Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La salud es una oportunidad de billones de dólares

La tecnología se ha convertido en una herramienta principal en la evolución de área de la salud, y seguirá avanzando radicalmente con el empleo de IA, lo cual, demanda inversiones.
vie 11 noviembre 2022 06:08 AM
La IA te puede ayudar a entender tus enfermedades
Es el momento para apostar decididamente por invertir en los sistemas de salud que ayuden a dar respuesta a los retos y necesidades del desarrollo social, al tiempo que permiten generar utilidades, considera Pedro López Sela.

(Expansión) - Garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las edades es esencial para el desarrollo sostenible. Antes de la pandemia se habían hecho grandes progresos en la mejora de la salud de millones de personas, pero la propia pandemia puso de manifiesto la necesidad crítica de estar preparados.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo reveló las enormes disparidades existentes en la capacidad de los países para hacer frente a la pandemia y recuperarse de ella, lo que implica un obstáculo para la realización de uno de los grandes Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de la ONU, que es el de garantizar una vida sana para todos, a partir de la premisa de que las personas sanas son la base de las economías sanas.

Publicidad

El aspecto más revolucionario del tercer Objetivo de Desarrollo Sustentable es lograr la cobertura sanitaria universal, una meta que muchos consideran demasiado ambiciosa y difícil de lograr o de medir. Alcanzar el objetivo requiere de inversión en sistemas sanitarios o, visto de otra manera, este reto global puede traducirse en una oportunidad de negocio.

La tecnología se ha convertido en una herramienta principal en la evolución de área de la salud, y seguirá avanzando radicalmente con el empleo de la Inteligencia Artificial (IA), lo cual, demanda inversiones.

Las oportunidades de inversión en el mercado de la salud se están incrementando cada vez más incidiendo en las tasas de crecimiento de los países. Se estima que en 2020 la inversión mundial en inteligencia artificial aplicada a la salud rondó los 68,000 millones de dólares (mdd), de los cuales 42,200 mdd procedían de inversionistas privados.

Para 2021 el mercado alcanzó los 383,300 mdd y se estima que cerrará este año en cerca de 450,000 mdd, manteniendo una alta tasa de crecimiento interanual a lo largo de los próximos cinco años.

Cada avance en tecnología para la salud es una oportunidad de inversión en proyectos potentes que, desde la óptica del sector salud, genera interesantes retornos. La inversión en tecnología se hace presente en el descubrimiento de nuevos fármacos, en la interpretación de imágenes radiológicas, y hasta en el análisis del genoma de un paciente; es de gran utilidad en la detección de tumores y para quienes tienen algún tipo de impedimento físico o mental; y permite la monitorización de las personas mayores que vivan solas.

Sin dudarlo, la tecnología se ha adentrado en la medicina. Tan es así que se prevé que alrededor del 70 % de las empresas adoptarán al menos un tipo de tecnología avanzada para 2030 y que, para entonces, la IA podría generar un producto económico adicional de unos 13 billones de dólares, aumentando el PIB mundial en un 1.2 % anual.

La tecnología en la salud puede, por un lado, facilitar el surgimiento de organizaciones de escala masiva y, por otro, permitir a los pequeños actores, e incluso a los individuos, emprender proyectos que ahora son realizados principalmente por empresas más grandes.

El tercer Objetivo de Desarrollo Sustentable propuesto por la ONU es una gran oportunidad para invertir y obtener rendimientos, al tiempo que se apoya a la causa de la salud en el mundo. Pero, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “las fuentes tradicionales de financiamiento público no son suficientes. Afortunadamente, en el sector privado, vemos un cambio de la inversión tradicional hacia modelos que no sólo generan retornos, sino que a su vez buscan tener un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente”.

 

Conforme el BID, el mundo empresarial ya entró en la era de la inversión sostenible, o lo que llaman "financiamiento de los ODS", es decir, decisiones de inversión destinadas a generar medidas de impacto medibles en línea con los ODS.

Es pues el momento para apostar decididamente por invertir en los sistemas de salud que ayuden a dar respuesta a los retos y necesidades del desarrollo social, al tiempo que permiten generar utilidades. Los problemas de salud son una gran oportunidad de negocio al facilitar el desarrollo de todo género de productos, herramientas y dispositivos para atender los diferentes tipos de enfermedades y desarrollar nuevos proyectos que contribuyan a mejores estados de salud al tiempo que generan utilidades.

En resumen, la tecnología aplicada a la salud incrementa la posibilidad de estandarizar, mejorar y ser más precisos en todas las áreas; facilita el análisis de datos de forma masiva para mejorar la atención a la salud; mejora la comunicación entre entidades y proveedores y entre profesionales y pacientes; y ofrece a inversionistas la oportunidad de obtener utilidades apoyando al logro de uno de los objetivos de desarrollo planteados por la ONU.

Tú ¿qué piensas al respecto? ¿Estarías interesado en emprender o dispuesto a invertir en soluciones para el sector salud? ¿Te imaginas haber invertido en la penicilina o los rayos X? ¿Te imaginas en invertir en la cura del cáncer o del Alzheimer?

Nota del editor: Pedro López Sela es Team Principal de ExO Builder, el ecosistema global de emprendimiento tecnológico más diverso del mundo. Ha co-fundado 10+ empresas y entrenado a 5,000+ personas en casi todos los sectores en Africa, América, Asia, Europa y Oceanía. Es un autor de innovación, negocios y emprendimiento reconocido globalmente. Como ponente internacional ha compartido escenarios con Peter Diamandis, Bob Dorf, Salim Ismail, Jeff Hoffman, por mencionar algunos. Síguelo en Twitter y en LinkedIn . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad