Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El trabajo remoto moldeará al personal del futuro en Latinoamérica

El aprendizaje es una forma que tienen las organizaciones de generar lealtad y de mostrar que están comprometidas con las metas a largo plazo de su personal, señala Kelly Palmer.
vie 12 noviembre 2021 12:09 AM
home office
Con más gente en su casa, al no tener que perder tiempo viajando hacia y desde el trabajo, hay más tiempo disponible para aprender, haciendo esto más accesible, considera Kelly Palmer.

(Expansión) - Latinoamérica fue una de las regiones más golpeadas por el COVID-19, que impactó las vidas de cientos de miles de personas. La crisis sanitaria no solo cambió la forma en que la gente trabaja, sino también su relación con el lugar de trabajo.

A medida que la pandemia empieza a disminuir en los países de Latinoamérica, las empresas de toda la región están discutiendo si es hora de volver a la oficina o no. Mientras que aún es pronto para determinar la línea de acción que la mayoría de las organizaciones tomará, el debate sobre el tema ya está determinando la forma en que será el futuro del trabajo en la región.

Publicidad

El trabajo remoto fue ampliamente adoptado en Latinoamérica. Una investigación reveló que el 66% de los consumidores digitales de la región trabajó de forma remota durante el primer semestre de 2021 y muchos profesionales estaban dispuestos a cambiar de trabajo solo para poder continuar trabajando desde su casa.

En Estados Unidos ya hemos vislumbrado cómo afectaron al personal los cambios impuestos durante la pandemia, con el surgimiento de la “Gran Renuncia”. Motivadas por las epifanías relacionadas con la crisis sanitaria, muchas personas comenzaron a revaluar sus vidas personales y profesionales y cómo quieren pasar el tiempo.

Muchos profesionales comenzaron a revaluar lógicamente sus carreras profesionales y algunos dejaron sus trabajos en busca de oportunidades que se alineen mejor con sus metas. Una encuesta reciente también reveló que el 41% del personal a nivel mundial considera renunciar el próximo año.

El fenómeno está haciendo que los líderes en Recursos Humanos (RH) y gerentes en todo el mundo revalúen la importancia de tener una estrategia eficaz para retener talentos, como también profundizar aún más en la motivación detrás de la travesía de los empleados.

Retener empleados, sin embargo, no es la única razón por la que las empresas necesitan considerar continuar con el trabajo remoto una vez que volvamos a la “normalidad”. Las organizaciones deberían aceptarlo por los resultados a largo plazo que esto tendrá en los negocios, como un incremento en la productividad, innovación y colaboración.

Pero también hay otra razón mayor por la que los negocios necesitan del trabajo remoto más que nunca, incluso después de que la pandemia de COVID-19 finalmente termine: tiene que ver con la brecha cada vez más grande en cuanto a habilidades.

La transformación digital que están experimentando las empresas alrededor del mundo está acelerando la necesidad de nuevas habilidades. Algunos cálculos indican que la respuesta a la pandemia ha acelerado cinco años la adopción digital. Muchas empresas luchan para mantenerse al día con ese ritmo acelerado en el que suceden todos los cambios.

Tener estrategias de aprendizaje sólidas que mantienen a los empleados comprometidos e interesados constantemente en realizar upskilling es la clave para cualquier negocio que quiera mantener la relevancia en un futuro cercano y la respuesta para esto podría ser dar al personal la flexibilidad que necesita para aprender mientras realiza su trabajo.

Trabajar de forma remota tiene el potencial de terminar con la inminente “brecha de habilidades” a la que nos acercamos. En lugar de reducir el tiempo que los trabajadores dedican al aprendizaje, el trabajo desde casa durante la pandemia realmente lo ha aumentado.

Publicidad

Con más gente en su casa, al no tener que perder tiempo viajando hacia y desde el trabajo, hay más tiempo disponible para aprender, haciendo esto más accesible. Desde que se cerró el mundo por el coronavirus, la demanda de aprendizaje online se incrementó exponencialmente . El personal está comprometido y las empresas deberían tomar esto como una oportunidad.

Aunque las personas están interesadas en desarrollar nuevas habilidades, las organizaciones aún no ofrecen tantas oportunidades. Una encuesta llevada a cabo por Degreed indicó que el 46% de los trabajadores alrededor del mundo dijo que sus empleadores redujeron las oportunidades de upskilling y reskilling durante la pandemia. En paralelo, casi dos tercios (60%) de los trabajadores dijo que la pandemia de coronavirus aceleró la necesidad de adquirir nuevas habilidades.

Los trabajadores están listos para desarrollar nuevas habilidades, así que facilitarles aprender y desarrollar habilidades mientras trabajan de forma remota puede ser parte de la solución hacia el futuro. El personal espera más de los empleadores ahora.

El aprendizaje es una forma que tienen las organizaciones de generar lealtad y de mostrar que están comprometidas con las metas a largo plazo de su personal. Una estrategia de aprendizaje que funciona es una que se enfoca en ayudar a la empresa a tener éxito en el futuro, pero también es una que permite autonomía, flexibilidad y es lo suficientemente ágil para responder a los cambios constantes.

Nota del editor: Kelly Palmer es directora de Aprendizaje y Talento, Degreed. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad