Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#CómoReactivarMéxico_header desktop Home Expansión
#CómoReactivarMéxico

La inseparable relación entre la actividad productiva y la liquidez

Gobierno, empresas y sindicatos deben lograr un gran acuerdo nacional a fin de fortalecer a la planta productiva mexicana, opina Mauricio Hubard.
mié 27 mayo 2020 12:32 AM

(Expansión) – “No es el empleador el que paga el salario. Los empleadores solo manejan el dinero. Es el cliente el que paga el salario”: Henry Ford.

En dos artículos anteriores escribí sobre la necesidad de la liquidez a fin de reiniciar la actividad productiva en cuanto sea seguro para la salud, mientras más rápido se haga menor será el impacto para las economías del mundo, para la de México, parte 1 y parte 2 .

Publicidad

En el artículo de la semana pasada, sobre la necesidad de romper paradigmas del pasado ante la nueva realidad con el COVID-19 en el mundo, lo que nos presenta grandes retos y al mismo tiempo grandes oportunidades.

El sector financiero juega en el desarrollo económico un papel fundamental, la intermediación entre el dinero y quienes lo necesitan, logra que las empresas puedan implementar estrategias de crecimiento, que los consumidores cuenten con los recursos a fin de comprar a las empresas los productos o servicios que venden (aquí la frase del inicio del artículo, la de Henry Ford cobra total sentido), a las gentes adquirir sus casas, automóviles, etcétera.

Al hablar del sector financiero, incluyo a Bancos, SOFOMES, SOFIPOS, Cajas de Ahorro, Arrendadoras, Fondos de Capital, etcétera; también está, por supuesto, la banca del segundo piso, el Banco de México, entidades gubernamentales.

Para ilustrar de una forma muy sencilla la relación entre la liquidez y la actividad productiva, pongamos un ejemplo:

Publicidad

1. Una empresa financiera presta a un taller mecánico 500,000 pesos a fin de comprar las refacciones que necesita para arreglar los coches de dueños que le piden sus servicios, al contar con las refacciones, contrata de nuevo a sus mecánicos y ayudantes (7) para hacer el trabajo.

2. Con su actividad productiva, el taller paga a la financiera los gastos e intereses que genera el crédito. La financiera, reserva el porcentaje a fin de pagar el costo de su fondeo, gastos generales y la diferencia, la vuelve a colocar en otra empresa que es viable al contar con el préstamo; y así va dando la vuelta el dinero a través de la financiera, apoyando la actividad productiva.

OPINIÓN: ¿Rescatar empresas en quiebra?

3. El dueño del taller va regularizando su operación y cobrando sus servicios, con lo que paga el sueldo a sus empleados, ellos con su dinero ganado mediante su actividad productiva, pagan los gastos que la operación de su familia genera, llevando dinero a las microempresas en su comunidad, que podrán regularizar también su operación, generar empleos y ganar dinero.

4. La empresa de refacciones desplaza su inventario y arranca el reinicio de su actividad productiva, contratando en el tiempo de nuevo a sus empleados, quienes reciben el sueldo y se repite el circulo del consumo mencionado en el punto anterior.

5. El taller mecánico, con su trabajo y la liquidez que obtuvo del préstamo, generó empleos directos e indirectos, ganó utilidades, apoyo el reinicio de actividades de otras empresas, que llegará el dinero a las comunidades y se generará el consumo, que es base del crecimiento económico.

De esta forma pensemos en multiplicar el ejemplo en millones de operaciones diarias. Sin liquidez, no hay actividad productiva constante. Y funciona igual para el sector formal que el informal.

Publicidad

Sin embargo, ya se ven algunos de los problemas que el sector financiero está enfrentando, carteras vencidas al alza, lo que lleva a tener que provisionar recursos para cubrir el riesgo, por la falta de pago y las provisiones, dispondrán de menos dinero para prestar al mercado, para circular la liquidez en la economía, en la actividad productiva.

Dentro del sector, las áreas más afectadas son las que se relacionan con créditos al consumo, los de nómina ante el desempleo a la alza, que al cierre de mayo llegará al millón de desempleados; los de empresas y corporativos serán tema de otro artículo.

OPINIÓN: 7 tips para sobrevivir en retail en tiempos de pandemia

El apoyo a la actividad productiva debe ser sin precedente alguno ante la pandemia, a las empresas que son las generadoras de riqueza, de empleos; los sueldos de los trabajadores, al contar con el ingreso, podrán regularizar sus deudas en el tiempo, fortaleciendo al sector financiero y liberando recursos de reservas para lograr un mayor financiamiento y liquidez en la economía.

Gobierno, empresas y sindicatos deben lograr un gran acuerdo nacional a fin de fortalecer a la planta productiva mexicana; solo la actividad productiva eficiente, que genere empleos bien remunerados, es la solución sustentable y sostenible en el tiempo para el desarrollo social y de bienestar.

Las empresas son la clave para lograr la recuperación económica, estas requieren de un sector financiero sólido que se fortalece al haber una actividad creciente, más empresas rentables, más personas generando ingresos, consumiendo, es un círculo virtuoso.

Apoyar a la actividad productiva con financiamiento bien analizado, que promueva más ingresos a las empresas, es el hilo para desenredar la madeja del problema económico que enfrentamos, no todo el sector lo puede hacer, pero quien lo logre, va a encontrar grandes oportunidades de crecimiento.

El desempleo estructural por la pandemia amenaza a la economía mexicana

Importante hacerlo a tasas justas y sin usura, pero no mal interpretemos esto, hay que pagar costos de fondeo, gastos operativos y generar buenas utilidades, como todos los negocios.

Hoy, más que nunca, México necesita de todos, de proteger y fortalecer la capacidad productiva del país, la generación de empleos y el desarrollo económico; por nuestro presente y futuro.

¡Apostemos por México!

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera , estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac del Sur, graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School), es miembro activo del Harvard Alumni Association, ha tomado diversos cursos en esta escuela relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, entre otros; Desarrollo de Instituciones Financieras en el JFK School of Goverment de Harvard, también de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Escríbele a hubardm@gmail.com. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad