Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestro derecho a 'desconectar' en un mundo digital, un trabajo de todos

En un mundo 'ultraconectado', son cada vez más los países y empresas que respaldan leyes para establecer un límite entre el trabajo y la vida personal. México no es la excepción, dice Nima Pourshasb.
lun 26 julio 2021 10:33 AM

Como parte de las Reformas a la Ley Federal del Trabajo que entraron en vigor el año pasado, y que regulan el home office, en abril de este año el Senado aprobó en México por unanimidad el proyecto para establecer el derecho de las y los trabajadores a la desconexión digital. La meta es asegurar el respeto de su tiempo de descanso, permisos, vacaciones e intimidad personal y familiar, fuera de la jornada laboral establecida.

Y es que en un mundo “ultraconectado”, son cada vez más los países y empresas que respaldan las leyes para reestablecer un claro límite entre el trabajo y la vida personal. Nuestro país no es la excepción.

Sin embargo, más allá de legislar, como empleadores es importante seguir desarrollando una gran empatía hacia nuestros colaboradores, que durante más de año y medio han tenido que combinar sus actividades laborales con las personales, modificado gran parte de sus rutinas y quedado expuestos a horas y horas conectados.

Por ello, hoy más que nunca es indispensable pensar en su bienestar digital, una necesidad que, en los últimos tiempos, dado el contexto, ha cobrado todavía mayor relevancia.

Publicidad

Como ya hemos comentado en artículos anteriores, para que una compañía realmente llegue a ser un gran lugar de trabajo, el primer paso es poner a su gente en el centro. Cuidar las condiciones en que se desarrollan los equipos es lo que permite a los administradores del talento humano ser creativos e identificar mejores prácticas para, además de generar un buen ambiente laboral, lograr mantener las operaciones del negocio y por lo tanto la productividad.

Más allá de la contingencia, el verdadero valor de la gestión del talento humano radica en su capacidad para impulsar el rendimiento en toda la organización, aprovechando al máximo el trabajo de los colaboradores, los datos y la tecnología, pero sin pasar por alto su bienestar integral.

¿Por qué? Porque hoy el bienestar digital aplicado al ámbito laboral se integra dentro de un ecosistema más amplio, en el que convergen el bienestar social y financiero, además del físico y mental, creando un enfoque más holístico, y en donde los líderes de recursos humanos adquieren una gran relevancia para garantizar la sostenibilidad del capital humano en el lugar de trabajo.

¿Y el derecho a la desconexión?

El concepto de bienestar digital conlleva el uso de la tecnología de una forma positiva, permitiendo a los usuarios fomentar diferentes aspectos de sus vidas. Por ello, y en mundo cada vez más digital, la gestión de talento debe aprovechar las herramientas tecnológicas para enfrentar los retos que impone la nueva normalidad, pero en un ambiente de respeto, en donde impere la flexibilidad para poder lograr una conciliación entre la vida personal y laboral, mejorar la experiencia de los colaboradores y hacer más eficientes las operaciones al tiempo de cuidar la calidad del trabajo.

En este contexto, el derecho a la desconexión sin duda deber incorporarse como parte de la estrategia, ya que, si bien la tecnología ha sido de gran ayuda para llevar a distancia programas de bienestar a los colaboradores, también se ha convertido en un ingrediente más de estrés y problemas psicosociales al agregar horas a las jornadas de trabajo y diluyendo los horarios establecidos antes de la pandemia para la contestación de llamadas, correos, mensajes, videollamadas, etcétera.

Publicidad

Pronto regresarán más y más colaboradores a sus centros de trabajo, muchas organizaciones apostarán por un trabajo híbrido para dar continuidad a sus operaciones, otras, incluso, optarán por el teletrabajo de forma permanente y debemos estar preparados para crear una cultura organizacional dinámica que se adapte a un mundo en continuo cambio.

Sin duda, el futuro del bienestar laboral seguirá estando en la mira de muchas organizaciones conscientes del valor de su capital humano, sin embargo, es importante resaltar que este trabajo no tiene un solo lado, pues todos los actores involucrados, empresas, colaboradores, legisladores, etc, debemos unir esfuerzos para apostar por una relación segura, saludable y responsable con la tecnología existente, evitando así los aspectos negativos asociados a su mal uso en términos de ética, transparencia, adicciones o hiperconexión.

Nota del editor: Nima Pourshasb es CEO y Co-Founder de minu . Cuenta con una extensa experiencia emprendedora creando y creciendo empresas tecnológicas en diferentes países. Creó su primera empresa para consumidores latinoamericanos, FormaFina, con oficinas en seis países de la región. En México colaboró en Banco Sabadell como responsable de la Banca de Personas. Nació en Irán, creció en España y realizó sus estudios de posgrado tanto en Londres como en EU. Síguelo en LinkedIn y/o Twitter . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Publicidad
Publicidad
Publicidad