Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

KM17: ¿Qué tan cerca estás de la decadencia?

Hablamos de reinventarte antes de que venga el declive. De reinventarte no porque haya pandemia, sino como una filosofía de vida, opina Jorge Cuevas.
mar 09 marzo 2021 11:00 AM

(Expansión) - En un negocio, en el deporte, como corredor de fondo, en la vida o en tu carrera profesional, hay un camino para que te vaya bien, regularmente ese proceso tiene una curva de aprendizaje en la que vas equivocándote, acertando, aprendiendo, tomando experiencia, hasta que con base en la constancia, la preparación, la creatividad y tus capacidades desarrolladas, si lo intentas suficientes veces, puedes decir: ¡Me está yendo bien!

Pero ¿qué crees?, el paso natural después del éxito no es otro éxito, regularmente después de una seguidilla de triunfos, lo que viene es una curva de descenso, es decir, la decadencia.

Publicidad

Es un proceso natural, por eso los corredores debemos entrenar por ciclos, porque no puedes mantener el mismo nivel de desempeño todo el tiempo, eventualmente tu nivel disminuirá y luego, si trabajas bien, volverá a subir, es un ciclo, la mala noticia es que todo lo que sube baja, los romanos no sabían que su éxito acabaría y hoy los vemos como algo muy lejano, lo mismo que muchos modelos de negocio que nos parecían eternos, pero que acabaron.

Por eso, incluso en el deporte, en cualquier disciplina, hay muchos campeones, pero pocos bicampeones, poquísimos tricampeones y contados multicampeones; un equipo se forma, aprende, tiene éxito y luego viene la decadencia. En ocasiones, un club de futbol, por ejemplo, volverá a ser exitoso, pero en un nuevo ciclo, quizá con otros jugadores u otra fórmula.

La pregunta importante es, aunque todo ciclo acaba, ¿cómo puedo ser bicampeón?, en palabras del gurú Charles Handy, ¿cómo puedo crear una segunda curva? Entendamos como segunda curva esa capacidad de reinventarte antes de que llegue la decadencia, de tal manera que aunque un modelo de negocio o de vida se esté acabando tú tengas ya años trabajando en el próximo.

Hablamos de reinventarte antes de que venga el declive. De reinventarte no porque haya pandemia, sino como una filosofía de vida. En ese sentido, quisiera compartirte cuatro tips:

1. Mantente atento a las señales de decadencia

Cuando ya estás más preocupado por no perder lo que tienes que por tus sueños, cuando ya no aceptas opiniones de los demás, cuando ya no quieres aprender cosas nuevas, puede que la decadencia esté cerca. Aunque tengas muchos recursos económicos, éxito y reconocimiento, si perdiste la pasión o el hambre, la decadencia se acerca.

En las empresas la gente ya no cuida presupuestos, ya no prueban cosas diferentes, ya convirtieron su propósito en un discurso barato que dejó de ser una filosofía en común que les apasionaba. Estate atento, cuando veas síntomas de decadencia hay que buscar nuevos proyectos, retos; ahí entra el segundo tip.

2. No esperes a que el éxito se acabe para reinventarte

Lo que nos dice Charles Handy es que reinventarte tiene que ser un proceso continuo, al que siempre le estás apostando. No esperas a aburrirte como pareja para encontrar nuevas formas de divertirte, no esperas a que caduque tu modelo de negocio para diversificar, no esperas a tener una enfermedad para cambiar tus hábitos, ni esperas a lesionarte para estirarte y aprender nuevas formas de recuperarte. El segundo tip es muy sencillo, es mejor cambiar cuando aún no urge cambiar, porque cuando ya urge, todos intentan cambiar, pero ya es tarde.

Publicidad
Nadar 80 metros por debajo del hielo, así se realiza el buceo libre en Europa

1. No tengas miedo de que un ciclo se acabe

Si la curva de tu negocio, tu carrera o tu vida ya va hacia abajo, no te estreses demasiado, sigue trabajando en reinventarte, quizá ya no rescates ese ciclo, porque es muy complicado que un río que va de bajada suba, pero vendrá otro ciclo. Ten visión, prepárate para la siguiente.

2. Acostúmbrate a la incomodidad

El mercado o la competencia eventualmente te incomodarán, y estar incómodo te despertará, entonces, no busques estar excesivamente cómodo, busca cuando menos una ligera incomodidad, porque estar retado, aprendiendo cosas difíciles te hace fuerte y no te deja entrar en ciclos de decadencia.

Fíjate en algo curioso, la tendencia a la comodidad es común hasta en el cuerpo, un corredor que todos los días hace la misma rutina acostumbra a su cuerpo, y esos 10 kilómetros diarios, por ejemplo, al mismo ritmo, llega un momento en que ya no le hacen efecto; hasta en el atletismo, variar mis rutinas me incomoda y la incomodidad me hace crecer.

La incomodidad nos aleja de la decadencia, nos obliga a reinventarnos, no esperes a que el mercado te incomode, hazlo tú, convierte la reinvención continua en una forma de vivir.

¡Nos vemos en el próximo kilómetro!

Nota del editor: Jorge Cuevas es corredor de fondo en la vida personal y profesional. En 20 años de carrera le han publicado 11 libros, entre ellos “MARATÓN” (corredor o no el enemigo está en tu cabeza). Se dedica a desarrollar ejecutivos y emprendedores con juegos innovadores que él y su equipo desarrollan. Es un corredor amateur-amateur que ha hecho ya 10 Maratones en diferentes lugares del mundo. Síguelo en sus cuentas de Twitter , Facebook e Instagram . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad