Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La importancia de la capacidad de asombro

Detrás de cada invento hay un origen en una persona que tuvo una idea y que por descabellada que pareciera luchó por sacarla adelante, dice Mauricio Hubard.
jue 16 enero 2020 10:22 AM
robot-.jpg
La capacidad de generar bienestar a toda la población es enorme, y toca a las generaciones de mayor edad ayudar a los jóvenes a entenderlo, dice Mauricio Hubard.

(Expansión) - En estos tiempos en los que estamos acostumbrados a vivir rodeados de maravillas tecnológicas que han facilitado nuestra vida de una forma increíble, es desalentador darnos cuenta de cómo cada día se pierde más la capacidad de asombro en las nuevas generaciones.

Se entiende este fenómeno porque la mayoría de los miembros de la sociedad actual nació ya con adelantos tecnológicos y han crecido viendo el desarrollo de ésta como algo natural, para ellos lo disruptivo es normal.

La época que nos tocó vivir no tiene parámetro alguno de comparación en la historia del hombre, el avance en los últimos 35 años ha sido vertiginoso, se profundiza exponencialmente en los últimos 10.

Publicidad

Es casi imposible poder captar la transformación que estamos viviendo en todos los sentidos, social, político, tecnología, salud, comunicaciones, urbanismo, arte, etcétera; menos predecir hacia dónde vamos en los próximos 25-50 años.

Considero que esta época se va a registrar como una de las más grandes transformaciones de la historia de la humanidad.

Siempre han existido cosas de las cuales sorprendernos, el arte es un área en la que han habido grandes artistas que crearon obras que a la fecha seguimos admirando; la astronomía en las culturas maya, azteca, griega y egipcia; la ingeniería del imperio romano; la arquitectura en diferentes culturas; literatura, entre muchas otras.

Han habido eventos que han sido clave para lograr el desarrollo que existe hoy en día: La máquina de vapor; la capacidad de producir, almacenar y distribuir energía eléctrica; el desarrollo de industrias que promovieron un gran movimiento de las zonas rurales a las urbanas para ocupar los nuevos empleos; creación de sistemas financieros que facilitan el surgimiento, desarrollo y crecimiento de empresas y consumo, que permiten la participación de parte de la población en la riqueza que estas empresas generan en el sistema de valores; el uso masivo de computadoras y software que generaron una productividad enorme en los procesos de personas, empresas de todos tamaños, sistemas educativos, prácticamente en todas las actividades del hombre... y la lista sigue.

Especial: Emprendedor de la semana

Publicidad

A mi generación (1968-1969) nos tocó nacer en el año en que el hombre llegó a la luna, admirarnos por los efectos especiales de la película Star Wars, pasar de escuchar música en discos de vinyl a usar los CD, la llegada del fax, programas de cómputo con interfase gráfica y el mouse, primeras Laptop, los videojuegos como Nintendo, televisión por cable y después satelital, el walkman, los primeros celulares, el internet, fotografía digital, formatos digitales de audio y video que permitieron la creación de iTunes y Netflix, el comercio por internet, el iPhone y de ahí en adelante todas las empresas que funcionan mediante apps; películas donde ya no se distingue entre lo real de la irreal debido al nivel de tecnología que la industria ha logrado; guerra fría, caída del socialismo y del muro de Berlín, pasar de un partido único al nacimiento y desarrollo de la democracia en México; avances médicos que maravillan, coches eléctricos, vehículos espaciales en marte, etcétera; cada evento nos ha asombrado.

¿Y por qué la importancia de mantener esa capacidad de asombro?

Es indispensable mantener la capacidad de asombro. Detrás de cada una de esas cosas, de esos inventos, adelantos, hay un origen en una persona, alguien que tuvo una idea y que por descabellada que pareciera luchó por sacarla adelante, reuniendo grupos de trabajo que lograron con mucho esfuerzo, visión, creatividad, fracasos y aciertos, pero, sobre todo, la confianza en ellos mismos del potencial de su idea y del ser humano para llevarla a buen fin, pensar en grande.

El potencial del ser humano hoy tiene más posibilidades que nunca, es necesario que las nuevas generaciones entiendan plenamente este potencial y que lo asuman; ser conscientes de lo que son capaces en lo individual y colaborando con otros

No me refiero solo a temas tecnológicos, es en todas las áreas de la actividad del hombre.

Publicidad

Sin importar a lo que se dediquen o lo que les apasione, pueden lograr cambios positivos en la vida de muchísima gente; ¡imaginemos lo que el mundo va a mejorar si los jóvenes entienden y aplican esa capacidad junto con los avances a su disposición para bien de todos!

Vivimos tiempos interesantes sin duda alguna, las posibilidades son ilimitadas.

La capacidad de generar bienestar a toda la población es enorme; necesitamos de empresarios, científicos, políticos, sistema educativo, gobierno, mujeres y hombres de todas las profesiones, pensadores, historiadores, medios de comunicación, emprendedores, etcétera. Para lograrlo se necesita una participación consciente y proactiva de todos.

Nos toca a quienes pertenecemos a generaciones de mayor edad ayudarles a entenderlo y asimilarlo, crear ecosistemas que les permitan desarrollar ese potencial, encontrar la forma de lograr un engrane de generaciones, donde cada uno aporte su parte.

Si entendemos en total plenitud la capacidad del ser humano, el potencial que una mujer o un hombre tiene en lo personal y en equipo, nunca nos dejaremos de asombrar.

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera , estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac del Sur, graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School), es miembro activo del Harvard Alumni Association, ha tomado diversos cursos en esta escuela relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, entre otros; Desarrollo de Instituciones Financieras en el JFK School of Goverment de Harvard, también de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Escríbele a hubardm@gmail.com. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad