Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Paquete económico ante el COVID - header desktop Home Expansión
Paquete económico ante el COVID - galería desktop Home Expansión

Paquete Económico 2021, ¿más de lo mismo?

El mantenimiento de la estrategia del Gobierno con la expectativa de que se obtengan resultados distintos puede tener un alto costo para la recuperación de la economía, opina Jordy Juvera.
mar 22 septiembre 2020 07:04 PM

(Expansión) – Albert Einstein escribió que las crisis pueden ser una bendición para una nación, ya que pueden fomentar la creatividad y la inventiva, y no se puede pretender que las cosas cambien si seguimos haciendo lo mismo; la verdadera tragedia no es la crisis per se, sino la falta de disposición para superarla.

En este sentido se esperaba una propuesta ingeniosa que marcara la pauta para la recuperación económica; desafortunadamente, el paquete económico mostró ser una continuación de su predecesor. La propuesta se resume a supuestos optimistas de crecimiento y recaudación, se busca dificultar la devolución de impuestos y ampliar la base recaudatoria con modificaciones al Código Fiscal.

Publicidad

El destino de los recursos no necesariamente tiene como objetivo fomentar la recuperación, sino que, basado en el dogma de austeridad, se canalizan los esfuerzos en los mismos programas y proyectos prioritarios del año pasado, así como en las acciones para alcanzar la autosuficiencia energética y conseguir la consolidación fiscal.

Entrando en mayor detalle, se estima una senda de crecimiento económico que podría definirse como poco realista. La contracción de la economía de 8% para 2020 es la más optimista dentro del universo de las encuestas del mercado. De hecho, la última encuesta sobre las expectativas económicas que realiza el Banco de México muestra una contracción esperada por la mayoría de los participantes de 9.9% para 2020.

La OCDE por su parte, ajustó recientemente su estimación a una contracción de 10.2%. Para el próximo año, la SHCP estima una fuerte recuperación de 4.6%.

Esta expectativa se fundamenta en que muchas de las variables económicas han mostrado un repunte importante en la reapertura y que los factores de producción están listos para volver a ser utilizados. Da la impresión de que la SHCP considera que muchas personas desempleadas pueden regresar a trabajar en el momento en el que se reinicie la actividad económica. Esto parece no estar acorde a los fuertes incrementos en el desempleo, la informalidad y la pobreza.

Al respecto, es natural que en junio y julio se observaran tasas de crecimiento elevadas por la reapertura, pero este ritmo no es sostenible si se considera el cierre de muchas micro, pequeñas y medianas empresas, además de una restricción en el nivel de operación, sobre todo ante la ausencia de estímulos económicos.

Por otro lado, es de esperarse una reducción en los factores de la producción, más cuando este modus operandi podría extenderse al siguiente año.

El paquete no presenta la creación de nuevos impuestos, por lo que mantiene la retórica del Gobierno; sin embargo, la Miscelánea Fiscal propone cambios al Código Fiscal cuyo objetivo es dificultar las devoluciones, penalizar más severamente la evasión y utilizar medios tecnológicos que les permitan constatar las propiedades de los contribuyentes.

Publicidad
¿Cómo lograr que México salga de la crisis económica del COVID 19? | #AsíLoVemos

Asimismo, se plantean modificaciones a algunas cuotas como es el caso de las cuotas complementarias al IEPS de combustibles automotrices, que tienen el objetivo de mitigar la disminución de los ingresos petroleros cuando los precios del crudo disminuyan. Este cambio también implicaría mayores presiones para la inflación.

Con respecto al Proyecto del Presupuesto de Egresos, del gasto planteado, el 84% se encuentra comprometido en pensiones, intereses de la deuda, participaciones, aportaciones a los estados y municipios, sueldos y salarios. Los compromisos por pensiones superarían los P$1,000 mil millones (mm) de un presupuesto total de P$6,296mm.

Por su parte, el gasto federalizado disminuiría con respecto al paquete aprobado el año pasado, lo que deteriora las finanzas de los gobiernos subnacionales.

En términos del gasto de libre disposición, este se plantea en P$1,029 mm, de los cuales cerca del 43% está concentrado en los programas y proyectos prioritarios del Gobierno. Destacan las inversiones en la refinería Dos Bocas, el Tren maya, el aeropuerto General Felipe Ángeles, así como transferencias corrientes asignadas a programas como las pensiones para adultos mayores, las becas de nivel básico y medio superior y “Sembrando Vida”. Estos programas son prácticamente los mismos que el año pasado.

El paquete económico busca la consolidación de las finanzas públicas, es decir, alcanzar una trayectoria de deuda sostenible; si bien esto es prudente en un año ordinario o posterior a la aplicación de una política fiscal expansiva, es inapropiado para un año de crisis.

El mantenimiento de la estrategia del Gobierno con la expectativa de que se obtengan resultados distintos, en un contexto que exige ajustes ante los retos que emergieron este año, puede tener un alto costo para la recuperación de la economía.

Nota del editor: Jordy Juvera es Licenciado en Economía por el ITAM. Actualmente es Asociado Senior de Economía en HR Ratings y cuenta con experiencia en el sector público, así como en investigación económica y en el mercado de capitales. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones presentadas son responsabilidad del autor y no necesariamente coinciden con las de HR Ratings.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad