Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Se le puede hacer frente al cripto invierno?

Las criptomonedas todavía no son reconocidas como un método de pago universal, por lo que su uso se encuentra limitado a roles determinados, señala Jacobo Maximiliano.
mié 25 enero 2023 12:00 AM
¿Se le puede hacer frente al cripto invierno?
¿Cómo puede mejorarse la confianza cuando es muy probable que cada cierto tiempo se produzca la quiebra de alguna otra compañía?, plantea Jacobo Maximiliano.

(Expansión) - En los últimos años hemos sido testigos de una adopción exponencial de las criptomonedas, que han experimentado un enorme aumento en su uso y popularidad como instrumento de inversión debido a que ofrecen una rentabilidad superior a la retribuida en otras industrias.

Por ese motivo, y a pesar del persistente uso de efectivo registrado en México, el país se ha convertido en un atractivo mercado para el desarrollo del ecosistema cripto, escalando a la posición 28 de 146 del Índice Global de Adopción de Criptomonedas 2022 ( Chainalysis ).

Publicidad

No obstante, este entusiasmo inicial ha dado paso a una baja demanda de estas monedas debido al clima de incertidumbre que ha provocado el cripto-crash (bancarrota) de grandes exchanges, poniendo jaque la confianza entorno de un sector que, si bien no ha parado de crecer, tampoco termina de ser comprendido por un gran número de personas.

A pesar de ello, podemos asegurar que estos colapsos son “casos normales” dentro del mundo financiero digital, tal y como ha ocurrido con diferentes empresas a lo largo de la historia. Por lo tanto, el reto actual pasa por hacer frente a esta coyuntura para evitar mayores afectaciones en el ecosistema.

Un ecosistema en desarrollo

A pesar de contar con grandes atractivos para los inversores, como son su capacidad por operarse de manera segura, descentralizada y desregulada (incluso a nivel institucional), o de ser una efectiva herramienta ante la inflación debido a sus porcentajes de revalorización excepcionales, las criptomonedas tienen un arduo camino por delante para optimizar el funcionamiento del sector.

En primera instancia, la volatilidad extrema que las caracteriza, con registros de subidas y bajadas superiores al 90%, se suma a que su naturaleza digital y desregulada las ha colocado, en ciertos casos, en el centro de la diana de los ciberataques, provocando con ello importantes pérdidas para sus inversores, que son popularmente conocidos como traders.

Asimismo, la constante pugna que mantienen con gobiernos e instituciones centralizadas, que empujan por la creación de un marco normativo para regular el comportamiento de las empresas asociadas a este ecosistema, continuará dominando la narrativa en los próximos meses, encabezando los titulares de noticias entorno al mercado.

Por otro lado, las criptomonedas todavía no son reconocidas como un método de pago universal, por lo que su uso se encuentra limitado a roles determinados.

No obstante, y a pesar de que estas importantes áreas de oportunidad son esenciales para mejorar la confianza de los inversores y agilizar su salida de este cripto invierno, el comportamiento histórico de las monedas digitales ha demostrado ser ascendente, por lo que sus detractores tienen la capacidad de ser empleados como herramientas para impulsar el desarrollo del mercado, haciendo eco de su fortaleza y capacidad de resiliencia, que se ha comprobado mayor que otros sectores tradicionales.

Diversificarse para crecer

Un pilar fundamental para acelerar la salida de esta crisis es impulsar un aumento en la demanda de las criptomonedas. Sin embargo, a diferencia de anteriores periodos de incertidumbre en donde habían demostrado su atractivo como herramientas de inversión, atraviesan hoy en día por un momento de dudas.

 

Por lo tanto, ¿cómo puede mejorarse la confianza cuando es muy probable que cada cierto tiempo se produzca la quiebra de alguna otra compañía?

Como en toda industria, es necesario conocerla previamente para incursionar en ella, considerando fundamental el entender en lo que se está invirtiendo, particularmente cuando se trata de un mercado novedoso y altamente cambiante como es este.

Asimismo, es recomendable contar con una cartera diversificada, así como de elegir el momento ideal para realizar una inversión y definir el momento oportuno para vender o recoger los beneficios.

Otro aspecto fundamental es la diversificación de la cartera de inversión, para que la exposición ante una posible desaparición irreversible del valor de un token evite ser una afectación severa al capital del trader, impactando solamente a un porcentaje controlado. En este sentido, sería ideal diversificar en sectores, optando por acciones, materias primas, índices o fondos.

Después de todo, un buen balance y estrategia en diferentes activos permitirá hacer frente a un cripto-crash, porque un portafolio bien diseñado, sano y estructurado, se verá compensado con la revaloración de otros activos en el mismo lapso de tiempo.

En resumen, los cripto-crash han sido, son y serán una realidad a la que deberá enfrentarse el mercado, por lo que una buena educación financiera y una diversificación del portafolio serán clave para obtener el máximo beneficio, mientras que el sector genera los mecanismos necesarios para llevar al mínimo estos colapsos, y/o sus posibles afectaciones.

Nota del editor: Jacobo Maximiliano es un trader profesional desde hace más de 10 años y desde abril de 2022 es creador de contenidos y editor jefe para la academia en español de Bitget. Ha sido colaborador y escritor de artículos sobre trading en la revista Ágora, así como en Forobits. Síguelo en en LinkedIn .

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad