Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿El cambio climático aumenta la magnitud y frecuencia de desastres naturales?

La evidencia científica y los impactos ambientales recientes incrementan la discusión sobre la gestión del cambio climático, convirtiéndolo en un problema de alcance mundial, opina Pablo Necoechea.
vie 06 agosto 2021 12:13 AM

(Expansión) - Durante décadas, los científicos han advertido cómo el cambio climático hace que los fenómenos meteorológicos extremos y desastres naturales sean más probables. Mientras más eventos climáticos extremos ocurran, los científicos tendrán más oportunidades para medir las externalidades del impacto del cambio climático.

La evidencia científica y los impactos ambientales recientes han incrementado exponencialmente la discusión sobre la gestión del cambio climático, convirtiéndolo en un problema de alcance mundial.

Publicidad

Recientemente se han percibido desastres climáticos más extremos y frecuentes, tales como los últimos sucesos relacionados con el calor extremo en Canadá y el noroeste del Pacífico de los Estados Unidos, que han demostrado una vez más la necesidad de tomar conciencia y determinar planes de acción ambiental.

Derivado de esta situación, diversos grupos de interés han incrementado su preocupación hacia la vulnerabilidad e incitan al mundo a gestionar una acción más rápida contra el cambio climático y calentamiento global.

Respecto a las inundaciones extremas de la semana pasada en algunas ciudades de Europa, algunos expertos han comentado que el cambio climático contribuyó en gran medida a dicha catástrofe. Estos eventos son una prueba más de que es necesario actuar con urgencia para abordar el tema. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró a los medios que las recientes inundaciones indican que se requiere actuar urgentemente en contra del cambio climático.

Los desastres climáticos nos muestran cómo (y con qué fuerza) el cambio climático puede afectar nuestros sistemas económico-sociales. Por lo que es importante identificar y gestionar los riesgos asociados al clima para alcanzar resiliencia ante fenómenos meteorológicos extremos, que son consecuencia del cambio climático.

Existe una relación entre el impacto del cambio climático y los fenómenos meteorológicos extremos. El planeta seguirá calentándose cada vez más mientras continuemos emitiendo gases de efecto invernadero al ritmo que lo hacemos actualmente. De modo que es necesario mitigar y compensar nuestras emisiones de CO2 y otros gases contaminantes que contribuyen al calentamiento global.

Asimismo, es fundamental conocer y concientizar sobre el nexo entre el cambio climático y sus externalidades, para comprender cómo los desastres climáticos afectan (y afectarán aún más), tomando con seriedad las advertencias que actualmente estamos viviendo y lo vulnerables o resilientes que podemos ser ante el cambio climático.

México, por su situación geográfica, es un país potencialmente vulnerable ante el cambio climático. De acuerdo con diversos estudios, más del 15% del territorio nacional, el 68.5% de la población y el 70% del PIB son propensos a sufrir consecuencias negativas por este fenómeno. Por lo tanto, es urgente impulsar la lucha contra el cambio climático.

Publicidad
¿Sabes definir el calentamiento global? Te explicamos qué es y cómo funciona

Sin embargo, uno de obstáculos más importantes que el país tiene para lograrlo es un carente liderazgo en términos de políticas ambientales y una política energética del gobierno federal basada en los combustibles fósiles que relega a las energías renovables; lo que se traduce en un potencial aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La actual política ambiental y energética del gobierno federal de México requiere ajustes para cumplir con sus compromisos climáticos. Estos ajustes deben tomar en cuenta el capital natural del país y su gran potencial de energía renovable para ambicionar en materia de gestión ambiental y recuperar liderazgo. Sin embargo, la gestión del medio ambiente no es tarea única del gobierno.

Es necesario acelerar colaborativamente las medidas de protección climática a nivel local, regional y mundial, así como a nivel privado y público. La gestión de nuestro impacto ambiental es un concepto que requiere de la acción del gobierno y formuladores de políticas públicas, pero también de la iniciativa privada, los actores financieros y la sociedad en general.

A medida que los gobiernos, empresas, inversionistas y sociedad comiencen a incrementar su ambición climática, la descarbonización global será la tendencia más disruptiva de los siguientes años.

Nota del editor: Pablo Necoechea es Licenciado y maestro en Desarrollo Económico por la Universidad UPAEP, Maestro en Innovación por Deusto Business School y Maestro en Economía por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente es miembro del Standards Advisory Group de Sustainability Accounting Standards Board (SASB) y se desempeña como Sr. Sustainability Manager de Grupo Televisa y profesor de economía ambiental en la Universidad Anáhuac Norte. Escríbele a pablonecoechea@gmail.com Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad