Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Por qué el ocio te hace más productivo?

Reponer tu energía a través de ocio activo no sólo disminuye tu estrés cotidiano, sino te vuelve más productivo, apunta Adriana Castro.
mié 26 agosto 2020 01:00 PM

(Expansión) – En estos días de home office, ¡qué difícil separar la vida personal de la laboral! Ahora es más común perder ese límite.

Hay empresas que saben que trabajar más tiempo no necesariamente significa más productividad. No vayamos tan lejos: seguramente te has dado cuenta que cuando trabajas cansado tu capacidad de innovar, adaptarte y negociar es menor. Produces menos y cometes más errores.

Investigaciones revelan que el rendimiento baja si te excedes en el uso de tu energía. La clave es que equilibres ese gasto con reposiciones de ella.

Publicidad

Hace poco escuché a una persona decir algo que me sorprendió pero me hizo sentido: eres más productivo si aprendes a administrar tu energía, no tu tiempo.

Winwood, Bakker y Winefield -investigadores de UniSA, Australia- exploraron de qué manera ciertas actividades de ocio favorecen la recuperación de las personas ante el estrés producido por el trabajo. En particular se interesaron en identificar qué tipo de ocio detona estados mentales positivos y por lo tanto mejora la productividad.

Descubrieron que el ocio activo es sumamente positivo.

Es decir, dedicarse a pasatiempos como la jardinería, la búsqueda de nuevas actividades, la interacción con familiares y amigos, el ejercicio físico y la interacción con las mascotas mejora significativamente la fatiga crónica.

En una muestra heterogénea de más de 300 trabajadores encontraron que las personas que dedicaron más tiempo a participar en ocupaciones de ocio activo reportaron un sueño significativamente mejor y una mayor recuperación del estrés relacionado con el trabajo. Encontraron que la actividad social era más predictiva de una mejor recuperación, seguida del ejercicio físico y los pasatiempos.

Esto significa que enfocar todo tu tiempo en trabajar, lejos de volverte productivo, puede llevarte a un círculo vicioso que nunca termina.

Quizá te ocurra que al no poder sacar todos los pendientes del trabajo comiences a renunciar a ver a tus amigos o al curso de fotografía al que te habías inscrito o a hacer ejercicio en casa. El problema es que esto hace que te recuperes menos del estrés laboral y que tu productividad disminuya.

En mi artículo anterior hablaba sobre la importancia de que como dueño de tu negocio es importante que alientes a tu equipo a mantener horarios de trabajo razonables y que tú seas el primero en poner el ejemplo, desconectándote del trabajo cuando termine tu horario laboral.

Publicidad
Contando cuentos, así entretiene este mexicano a niños encerrados en la pandemia

En otras palabras, evita la tentación de abandonar tus actividades de ocio activo para dedicarte sólo a tu trabajo. Entiendo que a veces tengas una carga de trabajo muy fuerte, y quizá esto es necesario durante una semana o dos, pero cuida que no se vuelva una constante, porque a largo plazo es peligroso para tu salud. Además, considera que si tu cuerpo está cansado, tu sistema inmune es más vulnerable... y lo que menos necesitas este año es propiciar condiciones que favorezcan la enfermedad.

Te invito a que revises cómo son tus días actualmente. ¿Realizas actividades de ocio activo durante tu tiempo libre? Si no es así, ¿qué podrías agregar de nuevo a tu vida? Para la mayoría de las personas, el trabajo nunca termina y siempre hay cosas que hacer.

Para quienes son autoexigentes es común que las veces en que tienen tiempo libre no se permitan destinarlo a una actividad de ocio activo porque lo asocien con mediocridad o con pérdida de tiempo.

Si alguna vez te ha pasado, cuestiónate:

¿Puedes justificar tus actividades de ocio activo no sólo por el placer que te brindan, sino también por el grado en que te ayudan a mantener tu energía en el trabajo?

También ayuda que hagas una lista de los costos y los riesgos de exponerte a la fatiga crónica.

Cuidar de ti requiere una inversión de tiempo para hábitos saludables, para la relajación mental, para desarrollar amistades, para la familia, para pasatiempos creativos y para la actividad física.

Publicidad
“Covid fitness”, la opción de gimnasio mexicano para mantenerse sano y en forma

Suspender estas actividades bajo el argumento de tener mucho trabajo te coloca en un riesgo inminente y te hace más susceptible a enfermedades. Reponer tu energía a través de ocio activo no sólo disminuye tu estrés cotidiano, sino te vuelve más productivo.

Si eres de los afortunados que disfruta su trabajo, enhorabuena, ahí tienes un componente que favorece tu bienestar. Pero recuerda que el bienestar profesional y financiero es sólo una parte.

Escucha a las personas adultas mayores, muchas dicen “si volviera el tiempo atrás hubiera dado más importancia a otras cosas en lugar de enfocarme sólo al trabajo”

Invierte en ocio activo que abone a tu bienestar emocional, físico y social y comunitario.

Así, al final de tus días, te sentirás orgulloso de todas esas veces que hiciste una pausa en tu trabajo, sólo para darte la oportunidad de saborear la vida.

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinió

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad