Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Universidad es el club de aprendizaje de por vida

La Universidad del Futuro inicia hoy con una inscripción de acceso que te integra a un Club de Aprendizaje y crecimiento personal para toda la vida, apunta Rafael Campos Hernández.
mar 11 enero 2022 11:59 PM
Educación en línea
Los nuevos escenarios académicos deben de vincularse directamente a las necesidades laborales locales con visión global, asegura Rafael Campos Hernández.

(Expansión) - Las personas y la sociedad son conscientes de tendencias antagónicas del propio desarrollo. Entre las fuerzas de impulso a la evolución personal y social destacan:

· El desarrollo exponencial de las ciencias, así como de nuevas energías sustentables
· La integración de las nuevas tecnologías a la vida cotidiana
· La digitalización del gobierno, la empresa y los hogares
· La consolidación de modelos económicos con visión social
· El sentido humano y ético de la vida con respeto a las diferencias sociales, de género y culturales
· Una conciencia global por mantener el mundo como casa de todos
· Y una pirámide poblacional mundial que en los próximos 40 años se transforma en un tubo poblacional en el que las necesidades de educación básica y secundaria serán solo un 25 % de los requerimientos de formación de los habitantes.

Publicidad

Sin embargo, se incrementa también el crecimiento de fuerzas que frenan a los individuos y los países en su consolidación. En esta línea se tiene: el desperdicio de recursos naturales por generación de riqueza de pocos; la limitación de la movilidad entre zonas geográficas buscando una mejor condición de vida; las decisiones con visiones viejas que pretenden resolver nuevos problemas sociales; la nueva Edad Media de regiones, países y empresas que se encierran en negocios que no permiten la participación de todos si no eres miembro del grupo limitando el compartir el conocimiento si no eres parte de ese Club; la violencia, discriminación y rechazo a las personas por no aceptar a quién es diferente al propio grupo; la carencia de trabajo justo para todas y todos que genera desempleo, por mencionar solo algunas.

El día de hoy estas tendencias que parecen contradictorias generan que se ofertan nuevos trabajos con perfiles abiertos que exigen el que se dominen nuevos idiomas de comunicación, manejen nuevas tecnologías en los procesos productivos y estén en permanente aprendizaje de las actualizaciones de su campo laboral.

En suma, la microempresa y cazadores de talento de los grandes corporativos se topan con que buscan personal calificado que no existe en los perfiles tradicionales ni están egresando de las instituciones de educación superior. Esto lleva a que las organizaciones consolidadas tengan que generar sus centros de formación y los individuos sin trabajo tengan que emprender desde cero sin las herramientas para ser exitosos en el primer intento.

Las Instituciones de Educación Superior son catalizadoras de una nueva forma de afrontar esta realidad, pero requieren innovar en: los nuevos escenarios académicos, la agilidad en la integración de nuevos aprendizajes, el impulso a un nuevo perfil de docente y la exigencia en los nuevos crecimientos de los jóvenes adultos, adultos y adultos mayores.

Los nuevos escenarios académicos deben de vincularse directamente a las necesidades laborales locales con visión global. El trabajo es un servicio que se presta al otro. Permite la autorrealización e impacta en el desarrollo económico local. Por lo mismo estos nuevos campus Universitarios deben de estar alineados al tamaño de la demanda y el nuevo perfil de sus escolares.

En regiones pequeñas serán Micro Campus para atender necesidades concretas de la región e integrarse a su dinámica local siempre con conectividad a Internet. En urbes el tamaño del Campus integrará espacios de práctica de las ciencias con infraestructura mayor. En ambos casos la conectividad tecnológica debe favorecer: que los gurús y docentes Rockstar de estas últimas puedan dar sesiones remotas por educación híbrida o a distancia.

Es decir, el conocimiento y el experto siempre es accesible en todo lugar apoyado en videoconferencia o telepresencia holográfica, o en demanda por video de sesiones pregrabadas. Por diseño cada Micro o Macro campus universitario deberá permitir el acceso a la escuela o facultades pensando no solo en los jóvenes sino en adultos y adultos mayores.

Publicidad

Los programas académicos y sus mapas curriculares al ser ágiles deben de simplificarse en su acreditación oficial. Más que un plan fijo y estable se favorecerá: multidisciplinariedad en el manejo de los contenidos; flexibilidad en la experiencia de avanzar en los programas académicos; micro cursos con certificaciones de empresas, PYME, gobierno y Sociedad Civil conectadas directamente a la necesidad laboral a cubrir; micro contenidos que permitan la actualización inmediata; cadena de certificación oficial para pasar de Bachillerato a Técnico Superior o Profesional Asociado, de este nivel universitario a Ingeniero o Licenciado, de ahí a Especialidad, Maestría, Doctorado, Posdoctorado.

La meta se fija por el educando y la Universidad va dando cursos programas, micro seminarios y talleres que complementan el plan personal de cada alumno para que logre su mejor versión durante toda la vida. Esto permitiéndole salir de la universidad, vincularse al mercado laboral, regresar a la universidad y acreditar su experiencia. No por 3 o 4 años, sino durante y para toda la vida activa de la persona. Más aún, deberá de ser más andragógica.

Es decir, una educación para el adulto desde los segmentos de joven adulto hasta el rango de adulto mayor. En este sentido el enfoque es en una educación pragmática que impulsa el saber para hacer, conocer para actuar, informar para decidir y todo con un sentido de desarrollo de las diferencias individuales de cada individuo.

La Universidad del Futuro inicia hoy con una inscripción de acceso que te integra a un Club de Aprendizaje y crecimiento personal para toda la vida. Con esta idea eje es que el enfoque de las Universidades debe de ser el éxito del discípulo con un inicio de desarrollo académico o profesional y un final, sacando lo mejor de la persona de por vida.

Nota del editor: Rafael Campos Hernández es Rector Institucional de Aliat Universidades. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad