Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La nueva virtualidad

Las transformaciones tecnológicas que hemos vivido en los últimos meses llegaron para quedarse, estamos ante la aceleración de un proceso que era inevitable, opina Marcela Visbal.
dom 19 julio 2020 07:00 AM

(Expansión) – No es difícil recordar los planes que teníamos para el 2020: viajes, reuniones, eventos, fiestas; pero la realidad es que el año que atravesamos nos cambió esos planes por una nueva forma de ver la vida, de vivirla.

Hace unos meses esta situación desconocida nos tomó por sorpresa, nos tocó de un momento a otro y sin posibilidad de prepararlo: trabajar desde casa, cuando eso parecía algo lejano para muchos; los estudiantes reemplazaron las aulas por las clases en línea; las compras ahora se deben hacer por internet; las reuniones con clientes se siguen haciendo cara a cara, pero ahora por medio de videollamadas; las fiestas por plataformas virtuales, igual que los cumpleaños, en fin, muchos aspectos de la vida se debieron transformar sin previo aviso.

Publicidad

Sin embargo, de cierta forma se pudo seguir adelante, incluso, viendo el lado positivo, muchas personas se han acercado, se pueden hacer más reuniones diarias porque no hay que desplazarse, y el poder de convocatoria en los eventos es mayor. Es posible decir que las personas están a un clic de distancia.

Ahora, meses después de convivir con una pandemia, debemos aceptar que esta situación desconocida e imprevista se ha convertido en una nueva normalidad, debemos dejar atrás la excusa de no estar preparados, o de no saber cómo actuar o reaccionar.

La verdadera cuestión ahora está en adaptarnos a ésta nueva normalidad, nadie tiene claro cuándo se acabará el COVID-19 y si volveremos a nuestras vidas de antes; en consecuencia, debemos aceptar la forma de vivir que llegó con el 2020 como la nueva normalidad.

OPINIÓN: Fuertes y renovados en la “nueva normalidad”

Tenemos que mirar hacia delante y adaptarnos, si bien la pandemia llegó en un momento inesperado, lo que viene no es una sorpresa, desde ahora nos tenemos que adaptar a seguir trabajando desde casa o a regresar progresivamente a las oficinas.

Pero sin duda, las transformaciones tecnológicas que hemos vivido en los últimos meses llegaron para quedarse, estamos ante la aceleración de un proceso que era inevitable. La nueva normalidad de la que todos hablan es realmente una nueva virtualidad, es vivir la vida con el apoyo incondicional de la tecnología.

Publicidad
Las nuevas reglas del consumo | #CómoReactivarMéxico

En ese sentido, es hora de aceptar y convivir con ella, para la cual considero que hay cinco aspectos importantes que debemos tener en cuenta para sacar todo el provecho de lo que está por venir:

- Revisar nuevamente nuestros planes de continuidad del negocio y adaptarlos a la nueva virtualidad. Crear un plan de respuesta a incidentes es clave, identificar los expertos forenses que se contactarán en caso de una emergencia, los abogados, los expertos en crisis, etc. Si ya cuentas con un seguro de riesgos cibernéticos, revisa cómo está establecido este plan. No se pueden dejar las decisiones para el momento en que ocurra un evento.

OPINIÓN: La transformación digital es la nueva estrategia económica

- Asegurarse que los empleados son conscientes de los riesgos que trae la nueva virtualidad y de sus nuevas obligaciones. Cómo almacenar datos confidenciales, cómo enviarlos, tener precaución con los sitios de internet inseguros, entender cómo utilizar correctamente la VPN, conectarse siempre por medio de una red segura.

- Revisar si los empleados utilizan sus propios dispositivos para trabajar, si lo hacen verificar las seguridades de éstos, o prohibir su uso.

- Adaptarse a la alta demanda de la VPN. Si no se tiene, implementar un sistema de autenticación multifactor. Dar mayores herramientas tecnológicas a sus empleados para que desarrollen sus funciones con normalidad, plataformas seguras para teleconferencias, para eventos masivos, probablemente en el 2020 no vayamos a ver eventos presenciales, por lo que tenemos que crecer y seguir ofreciendo a los clientes nuestros servicios de manera virtual. Pero ya preparados, ya no podemos improvisar como probablemente ocurrió al inicio de la pandemia.

- Transferencia del riesgo. Ya que somos conscientes de los nuevos riesgos, o más bien de la acentuación de los riesgos que ya existían y del incremento de nuestras vulnerabilidades, es importante pensar en la adecuada administración del riesgo. Existe un Seguro de Riesgos Cibernéticos que hace parte de la mitigación del riesgo, a través de éste se puede transferir el impacto negativo que pueda dejar un evento cibernético.

El COVID-19 ha traído innumerables consecuencias negativas a nivel global; sin embargo, cuando se trata de transformación digital, considero que su impacto ha sido positivo, solo es cuestión de adaptarnos y prepararnos correctamente para vivir de una manera acertada la nueva virtualidad que llegó para quedarse.

Nota del editor: Marcela Visbal es Líder de la Práctica de Riesgo Cibernético de Willis Towers Watson América Latina. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad