Síguenos en nuestras redes sociales:

desktop (3).jpg
galeria_desktop_1200x50 (3).jpg
Publicidad

Nuestras Historias

Cómo Elton John sacudió el mundo de la música y mucho más

“Rocketman” es el puntapié inicial perfecto para el Mes del Orgullo LGBTQ, considera Clay Cane.
sáb 08 junio 2019 07:00 AM
Elton John
“Rocketman” relata verdaderamente esa lucha incesante por el amor, opina Clay Cane.

(CNN) – James Baldwin dijo una vez: “Los artistas están aquí para perturbar la paz”. Y lo que realmente perturba la paz es mostrar sin remordimientos quién es uno exactamente; en particular, cuando va en contra de la llamada regla. Ya sea Frida Kahlo que hizo implosionar el mundo artístico con su trabajo innovador; Toni Morrison que se adueñó de su ser negro y no le prestó atención a la mirada “de los convencionalismos”; o el legendario Elton John, que sacudió el mundo musical con su talento y su desparpajo; su impacto es innegable.

Estos artistas son revolucionarios por derecho propio y la película biográfica “Rocketman” sobre sir Elton John, ahora en cartelera, no se anda con miramientos.

Publicidad

Dirigida por Dexter Fletcher y protagonizada por un inolvidable Taron Egerton como John, la película resume hábilmente la dinámica vida y carrera del ícono en dos horas. Durante 50 años, Elton John, nacido como Reginald Kenneth Dwight en 1947, hechizó a la gente. Creció en un tiempo en que ser raro (en su momento era “homosexual”, luego gay, luego “LGBT” y ahora llegamos a “queer” ) era considerado un trastorno sexual por el DSM-II (la clasificación estadounidense de trastornos mentales), John prácticamente no realizó terapias de afirmación.

En lugar de esconderse, se tornó más audaz, más fuerte y más ostentoso del mejor modo posible. Cuando John crecía en Inglaterra, en Estados Unidos arreciaba con toda su fuerza el terror lila , durante el cual el gobierno federal y el estatal despidieron a miles de ciudadanos estadounidenses bajo la mínima sospecha de que fueran “queer” . Muchos fueron forzados por sus familias o por sus médicos a someterse a tratamientos de choques eléctricos o a violentas terapias de conversión.

En una escena, su madre, maravillosamente interpretada por Bryce Dallas Howard, dice que él nunca será “amado como corresponde” cuando revele que no es heterosexual. John oficialmente reveló ser bisexual en una entrevista en 1976 en Rolling Stone y públicamente dijo que se sentía “ cómodo siendo gay ” en 1988. Pero el temor de no ser “amado como corresponde” persigue a muchas personas “queer”. “Rocketman” relata verdaderamente esa lucha incesante por el amor.

Publicidad

Tristemente, tantas personas en 2019 todavía ven a la comunidad LGBTQ solo por la lente del acto sexual.

Por ejemplo, Rusia censuró las escenas de sexo homosexual de “Rocketman” y una imagen final de John con su esposo y sus hijos.

Hasta nuestros funcionarios elegidos, como el vicepresidente Mike Pence, cuya discriminación contra la comunidad LGBTQ es evidente , son prueba de que el viaje todavía es largo en 2019.

Y hasta en la aparentemente progresista ciudad de Nueva York incendiaron las banderas arcoíris del único bar supuestamente gay en Harlem de un propietario negro. La lucha por el amor es amenazante.

Lee: ¿Sin plan para el verano? Estos 17 estrenos estarán en las salas de cine

En 2019, ser descarado con la identidad propia sigue siendo perturbador. Ya sea exigiendo que las Vidas Negras Importen, ser un inmigrante orgulloso en el país de “construyan ese muro”, servir en las fuerzas armadas, ser excluido por ser transgénero, o ser una mujer y creer que el gobierno no debería colonizar tu salud. No ser la “norma” es perturbador.

Mientras miraba “Rocketman”, en especial al ingresar en el Mes del Orgullo, pensé en lo que hemos avanzado y una vez más recordé la delicada esencia de nuestras libertades.

Claro que dos hombres besándose y en situación de intimidad en la pantalla no es nada nuevo. Películas ganadoras del premio Oscar desde “Brokeback Mountain” a “Moonlight” abrieron el camino. No obstante, es un acto revolucionario ver a personas no heterosexuales mostrando su afecto en la pantalla. Durante décadas, es una imagen que yo no vi.

Dicho esto, considerando el retroceso en los derechos civiles, ¿podríamos volver a un tiempo en que amar a alguien del mismo género era ilegal? ¿Los derechos de quién están en juego?

Recientemente, una notificación publicada por el Departamento de Estado en el Registro Federal anunciaba la intención del secretario de Estado Mike Pompeo de establecer una comisión en el Departamento de Estado que “brindara una visión fresca sobre el debate de los derechos humanos donde ese debate se haya apartado de los principios fundacionales de nuestra nación del derecho natural y de los derechos naturales”.

Las connotaciones negativas detrás del significado de “ ley natural y derechos naturales ” podrían ser una amenaza directa a las personas “queer” que son negras, blancas, ricas , pobres, indocumentadas o que viven en el supuesto “Estados Unidos de la clase media”.

Pompeo les dijo a los reporteros el jueves que se trata de “una revisión importante sobre cómo pensamos los derechos humanos dentro de nuestros esfuerzos en la diplomacia”, concentrados en “cómo… nos aseguramos de tener una definición concreta de los derechos humanos” que sirva de guía a los diplomáticos “en esos temas importantes”. El Departamento de Estado se ha negado a comentar al respecto. El viernes, Trump fue el primer presidente republicano en reconocer el Mes del Orgullo, incluso cuando su gobierno ha trabajado para revocar las protecciones de los derechos civiles para la comunidad LGBTQ.

Cuando en junio de 2016 escribía para CNN.com y Trump hacía campaña —y ganaba— expresando tanto odio como fuera posible, yo era muy consciente como hombre gay negro de la posible amenaza de la violencia.

Estoy hiperconsciente de mi entorno, incluso cuando vivo en la (supuestamente progresista) ciudad de Nueva York. Me aterroriza tomar de la mano a un hombre en la calle. Temo las posibles repercusiones de dar un simple beso en la mejilla, y, a pesar del llamado a estar “afuera y orgulloso”, empatizo con las personas que se sienten petrificadas de vivir una vida abierta y admiran a quienes no tienen miedo alguno como sir Elton John.

“Rocketman” es el puntapié inicial perfecto para el Mes del Orgullo LGBTQ. Pero Elton John es una historia en mil millones. Piense en todos los artistas que perdimos o que nunca tuvimos la posibilidad de experimentar porque se rehusaron a amoldarse. No deberíamos ser excepcionales para ser aceptados.

(Traducción de Mariana Campos)

Nota del editor: Clay Cane es presentador de radio en Sirius XM y autor de “Live Through This: Surviving the Intersections of Sexuality, God, and Race”. Síguelo en Twitter como @claycane . Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad