Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El apoyo de los bancos al crédito hipotecario, ¿funcionó?, ¿qué viene ahora?

Los programas de apoyo implementados por ABM sirvieron en gran medida para evitar que hubiera un daño importante a la cartera del sector bancario, señala Fernando Soto-Hay.
jue 11 marzo 2021 11:59 PM

(Expansión) - A pesar de ser un año de muchos desafíos, 2020 fue positivo para la banca hipotecaria en México pues se colocaron créditos hipotecarios por poco más de 199.2 mil millones de pesos versus 195.5 mil millones en 2019.

Lo anterior, aunado al bajo índice de morosidad que a diciembre pasado era de 3.3% de acuerdo con cifras de la Asociación de Bancos de México (ABM), nos indica que los mexicanos tienen un compromiso muy importante en el pago de sus créditos hipotecarios a pesar de la adversidad que trajo el COVID-19, aunque cabe destacar que los programas de apoyo implementados por ABM sirvieron en gran medida para evitar que hubiera un daño importante a la cartera del sector bancario.

Publicidad

De abril a julio de 2020, el programa de apoyo de la banca ante la emergencia se concentró en el diferimiento de capital e intereses beneficiando a más de 8.6 millones de personas con créditos cuyo valor se estima en 1.1 billones de pesos.

Cabe destacar que la iniciativa de crear este tipo de acciones se remonta a otros periodos álgidos como la crisis del subprime (2008), por el virus AH1N1 (2009), la crisis de las desarrolladoras en 2013 y la crisis tras los sismos de 2017.

En lo relacionado con el crédito hipotecario, cerca de 130 mil acreditados de un universo de 700 mil, usaron el apoyo del sector bancario. Que solo 20% de la cartera lo utilizara es un indicador muy positivo, principalmente porque muchas personas aprovecharon el apoyo como una medida preventiva ante la incertidumbre que el freno en la economía generó en el país.

Este escenario revela que la banca ha originado créditos hipotecarios de forma responsable en los últimos 15 años y que, a quienes otorga financiamiento, son personas con buena capacidad de pago aun frente a adversidades. Asimismo, confirma que los mecanismos de protección al acreditado —como el caso del seguro de desempleo a quienes acreditan ingresos a través de nómina— funcionan bien.

En este sistema hipotecario sólido donde prácticamente se otorgaron 10% menos créditos que en 2019, es destacable que el monto haya subido casi 2%, lo que implica que el valor promedio del crédito otorgado es de 1 millón 620 mil pesos y esa es una buena noticia porque quiere decir que más personas con mayor poder adquisitivo cada vez utilizan en forma más eficiente el crédito hipotecario.

En mi opinión, todo este contexto es síntoma de un mercado hipotecario estable. Pienso que veremos revertirse muchos de los efectos negativos de la pandemia con el avance de la vacunación, el seguimiento de medidas de higiene y distanciamiento responsables, lo cual hará que eventualmente ascienda el ritmo de operaciones y el valor de las mismas.

¿Qué hacer para seguir favoreciendo la colocación de créditos y la venta de vivienda?

Hay algunas acciones que recomendaría implementar con el fin de impulsar todavía más la actividad hipotecaria e inmobiliaria, recordemos que el crédito hipotecario es un detonador del sector inmobiliario a nivel mundial y vislumbrar un sector inmobiliario sin el apoyo sólido de la banca sería impensable.

Publicidad
Así afecta el alza al salario mínimo a tu crédito Infonavit

Lo primero sería reconocer esta interdependencia; después solicitar a la banca que procure créditos hipotecarios novedosos, por ejemplo, que existan créditos a 30 años pues, aunque no soy impulsor de créditos de más de 15 años en general, en este momento coyuntural bien valdrían la pena para reactivar la capacidad de compra de las familias. Esto les permitiría comprar el mismo inmueble con menos ingreso a mayor plazo.

Otro punto sería desarrollar la opción de que personas que no son familiares actúen como coacreditados lo cual incentivaría la compra en otro sector importantísimo de la sociedad, los jóvenes que ahora perciben inalcanzable la compra de una casa o departamento, pero que a raíz de la pandemia tienen más claro que nunca que el crédito hipotecario bancario es un gran vehículo en la formación de sus patrimonios.

Nota del editor: Fernando Soto-Hay es fundador y director general de Tu Hipoteca Fácil y cofundador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Síguelo en Twitter o contáctalo al correo fernando@tuhipotecafacil.com . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Recomendaciones

Publicidad
Publicidad