Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿En dónde estaba la Guardia Nacional?

Seguimos teniendo la duda si solamente se disfraza a las Fuerzas Armadas con otra cachucha, dice Jimena Cándano.
sáb 08 febrero 2020 07:00 AM
(Obligatorio)
La actuación de la Guardia Nacional ante la caravana migrante que buscaba ingresar ilegalmente al país es revisada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

(Expansión) - Desde su campaña para la ganar la presidencia, Andrés Manuel López Obrador habló de la conformación de la Guardia Nacional, el objetivo de la creación de esta corporación alternativa a las Fuerzas Armadas era combatir la inseguridad en el país, el mayor problema que preocupa a los mexicanos. Pese a toda la polémica que envolvió su nacimiento hoy ya es una realidad.

Esta agrupación es una “Institución del Estado” que debe salvaguardar nuestra vida, libertad e integridad en el pleno ejercicio de los derechos humanos de las personas, protegiendo el patrimonio y los bienes de la Nación, es un híbrido porque en ella se conjunta la organización y la disciplina de la Policía Federal, Militar y Naval, pero con sus propios regímenes, supeditados a la Secretaría de Seguridad, encabezada actualmente por Alfonso Durazo. Cosa que no queda nada claro, seguimos teniendo la duda si solamente se disfraza a las Fuerzas Armadas con otra cachucha.

Publicidad

La Guardia Nacional que debe protegernos, idealmente, de amenazas internas y externas ¿en dónde estaba durante el mes de enero? En días pasados estuvimos, por lo menos, ante dos hechos: el asesinato del grupo “Sensación” que además fueron carbonizados en el municipio de Chilapa, Guerrero. Como respuesta, la policía comunitaria, creada como respuesta a la poca intervención de las autoridades, mostró a un grupo de infantes armados para exigir la intervención del Gobierno Federal.

Igualmente a finales de enero hubo dos sucesos de alto impacto en Celaya, Guanajuato, un comando atacó y mató a nueve personas que cenaban en un restaurante a pie de carretera y al día siguiente en un puesto de tacos también se atentó contra un grupo de civiles. La violencia ha incrementado en la entidad por el enfrentamiento entre el Cártel Santa Rosa de Lima y el Cártel Nueva Generación, que se disputan el control de la venta de drogas en la zona.

Se ha comentado que la Guardia Nacional no intervino en estos sucesos porque, entre otras cosas, sigue siendo una corporación muy pequeña para la magnitud de las responsabilidades que le confiere la ley, misma que se aprobó sin escuchar a expertos. Sin embargo, en medios de golpes y gas pimienta, en conjunción con el Instituto Nacional de Migración, se encontraban desmantelando la caravana migrante 2020, integrada por más de un millar de hombres, mujeres y niños principalmente de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, quienes querían ingresar de forma irregular a territorio mexicano.

En este sentido, vale la pena reparar en varias cuestiones: suponiendo que era “más importante “atender la entrada de la caravana migrante que los otros sucesos, su actuar violó su fin primigenio de salvaguardar la seguridad priorizando el pleno derecho de los derechos humanos, tan es así que sus actos ya están siendo investigados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

En segundo lugar, el mensaje de gobierno pareciera ser, “nos importa más quedar bien con Trump que proteger los derechos humanos y a nuestros connacionales”.

Una pregunta al gobierno sería ¿qué es más importante cuidar a las y los mexicanos o a los intereses americanos?

Publicidad

En cuanto a nuestros hermanos migrantes, es importante que se implementen los mecanismos necesarios que garanticen su seguridad, protección y cuidado, mediante un proceso ordenado en el que no olvidemos que los derechos humanos no son un discurso, deben ser nuestra realidad y eje rector de política, programas y respuestas a aconteceres diarios.

Nota del editor: Jimena Cándano estudió la licenciatura de Derecho en la Universidad Iberoamericana. Obtuvo el grado de Maestría en Administración Pública con enfoque en Desarrollo Comunitario y Transformación Social en la Universidad de Nueva York. Actualmente es la Directora Ejecutiva de la Fundación Reintegra.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad