Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Habilidades que permitirán a las empresas salir fortalecidas de la pandemia

Aunque la tecnología ayuda a acelerar los procesos y a reducir el trabajo operativo humano, las máquinas no pueden reemplazar a personas con habilidades sociales, opina Gabriela Rodríguez.
jue 19 agosto 2021 12:04 AM

(Expansión) - Durante este último año y medio aprendimos que pensar a largo plazo por ahora no tiene sentido, pues todo cobró una mayor velocidad debido a la pandemia; incluso se dice que el mundo aceleró cinco años su proceso de transformación digital; ahora, la pregunta que debemos plantearnos como líderes es, ¿nuestros equipos de trabajo desarrollaron los mismos cinco años en Habilidades Blandas y Técnicas requeridas para este tiempo?

Sin lugar a dudas la coyuntura que vivimos nos obligó a todos a tomar roles y decisiones que permitieron que desarrollemos nuevas competencias, tanto en el manejo del equipo, en la planificación y ejecución de nuestras tareas; quizás en convertirnos en personas y empresas más digitales, pero las empresas deben tomar de manera muy seria la necesidad de diagnosticar y cerrar las brechas de formación de competencias de forma mucho más ágil que en el pasado.

Publicidad

Desarrollar las habilidades de la fuerza laboral es clave en un mundo post COVID para elevar la competitividad de una compañía e impulsar el crecimiento de las diferentes industrias; de acuerdo con un análisis económico de PriceWaterhouseCoopers, la mejora de las habilidades podría sumar 6.5 billones de dólares al PIB mundial y crear 5.3 millones de nuevos puestos de trabajo.

Esto se debe principalmente porque el invertir en las habilidades que las personas necesitan para los trabajos del futuro, y en desarrollar la capacidad de aprender, ayudará a más personas a navegar en un mundo globalmente conectado, así como en colocar a una compañía en una posición de mayor competitividad.

Por lo tanto, lo importante es saber en qué habilidades se deben enfocar las empresas. De acuerdo con el Informe El Futuro de los Empleos, elaborado por el Foro Económico Mundial, se precisa que de cara al 2025, las habilidades blandas como el pensamiento crítico, la resolución de problemas complejos, la resiliencia, la flexibilidad, la creatividad e innovación, la cultura digital y la inteligencia emocional cobrarán gran importancia.

Entre las razones que explican esta tendencia destaca el acelerado involucramiento de tecnología, pues aunque ayuda a acelerar los procesos y a reducir el trabajo operativo humano, las máquinas no pueden reemplazar a personas con habilidades sociales.

Dicho esto, una de las habilidades blandas más importantes a desarrollar es la cultura digital, la misma que hace referencia tanto a la apertura como a la afinidad que tiene una persona con la transformación digital y a las nuevas formas de trabajar que están involucradas en ella (home office, automatización, uso de tecnología, optimización de procesos etc.).

También implica estar dispuesto a enfrentar los cambios tecnológicos abiertamente y considerar sus beneficios; además, quien desarrolla esta competencia, evidencia facilidad para aprender sobre el uso de instrumentos y sistemas. Esta habilidad se puso a prueba durante la pandemia y se quedará como una competencia básica tanto para los procesos de Selección, como de Desarrollo Organizacional.

Antes, para muchas compañías tradicionales no era importante la flexibilidad; pero, imagina el impacto que tuvo el adaptarnos al trabajo a distancia, las nuevas maneras de cumplir con nuestras obligaciones, ser empático con la realidad de nuestros equipos o incluso contar con líderes sin esta competencia.

Esta habilidad tiene que ver con adaptabilidad, estar abiertos al cambio, priorizar tareas e incluso asumir otras responsabilidades con una orientación al cumplimiento de los objetivos de la compañía.

Publicidad
La resiliencia de las mujeres frente a la crisis | Expansión Live

Otras habilidades blandas que se volvieron imprescindibles en las empresas, a raíz de la pandemia, son las relacionadas con la resolución de problemas, como el pensamiento crítico, dado que los pensadores críticos tienen la capacidad de analizar un problema desde un punto de vista imparcial, y encontrar varias soluciones para tomar las mejores de decisiones.

Sin duda se ha convertido en algo fundamental para enfrentar las incertidumbres y los entornos complejos de la situación actual y futura, donde los retos profesionales y personales seguirán siendo parte de nuestro día a día.

Asimismo, la inteligencia emocional destaca por ser una habilidad social cada vez más relevante para las compañías; tanto líderes como colaboradores, deben saber manejar el estrés de manera efectiva. Previo a la pandemia, el trabajo bajo presión era la competencia más demandada para evaluar en los procesos de selección para posiciones administrativas y técnicas de mandos medios, gerenciales y directivos, según un estudio de evaluar.com.

Hoy tener un equipo de trabajo con alta inteligencia emocional es vital, pues tendrá mayor resiliencia, bienestar mental, productividad y será más eficaz; en este sentido, el papel de los líderes es clave para escuchar las necesidades de cada uno de los colaboradores, interesarse por ellos, y promover un equilibrio entre el trabajo y su vida personal.

Es momento de acelerar realmente el desarrollo de habilidades en nuestros equipos, pues esto contribuye no solo al crecimiento de nuestras empresas, sino también a fortalecer a los líderes y colaboradores que trabajan con nosotros y que han aprendido durante este año y medio de manera muy dura a salir fortalecidos de esta crisis.

Nota del editor: Gabriela Rodríguez es Directora Regional para Latinoamérica de evaluar.com. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad