Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Fuerza de voluntad, un aliado para que tus propósitos sean metas alcanzables

Quizá nunca habías pensado que hubiera una relación entre los hábitos de alimentación saludable y la fuerza de voluntad, pero ahora tienes este recurso para usarlo a tu favor, apunta Adriana Castro.
mar 05 enero 2021 11:59 PM

(Expansión) – El 2020 se fue, con sus historias positivas, dolorosas, impactantes e inspiradoras. Llegaste al final del año en el que has sido testigo de tu propia evolución.

Seguramente en estos días tu mente ha dado vueltas en qué podrías hacer mejor, cómo adaptar tu negocio a la nuevas tendencias, cómo ser más rentable, cómo cohesionar más al equipo dado a que trabajan de manera remota, cómo cerrar ese negocio millonario, cómo encontrar más tiempo para la vida personal y qué hacer para que tu negocio no vuelva a tener números rojos jamás.

Publicidad

Tomarte una pausa para establecer y visualizar todos esos propósitos que deseas para el 2021 te ayudarán a convertirte en una mejor persona a nivel profesional y personal.

Iniciar los primeros días con motivación para cumplirlos es relativamente fácil. El reto es mantener la constancia a lo largo de los meses.

Mucha gente desiste porque sus propósitos no cuentan con los criterios propios de una meta. Así que te recomiendo que los tuyos cumplan con estos cinco: que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y que establezcas un plazo de tiempo para lograrlos.

Dicen que a los propósitos hay que “echarles ganas” y justamente de eso quiero hablarte, de un ingrediente fundamental para el logro de metas: la fuerza de voluntad.

Empecemos por definirla: La fuerza de voluntad te ayuda a resistir a las tentaciones y evita que te dejes llevar por las satisfacciones inmediatas, para alcanzar objetivos o metas a largo plazo.

Conocer más de ella puede ayudarte a aumentar tus posibilidades de lograr tus propósitos.

Algo que quizá no sabías es que la fuerza de voluntad es como un músculo que desgastas a lo largo del día. Tal vez no lo tenías tan consciente pero pensemos en estos tres momentos de un día común: al despertar, te resistes a la tentación de quedarte en cama 5 minutos más y decides levantarte.

A la hora de la comida eliges una ensalada cuando morías por una hamburguesa. En la junta de la tarde prestas toda tu atención a ella en lugar de revisar tus mensajes. Todos ellos han consumido parte de tu fuerza de voluntad. Y si a eso sumamos tu deseo de hacer ejercicio o de planear una nueva estrategia de marketing, probablemente al final del día te quede poca voluntad para hacerlo.

Publicidad
Anuncian una nueva materia para las escuelas públicas | #EnSegundos

Pero no te desanimes, aquí viene un dato revelador. Conforme vas usando tu fuerza de voluntad a lo largo del día, esta demanda a tu cerebro “combustible” para seguir rindiendo. El cerebro es un órgano de alto consumo de energía que funciona con un suministro constante de glucosa (azúcar en la sangre).

En otras palabras, para lograr un grado alto de fuerza de voluntad, ayuda a tu cerebro a mantener estables sus niveles de glucosa.

Así que aquí van algunas recomendaciones para mantener esos niveles a lo largo del día:

1. Si te da hambre entre comidas, no recurras a alimentos altos en azúcar. Elige alimentos saludables sin azúcar refinada para mantener tus niveles de azúcar equilibrados.

2. No te saltes el desayuno.

3. No pases mucho tiempo sin comer: recurre a las famosas colaciones que recomiendan los nutriólogos.

Como te mencioné anteriormente, tu fuerza de voluntad es como un músculo que se fatiga con el trabajo pesado. Pero también hay otro aspecto de esta analogía. Si bien los músculos se cansan con el ejercicio a corto plazo, a largo plazo, el ejercicio los fortalece. Esto es, ejercer fuerza de voluntad frecuentemente ayuda a aumentar su intensidad.

Ser más disciplinado en un aspecto de tu vida; por ejemplo, en la gestión de tus finanzas, puede ayudarte a desarrollar más fuerza de voluntad en otras áreas de ella.

Mantener niveles estables de glucosa en la sangre por medio del consumo regular de comidas y colaciones saludables puede ayudar a prevenir los efectos del agotamiento de la fuerza de voluntad y por lo tanto, aumentar las posibilidades de lograr tus propósitos.

Quizá nunca habías pensado que hubiera una relación entre los hábitos de alimentación saludable y la fuerza de voluntad, pero ahora tienes este recurso para usarlo a tu favor.

Otro dato que es importante que sepas: dado que el agotamiento de la fuerza de voluntad en un área puede reducir la fuerza de voluntad en otras, es más efectivo enfocarte en un solo propósito a la vez en lugar de querer cumplir múltiples al mismo tiempo. Acuérdate, “el que mucho abarca, poco aprieta”.

Ahora tienes más herramientas para cumplir tus propósitos, así que tu siguiente paso será tomar acción. Y tú, ¿qué pequeña acción vas a realizar para lograr con éxito tus propósitos este año?

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad