Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un mundo de gracias

Una buena forma de incorporar gratitud a la cultura de tu negocio es iniciar tus juntas con una ronda de gratitud, considera Adriana Castro.
mié 03 febrero 2021 07:00 AM

(Expansión) - Pertenezco a una organización que en estos días celebra la Semana Internacional del Networking y este año la iniciativa se ha centrado en conectar dos valores: las relaciones significativas y el agradecimiento. Saber esto me llena de alegría porque ambos son componentes que la ciencia ha probado que generan felicidad.

Martin Seligman ha investigado mucho sobre las relaciones positivas y Robert Emmons sobre la gratitud. Yo he tenido oportunidad de poner en práctica sus aportaciones en mi vida y en el mundo de los negocios.

Publicidad

En este artículo no tendría oportunidad de abordar ambos componentes así que te hablaré sobre cómo el agradecimiento favorece la construcción de relaciones significativas. Principalmente en estos tiempos en los que hace falta humanizar las conexiones dado que no es posible tener contacto presencial.

La ciencia ha descubierto que la gratitud es un componente muy poderoso porque sus efectos en los niveles de felicidad se notan más rápidamente que con otros. Probablemente en muchas ocasiones la has experimentado, sin embargo, definirla no es tan sencillo. Si yo te preguntara ¿qué es la gratitud?, ¿qué me dirías? No está fácil, ¿verdad?

La ciencia de la felicidad establece que la gratitud es reconocer que hay cosas buenas en tu vida.

Las personas estamos muy acostumbradas a prestar atención a lo que no tenemos: a que no vendemos lo suficiente, no somos suficientemente inteligentes y no ejercemos el liderazgo que deberíamos.

A eso nos han educado: a enfocarnos en la carencia, en lo que no hay.

Y sí es importante saberlo, pero no es lo único. La gente feliz ha desarrollado la capacidad de no sólo identificar la carencia sino también de apreciar lo que sí tiene.

Así que hacer una pausa para reconocer a las personas que te han apoyado a transitar un año tan adverso como el 2020 ayuda a que se sientan “vistas”, se comprometan a seguir trabajando unidas y aumenten su resiliencia.

Al agradecer hay una clave que ayuda a que tu reconocimiento sea muy poderoso: agradece de manera específica. Trata de ser lo más detallado posible.

Por ejemplo: si vas a agradecer a un socio, es mejor decirle “Gracias por haberme escuchado con tanta atención en la reunión” en lugar de “Mil gracias”. Quien recibe el reconocimiento, al saber exactamente qué hizo, se sentirá motivado. A las personas nos gusta aportar y si nos dicen qué actitudes suman a eso, lo seguiremos haciendo.

Publicidad
La responsabilidad social con visión de negocios | Expansión Live

Si tienes un negocio y ha podido transitar por esta pandemia, hay un gran mérito en ti. Pero no me dejarás mentir: sin algunas, jamás lo hubieras logrado.

¿Te has tomado el tiempo para agradecerles?
¿Quién es ese aliado estratégico que te recomienda con sus clientes para que tú cierres ventas de forma más fácil?
¿Quién te enseñó a entender cómo usar Zoom para llevar a cabo tus juntas?
¿Quién te escuchó y reconfortó en relación a tus miedos cuando viste tambalear tu negocio por la crisis?
¿Quién con su sentido del humor te ha ayudado a no estancarte en la negatividad?
¿Es difícil hacer estos agradecimientos? Claro, porque hace vulnerable, pero si tienes la valentía para hacerlo, te garantizo que el nivel de conexión y felicidad contigo y con la otra persona aumentarán.

Una buena forma de incorporar gratitud a la cultura de tu negocio es iniciar tus jutas con una ronda de gratitud: destina los primeros 5 minutos de la misma para que 2 o 3 personas agradezcan de manera voluntaria a alguien del equipo. En estas rondas los agradecimientos suelen ser por temas cotidianos y tienen un efecto positivo en todos.

Escuchar que alguien diga “gracias, Miguel, por pasarme la liga para conectarme, no tenía idea de dónde encontrarla” o “gracias, Lourdes, porque diste un seguimiento muy cercano a las necesidades del cliente en los últimos días”, favorece el clima de la junta y aumenta la disposición del equipo para cooperar en la misma.

¿Otra idea para aumentar tu nivel de gratitud? Cuando sea el cumpleaños de alguien, además de felicitarlo incluye un reconocimiento. Menciona algún rasgo de carácter que te guste de él o ella, algo que le has aprendido o menciónale que aún recuerdas ese día en el que hizo algo muy valioso para ti.

Agradecer de manera específica a quienes tienes cerca te ayuda a construir relaciones significativas. No des por hecho que ya lo saben. Una de las cosas que nos ha enseñado la pandemia es que la vida es muy frágil y no hay garantía de que esas personas continúen en tu vida o que tú estés siempre para ellas. Hoy es posible, mañana no sabemos.

“Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo”: William Arthur Ward.

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad