Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cómo transformar en acciones los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los ODS son una nueva oportunidad de revertir el daño y de convertirlo en un nuevo capítulo: la regeneración, la innovación y sobre todo la acción, considera Laura Bonilla.
jue 25 agosto 2022 11:40 AM
P4G Desarrollo sostenible
La Agenda 2030, como comúnmente se denomina, plantea 17 objetivos que incluyen 169 metas a cumplir. Si bien cada país enfrenta problemáticas diferentes, estos puntos brindan una guía para aplicarse a su contexto particular, apunta Laura Bonilla.

Nota del editor: Esta columna se publicó originalmente el 24 de agosto de 2022 con la autoría de Lourdes Castañeda, sin embargo, el equipo de RP de la empresa para la que labora la autora rectificó que el nombre correcto de quien escribe es Laura Bonilla, que aparece en el texto a partir del 25 de agosto de 2022.

(Expansión) - El cambio climático, la desigualdad social, así como la escasez de alimentos y recursos naturales representan algunos de los retos más importantes de las últimas décadas.

Para revertir esta situación han destacado diversas iniciativas a nivel global como la encabezada por la Organización de las Naciones Unidas en 2015: los Objetivos de Desarrollo Sostenible; que establecieron una agenda con metas específicas para cumplirse antes del 2030, es decir, proyectando un plazo de 15 años para darle solución a dichas problemáticas.

Publicidad

Estas metas representan un gran reto. La Agenda 2030, como comúnmente se denomina, plantea 17 objetivos que incluyen 169 metas a cumplir. Si bien cada país enfrenta problemáticas diferentes, estos puntos brindan una guía para aplicarse a su contexto particular.

En México, el Pacto Mundial ha impulsado una serie de colaboraciones cercanas entre la iniciativa privada, la sociedad civil, academia y gobierno para establecer acciones y propuestas que contribuyan a estos objetivos bajo una filosofía de cooperación e innovación por medio de la creación de grupos de trabajo de la Agenda 2030, los cuales permiten abrir espacios que promueven el intercambio de ideas y facilita la puesta en marcha de proyectos reales y sobre todo alcanzables.

El Pacto Mundial México y el Consejo Coordinador Empresarial convocaron a diferentes actores estratégicos con la capacidad y el alcance para transformar los proyectos en realidades. Un ejemplo de estos grupos interdisciplinarios es el enfocado a Ecosistemas y Biodiversidad, que aborda temas relacionados con la pesca sostenible, cuidado de los bosques y fomento a la agricultura regenerativa.

De acuerdo con la propia ONU, más de 3,000 millones de personas dependen de la biodiversidad marina y litorales para su subsistencia, y con respecto a los bosques no es diferente, con 1,600 millones de personas dependiendo de ellos.

Ante este panorama el grupo de Bosques y Ecosistemas de la Agenda 2030 ha establecido líneas de acción y guías de implementación enfocadas en ayudar a que las pequeñas y medianas empresas puedan implementar prácticas que protejan la biodiversidad, a la vez que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los pequeños productores.

Esto incluye proporcionarles acceso a capacitaciones, además de compartir buenas prácticas en comercialización, venta y consumo de productos, que permitan incentivar una actividad más sostenible, contando con manuales que estén a su disposición para abordar los principales desafíos como la seguridad alimentaria el cambio climático, la deforestación, entre otros.

 

Más allá de los compromisos establecidos por los ODS, con menos de una década para convertirlos en acciones colectivas, debemos emprender una nueva cultura de la sustentabilidad, una filosofía que se arraigue en diferentes esferas de las empresas y que, a largo plazo, sea algo que indiscutiblemente se incorpore en las futuras estrategias de negocio, que sea parte fundamental de la creación de las pequeñas y medianas empresas y sea vital para los emprendedores al iniciar cualquier proyecto.

El Pacto Mundial México entendió esta premisa y nos abrió la posibilidad de ir más allá del discurso. Estamos cambiando el rumbo de la historia con pasos concretos, con acciones que hoy cuentan y pueden ser contadas. Los ODS son una nueva oportunidad de revertir el daño y de convertirlo en un nuevo capítulo: la regeneración, la innovación y sobre todo la acción.

Nota del editor: Laura Bonilla es directora de Asuntos Corporativos de Unilever Norte de LATAM. Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad