Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las decisiones del gobierno afectan al sector inmobiliario

La corrupción inmobiliaria no se ataca suspendiendo obras, se combate investigando, documentando, denunciando, dando seguimiento y castigando, afirma Fernando Soto-Hay.
mié 25 septiembre 2019 09:50 AM

(Expansión) - Desafortunadamente estamos viviendo en México un periodo autoinfligido de incertidumbre y falta de confianza que tendría una solución muy simple; basta conocer las razones técnicas: El INEGI acaba de dar a conocer los indicadores de confianza empresarial en diversos sectores y el de la construcción tuvo una caída de (-) 0.1 puntos de julio a agosto, aunque esa cifra desciende a (-) 4.6 puntos al hacer la comparación anual 2018-2019.

Sin duda, el sector inmobiliario se ha visto afectado de forma significativa por las políticas públicas que se han implementado a nivel nacional y, en particular, en la Ciudad de México.

Otro dato del mismo INEGI lo corrobora: En mayo de 2019 el sector de la construcción tuvo su caída más importante con respecto al año pasado (9%), algo que no se veía desde 2001. La edificación decreció 7.3%, su baja más acentuada desde julio de 2013.

Publicidad

Somos testigos de una contracción importante en el sector inmobiliario y esta tiene mucho que ver con la incertidumbre que hoy tiene frenado al mercado de la vivienda. Particularmente en la zona metropolitana de la CDMX el sector se detuvo por casi nueve meses y se habla de más de 200 mil empleos perdidos porque la Jefa de Gobierno paró un número bastante representativo de las obras que se estaban ejecutando.

Lee: Helvex mira hacia el exterior ante la caída de la construcción en México

En mi opinión, la corrupción inmobiliaria no se ataca cerrando obras porque con tal medida afectas a miles de personas que trabajan en ellas directa o indirectamente, generando así un golpe brutal para la economía local y federal.

La corrupción inmobiliaria se combate investigando, documentando, denunciando, dando seguimiento y castigando; nunca frenando el proceso de generación de riqueza que perjudicó a “justos por pecadores” sin encontrar actos de corrupción trascendentales al final del día.

Hay que entender que de cada ocho pesos que se invierten en México, prácticamente siete vienen de la iniciativa privada.

Lo que los gobiernos deben hacer por vocación es generar las condiciones adecuadas para incentivar la inversión dando a los inversionistas la certidumbre que implica la operación dentro del Estado de Derecho

Publicidad

Entre más respeto a la propiedad privada existe en las economías del mundo, mayor es el desarrollo económico y la formación de clases medias sólidas.

Las condiciones adecuadas para el sector inmobiliario se generan combatiendo la corrupción. Si la autoridad actúa de manera contundente, demostrando que no se va a perseguir solo porque sí, sino que se va a dar continuidad a todo un proceso, estoy seguro de que se va a generar la certidumbre necesaria para que las inversiones continúen.

Cuando se empiecen a escuchar buenas noticias relacionadas con la aprobación de proyectos, la generación de otros, inversión novedosa, regeneración urbana, financiamientos récord y los índices de crecimiento se publiquen, los inversionistas percibirán certidumbre y actuarán.

Desafortunadamente hoy no podemos decir que la economía, y sobre todo el sector inmobiliario, están bien, de lo contrario perderíamos la objetividad y esto impediría que ataquemos los problemas de raíz. Los datos son irrefutables, no hay otros y tampoco fueron creados para incomodar, son mecanismos para medir la eficacia y corregir el rumbo en caso de ser necesario. Eso es lo que necesitamos hoy.

El debate: ¿Se cumplirá la meta del 2% anual de crecimiento?

Publicidad

Me parece que debemos aceptar que hay un reto importante en el país y que se tiene que subsanar con actos concretos de la autoridad, acciones que den certidumbre a los inversionistas y, a su vez, a los mercados. A esas personas que compran casas y departamentos formando por sí mismas mercados específicos. Me refiero a ti, a mí y a los más de 130 millones de mexicanos que consumimos cada día todo tipo de productos o servicios y con ello formamos “mercados”.

Llamemos las cosas por su nombre. Si no se corrige el panorama, si no se genera certidumbre en la iniciativa privada, el efecto negativo a nivel nacional será mayor, pues el mercado inmobiliario y de la construcción aportan cerca de 14% al PIB

Los datos del Banco de México y otras instituciones muestran claramente lo que está sucediendo. Al citarlos no busco molestar al Presidente Andrés Manuel López Obrador o a la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum. Todos queremos que les vaya bien porque si eso pasa, el país crecerá. Si erradicamos la corrupción y la pobreza por medio de la formación de clases medias sólidas, el efecto de ese crecimiento nos beneficiará a todos.

En la inversión, sea del tipo que sea, la base será siempre la confianza y para generarla se requiere combatir la corrupción siguiendo estos cinco pasos: investigar, documentar, denunciar, dar seguimiento y sancionar judicialmente a quienes efectivamente están cometiendo actos ilegales.

Nota del editor: Fernando Soto-Hay es fundador y director general de Tu Hipoteca Fácil y cofundador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Síguelo en Twitter o contáctalo al correo fernando@tuhipotecafacil.com . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad