Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Campañas electorales y promesas ambientales

La sustentabilidad se tiene que convertir legítimamente en uno de los principales problemas de las elecciones de 2021, apunta David Duque Anaya.
jue 06 mayo 2021 12:00 AM

(Expansión) - Con el inicio de la temporada de campañas electorales, en medio de una pandemia global y al mismo tiempo, las preocupaciones sobre la crisis climática han alcanzado niveles sin precedentes.

La sustentabilidad se tiene que convertir legítimamente en uno de los principales problemas de las elecciones de 2021. Se deben abordar una serie de problemas ambientales urgentes en todo el país.

Publicidad

Ya estamos viendo los efectos de un clima cambiante y si no actuamos ahora para frenar drásticamente nuestras emisiones dañinas para el clima, las familias y las empresas en todo el país sentirán los impactos de manera cada vez más directa y severa.

Frente a las terribles advertencias de científicos y paneles internacionales, las grandes potencias no sólo no están logrando avances en la reducción de la contaminación por carbono, sino que también nos está llevando intencionalmente en la dirección equivocada, haciendo retroceder incluso las protecciones ambientales más modestas o el apoyo a la transición a energías limpias.

Todos fuimos testigos del trabajo inspirador de los jóvenes activistas que se están movilizando en todo el mundo para realizar una "huelga climática" y decir la verdad al poder en la ONU, donde se señaló directamente a los líderes mundiales por no hacer lo suficiente para detener las emisiones y responder a esta emergencia.

Nuestros candidatos deben dejar en claro que abordar esta amenaza existencial para el planeta y nuestras comunidades es una de sus principales prioridades, y deben tener planes claros y ambiciosos para lograr emisiones netas cero a más tardar en 2050.

Esta sombría situación también es la razón por la que es más importante que nunca para nosotros actuar de manera unida como nación para prepararnos para los impactos del cambio climático y reducir nuestras emisiones mientras aún hay tiempo.

Las ciudades y pueblos de todo el país han comenzado a buscar más soluciones de energía limpia, pero necesitamos una acción audaz en todos los niveles de poder si queremos evitar los resultados más catastróficos.

En el tema de nuestro recurso hídrico, todos los mexicanos deberíamos sentir la seguridad de recibir agua de calidad y la cual pueda cubrir todas nuestras necesidades. Desafortunadamente, nuestra agua en muchas zonas está amenazada por sustancias tóxicas.

Teniendo el río Santiago en Jalisco como ejemplo, también conocido como el Chernobyl mexicano, es el que más afecta a millones de usuarios alcanzado niveles de contaminación alarmantes. Una política pública más estricta podría ayudar a mejorar la calidad de vida de los habitantes que no deben correr riesgos.

 
2020 y 2016 han sido los años más cálidos de la historia reciente

La protección y correcta gestión de nuestra agua potable, sin mencionar nuestros lagos, ríos y bahías, debe ser una alta prioridad para cualquier candidato que afirma preocuparse por la salud de nuestros niños y familias.

En cuanto al problema de la contaminación plástica, está empeorando y no podemos utilizar el reciclaje como solución, ya que solo alrededor del 30% del plástico es reciclado en nuestro país.

Los plásticos contaminan nuestro ambiente en todas las etapas de su ciclo de vida, desde la extracción de petróleo y gas hasta el refinado, la fabricación y su eventual vertido o incineración. Sin mencionar todos los plásticos de un solo uso que llegan a nuestros océanos y dañan directamente la fauna silvestre.

Si bien los estados y ciudades están trabajando para detener la marea de plásticos de un solo uso, está claro que los gobiernos de todos los niveles deben liderar el camino y establecer pautas para resolver este problema. Los candidatos que buscan ocupar un cargo público en 2021 deben demostrar un serio interés para poder enfrentarse a esta realidad.

Los impactos de la crisis climática son latentes y la población ya está sintiendo estas afectaciones, y la inacción sobre los problemas ambientales en todos los ámbitos está agravando estos problemas.

Es alentador que muchos de los candidatos que compiten por un cargo público tengan contemplado en su agenda temas ambientales; sin embargo, la sociedad espera que no solo sean teorías y palabras de persuasión electoral, sino acciones reales que puedan apoyar el impacto ambiental del país.

Nota del editor: David Duque Anaya es director Ejecutivo en VLATT. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad