Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Empresas y colaboradores que no cambien no habrán aprendido nada

Después de esta crisis, las personas buscarán modelos de trabajo diferentes a los tradicionales, opina Jared Isaac Cortés.
mar 12 mayo 2020 11:58 PM

(Expansión) – Mucho se ha hablado de los impactos para el mundo que está dejando esta contingencia y de los grandes cambios que se van a generar. Ya hemos escuchado sobre los problemas económicos, los profundos cambios sociales, la forma en que las personas realizan su compras o la adopción, en muchos casos forzada, de nuevos modelos de trabajo como el home office.

Tampoco podemos olvidar que la pandemia ha obligado a muchas personas a hacer cambios en sus carreras profesionales para poder mantenerse en un empleo que les dé el sustento. Es un momento para demostrar la capacidad de adaptarnos, y sobre todo la habilidad de innovar.

Publicidad

Más allá de entrar en pánico y preocuparnos debemos ocuparnos buscando soluciones adaptables a nuestros negocios, aprovechando los recursos existentes que permitan continuar con efectividad nuestras funciones.

Una de estas posibles soluciones es la flexibilidad que la tercerización de personal ofrece a las compañías como una alternativa para poder contar con las personas que requerirá para regresar a sus operaciones cotidianas y poder hacerles frente a las necesidades del mercado laboral.

Después de esta crisis, las personas buscarán modelos de trabajo diferentes a los tradicionales, modelos que difícilmente podrán ser ofrecidos a la vieja usanza.

Todos estos cambios son innegables, pero ¿realmente todos hemos aprendido las enseñanzas que nos está dejando la crisis? Algunas empresas ya han demostrado que pueden salir avante en la implementación de trabajo virtual y que pueden trabajar a distancia, sin perder la productividad a la que se estaban acostumbrados.

Sin embargo, no todos han aprendido, hay algunas compañías e incluso algunos colaboradores, que desafortunadamente no han logrado adaptarse a esta nueva modalidad. Hay casos aún más preocupantes en donde las empresas se resisten a cambiar porque piensan que, al igual que otras crisis, esta será pasajera y eventualmente regresaremos a la normalidad.

Ya lo hemos visto, durante las crisis pasadas se han implementado alternativas de modelos de trabajo que han ayudado a las empresas a superar esos difíciles momentos, pero que, pasando la tormenta regresan a sus viejos modelos. Si esas empresas hubieran aprendido desde entonces, ahora no estarían sufriendo en tratar de sobrellevar la situación. Ya estarían preparadas para afrontar los nuevos retos porque ya sabrían cómo hacerlo.

Publicidad

No obstante, ese “retorno a la normalidad” de la que tanto hablan no llegará jamás. El mundo ya no va a ser el mismo. Estamos viviendo grandes cambios, tanto las empresas, como los colaboradores, entramos a un proceso de autoconocimiento que nos llevará a hacer grandes cambios, tanto en nuestra vida personal, como en la laboral.

Los modelos de liderazgo van a cambiar. Habrá líderes que dejen de serlo y otros muchos que surjan a raíz de la situación. No es lo mismo liderar un equipo de trabajo presencial que todos los días conviven y se ven cara a cara, a liderar un equipo a distancia en donde habrá la incertidumbre de qué están haciendo.

Hacer home office en tiempos de coronavirus

Muchos líderes tradicionales se sentirán frustrados porque piensan que están perdiendo el control, que no tienen una organización y planeación adecuada de las actividades porque no están supervisando presencialmente lo que hacen sus equipos.

Por otro lado, habrá colaboradores que se sientan más cómodos con esa nueva modalidad, por lo que se despertarán en ellos iniciativas que antes no tenían por el contexto en que vivían día con día.

OPINIÓN: El único negocio que le permitirá a las empresas sobrevivir la “multi-crisis”

Seguro no faltará quien motive al resto del equipo, incluso, les enseñe a usar nuevas herramientas tecnológicas que promuevan la productividad. Tampoco faltará quien tome la iniciativa de liderar nuevos proyectos basados en las necesidades que están surgiendo en el nuevo entorno laboral.

Después de la pandemia de coronavirus ni los colaboradores, ni las empresas volverán a ser las mismas y aquellos que no cambien no habrán aprendido nada.

Nota del editor: Jared Isaac Cortés Montes es Gerente de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de ManpowerGroup México, Caribe y Centroamérica. Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad