia artificial aplicada en el arte y en sectores que no te imaginas

Hay que dejar de temerle a los avances de la inteligencia artificial para empezar a temerle a los pocos avances de nuestra propia inteligencia. La mayoría de los que hoy trabajamos fuimos educados en un sistema tradicional desfasado del mercado, donde nos convirtieron en receptores de enseñanzas en lugar de buscadores de aprendizaje. Además, ese sistema nos incentivó y sigue incentivando a recibir mucho contenido por varios años, para luego ir a trabajar en una profesión, como si el trabajo fuese algo estático en el tiempo.

Ya no lo es. Esa porción de tecnología que tienen y tendrán cada vez más trabajos va a cambiar y evolucionar constantemente, así como cambia el sistema operativo de nuestros celulares.

La tecnología que usaremos no será solo Office en nuestra computadora o Google para buscar información, sino muchas cosas más. Por eso es fundamental cambiar nuestra forma de aprender. Esto es más importante que la tecnología misma.

OPINIÓN: La inteligencia artificial no escribió esta columna

Necesitamos despertar nuestra curiosidad para aprender de forma continua justo lo que necesitamos saber en el momento para ser más eficientes e innovadores en nuestro trabajo. Y tenemos que estar dispuestos a hacerlo muchísimas veces en nuestra vida.

Sobre una mentalidad de crecimiento, dispuesta a aprender de forma contínua, se puede “montar” cualquier tecnología. Además, es fundamental fortalecer las valiosísimas competencias generales, creativas y sociales que las máquinas difícilmente van a hacer mejor que nosotros.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad