Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El futuro de la tercerización de personal está en la nube

En México, los términos “trabajo temporal”, “tercerización de personal” u “outsourcing” han sido históricamente mal vistos y estigmatizados, considera Gerardo Calderón Mosqueda.
sáb 05 octubre 2019 07:00 AM
Nube - tercerización
Aquellas empresas que no migren a la nube para ofrecer un servicio ad hoc a estas nuevas generaciones, flexible, personalizado y a un menor costo, estarán condenadas a desaparecer, considera Gerardo Calderón.

(Expansión) – Con la llegada de la cuarta revolución industrial, a inicios de los años 2000, no solo llegó la convergencia tecnológica que ha modificado de forma importante la manera en la que vivimos, cómo nos empleamos, la forma de relacionarnos y el futuro del trabajo. También trajo consigo dos generaciones humanas -millenials y centennials -, que se han encargado de acelerar y acentuar los procesos de cambio de esta cuarta revolución; y claramente el mercado del trabajo no ha sido la excepción.

Estas generaciones ven el empleo como un medio para lograr un fin último, que para la mayoría de ellos es tener una vida llena de experiencias, sin que esto signifique estar atados de forma definitiva a un lugar de residencia, a un trabajo o incluso a una familia.

Publicidad

Enfocándonos en el tema laboral, esta nueva mentalidad de los jóvenes sin querer le está dando un sentido real al término “trabajo temporal”, que es lo que las empresas de tercerización ofrecen; y no es más que administrar la nómina de empresas cliente de forma temporal o por proyectos determinados.

Específicamente en México, los términos “trabajo temporal”, “tercerización de personal” u “outsourcing” han sido históricamente mal vistos y estigmatizados, debido a las malas prácticas de una gran cantidad de empresas que se dedican a ofrecer estos servicios. Entre ellos está el no darles seguridad social a los empleados y por ende no pagar las contribuciones a las autoridades correspondientes por dicha actividad.

Sin embargo, cada día es más común encontrar personas que buscan empleo solo por un tiempo determinado, por una cantidad específica de horas a la semana, en lugares diferentes a su residencia actual, a distancia, e incluso personas que se auto emplean y ofrecen sus servicios como freelance.

Esta última modalidad ha dado pie a que surja una gran cantidad de empresas High-Tech, muchas de ellas creadas por millennials y/o centennials, enfocadas a ofrecer un espacio en donde se genere el vínculo entre aquellos que ofrecen un servicio y aquellas personas que están buscando la solución a alguna necesidad en específico.

En este nuevo modelo se pierde tanto la seguridad social para la persona que ofrece sus servicios como el pago de impuestos por el servicio adquirido.

Publicidad

Es justo en esta parte en donde entran las empresas de tercerización de personal que conocemos y que trabajan con un modelo tradicional, que llevado a cabo de una forma correcta ofrece una certidumbre a las personas que buscan empleo, a las empresas que buscan personal temporal para cierta actividad y a las autoridades del país.

Estos jugadores son los que pueden formalizar este tipo de actividad, y de hecho algunos ya lo han comenzado a hacer, creando sus propias divisiones de staffing online y creando un nuevo segmento dentro de la industria, llamado Online Staffing Enabling Technology (OSET), modelos digitales para la conexión laboral basado en software de gestión de la fuerza laboral.

Sin duda alguna, el futuro de la industria de la tercerización de personal o outsourcing se encuentra en este nuevo modelo 100% digital, primeramente, porque es un servicio que cubre las necesidades más fundamentales del nuevo mercado laboral: flexibilidad, alcance, inmediatez, seguridad, reducción de costos y ajustado a la nueva forma de interacción de las generaciones actuales.

En segundo lugar, recordemos que la pirámide poblacional en el país es joven. De acuerdo con las estimaciones del INEGI, en el 2025 la gran parte de la población se encontrará entre los 20 y 30 años, generaciones que nacieron con la tecnología como una extensión de su cuerpo y que no conciben la vida sin el apoyo de estos medios digitales para interactuar con el mundo real.

Estas personas seguramente tendrán empleos temporales, y una gran cantidad de ellos trabajará como freelance, haciendo uso de estas plataformas digitales de conexión laboral. Así que más vale que las empresas de tercerización se sumen rápidamente a esta evolución constante, buscando ajustar su oferta de valor a las nuevas tendencias y formas de vida del capital humano, quien ahora tiene el control de su vida profesional, incluso por encima de las empresas; utilizando este tipo de herramientas digitales para flexibilizar su trabajo de la forma que mejor les convenga.

Publicidad

Aquellas empresas que no migren a la nube para ofrecer un servicio ad hoc a estas nuevas generaciones, flexible, personalizado y a un menor costo, estarán condenadas a desaparecer.

Así que el futuro está en la nube.

Nota del editor: Gerardo Calderón Mosqueda es profesional con más de 15 años de experiencia en el mercadotecnia, comunicación y arquitectura de marca para compañías globales de servicio. Actualmente es presidente del comité de comunicación de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH). Síguelo en Twitter y en Linkedin. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad