Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Reajusta tu presupuesto y sé más feliz

Necesitas hacer cambios que te permitan adaptarte al alza de precios y ¿por qué no? puede ser una oportunidad para relacionarte mejor con el dinero, considera Adriana Castro.
mar 27 octubre 2020 11:59 PM

(Expansión) – Este año, la pandemia y el paro de actividades detonaron en tu vida otro desafío: lidiar con el alza de precios en productos y servicios.

Así que, seguramente ya estás tomando medidas para cuidar más tu dinero. En este sentido, te invito a que analices tu “estilo explicativo” sobre esta etapa en la que necesitas prestar atención a tus gastos. Si tu explicación es “si ya no puedo pagar el estilo de vida que antes tenía, es una señal de que estoy muy mal”, tú mismo te estás colocando una etiqueta de “perdedor” o “víctima” que lastima tu autoconcepto.

Si deseas saber más sobre el estilo explicativo, revisa mi artículo anterior .

Publicidad

A veces, ante circunstancias adversas, tus miedos te paralizan y te convencen de que, o eres culpable de lo que te pasa, o eres una víctima y por lo tanto no estás dispuesto a poner nada de tu parte.

La vida no es buena o mala, la vida es. Estar enojado en la queja eterna porque tuviste que cambiar tu estilo de vida te quita energía y te desenfoca.

Necesitas hacer cambios que te permitan adaptarte al alza de precios y ¿por qué no? puede ser una oportunidad para relacionarte mejor con el dinero.

Dicen que es más rico el que menos necesita, y esta etapa podría ser la ocasión para que tú y tu familia aprendan a vivir con menos.

Si como familia eligen que esa sea la meta, en estos meses deberán elevar su fortaleza de autorregulación para administrar mejor su presupuesto. Quizá antes no sabían ni en qué gastaban y ahora están más conscientes porque establecieron un objetivo.

Si tienes hijos es importante involucrarlos y comunicar este cambio. Si los tenías acostumbrados a la excesiva abundancia probablemente ya estabas padeciendo sus bajos niveles de apreciación y esfuerzo. Así que esta situación es una buena oportunidad para generar en ellos conciencia y solidaridad.

Un amigo me compartió que dejó de llevar su camioneta al autolavado y ahora son sus hijas adolescentes quienes se encargan de lavarla. Esto derivó en que ahora son más cuidadosas de no ensuciar su interior y se sienten orgullosas de que están contribuyendo a cuidar el gasto familiar con pequeñas acciones que suman al objetivo.

Y con este cambio hay una buena noticia: el logro de metas genera felicidad. Así que mira cómo aún en escenarios adversos puedes hacer cosas que te generen bienestar.

Publicidad
Cómo crecer exponencialmente y generar valor | Expansión Summit 2020

Ahora bien, aunque estás haciendo un reajuste a tu presupuesto es recomendable que la categoría de “gustos y diversión” permanezca. Por supuesto, el porcentaje será menor pero es importante que siga existiendo porque te aporta una fuente importante de emociones positivas. Experimentarlas ayuda a aumentar tu capacidad para sobrellevar etapas difíciles como la que estamos atravesando.

Este ajuste seguramente te llevará a hacer del consumo una ocasión especial. Pero encuentra el lado positivo: cuando algo que es maravilloso siempre está disponible, con el tiempo tiendes a valorarlo menos. Limitar el acceso a aquello que te gusta hace que cada vez que lo consumes se convierta en una ocasión especial, potenciando tu capacidad para disfrutar de él. Así que irás con menos frecuencia por ese helado delicioso, pero el momento en el que lo comas, podrás saborearlo más.

Considerando que seguirás contemplando en tu presupuesto la categoría de gastos para “gustos y diversión” hay un dato que debes saber: se ha descubierto que uno que genera felicidad es gastar en otras personas. Gastar dinero en ellas te hace más feliz que cuando gastas en ti. ¿Por qué? porque te conecta con los demás. A eso se denomina gasto pro-social.

Por ejemplo: puede ser desde invitar el café a un compañero de trabajo, poner tus monedas para una persona que no tiene cambio para pagar el parquímetro, hasta donar a una organización benéfica cuya causa te inspira. Se trata de utilizar el dinero para detonar una fuerza que te conecte con los demás.

Durante los actos de dar tu cerebro recibe un impulso de oxitocina y dopamina. Esto aumenta los sentimientos de empatía y reduce el estrés.

Invertir tu dinero en otros, bien sea a través de regalos o invitaciones, tiene un impacto positivo sobre tu felicidad.

En resumen, reajustar tu presupuesto temporalmente -en lo que tus finanzas se restablecen- es una decisión que ayudará a que transites esta etapa con menos estrés.

OPINIÓN: El alarmante crecimiento del 'burnout'

Afortunadamente no es la única solución. También podrías diversificar tu fuente de ingresos con un side business o negocio lateral. ¿Qué tal aprovechar la aceleración de la digitalización para generar ingresos adicionales con esa actividad que tanto te gusta?

Dicen que cuando una puerta se cierra se abre el universo entero, así que vive esta circunstancia como una oportunidad para descubrir de qué eres capaz.

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad