Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Impulsar el bienestar laboral. Demandas de trabajadores para el nuevo sexenio

Más allá de las promesas políticas, los trabajadores exigen acciones concretas que promuevan su crecimiento profesional y aseguren su estabilidad financiera.
lun 06 mayo 2024 06:05 AM
Impulsar el bienestar laboral. Demandas de los trabajadores para el nuevo sexenio
Responder a las demandas de los colaboradores actuales y de los jóvenes que se integrarán al mercado laboral no es responsabilidad total de las autoridades, es compartida con las organizaciones, instituciones académicas y sociedad, apunta Sergio Porragas.

En medio del bullicio político que precede a las elecciones presidenciales, vale la pena escuchar y poner atención a la voz de los trabajadores mexicanos, que son el centro de nuestra economía y de ellos depende la productividad de nuestras empresas y el aprovechamiento de las oportunidades en el país.

En un sondeo de OCC se han detectado las prioridades laborales de la ciudadanía para el nuevo sexenio 2024 -2030. La encuesta, realizada con el propósito de percibir los intereses de los colaboradores, arrojó resultados contundentes. Más allá de las promesas políticas, los trabajadores exigen acciones concretas que promuevan su crecimiento profesional y aseguren su estabilidad financiera, principalmente, pero también que cuiden su bienestar integral.

Publicidad

Uno de los hallazgos más destacados relacionados a la salud financiera es la solicitud de un sistema de pensiones dignas, incrementos salariales anuales y programas de ahorro, además de fondos de apoyo al desempleo y herramientas de aprendizaje en finanzas personales. Estas demandas no son superficiales, sino son necesidades fundamentales que afectan directamente la calidad de vida de los trabajadores y sus familias.

En el ámbito del desarrollo profesional, la capacitación en el idioma inglés y en habilidades tecnológicas se presenta como una prioridad. Como ya he enfatizado en varias ocasiones, la globalización, la digitalización de la economía y el “momento mexicano” por el nearshoring, demandan trabajadores preparados para enfrentar los desafíos del mundo laboral actual, por lo que estamos en el momento correcto para pedir que las políticas gubernamentales reflejen esta realidad cambiante y dirijan los recursos necesarios, hagan sinergia con las empresas y universidades, para la formación y el desarrollo de habilidades especialmente en los jóvenes.

Otro aspecto crucial relacionado al bienestar integral de los trabajadores es la necesidad de flexibilidad laboral, aspecto que se volvió trascendental a raíz de la pandemia. Los colaboradores demandan horarios y condiciones que les permitan conciliar su vida profesional con sus responsabilidades personales. Este no es un lujo, sino un derecho fundamental que promueve la salud de los individuos y fortalece el tejido social.

Además, es importante reconocer que esta flexibilidad laboral se exige cada vez más para atender o cuidar a familiares, lo que es una discusión actual que busca dignificar el tiempo que invierten las personas, especialmente las mujeres. Desde programas de salud mental hasta facilidades para el cuidado de niños y adultos mayores, las demandas reflejan una visión holística del bienestar que trasciende los límites del lugar de trabajo.

De manera adicional, los colaboradores demandan diversas acciones relacionadas a esta salud holística, como programas de salud mental y emocional, el cumplimento de las normas laborales para la atención de riesgos psicosociales en los centros físicos de trabajo, pero también en el trabajo remoto, además de la revisión de jornadas laborales, entre otros aspectos.

Publicidad

No olvidemos la necesidad de una convivencia laboral sana que sin duda repercute en el bienestar del colaborador. En este aspecto, se subraya el requerimiento por parte de los trabajadores de que las empresas tengan políticas claras que promuevan la igualdad, la diversidad y un entorno de trabajo seguro y respetuoso. La erradicación de la discriminación y la violencia laboral, junto con la creación de espacios adecuados para el descanso y la recreación, son elementos fundamentales para construir una cultura laboral inclusiva y saludable.

Considero que estos hallazgos ofrecen un panorama claro de las demandas de los trabajadores a los próximos líderes políticos. Promover el crecimiento profesional, garantizar la estabilidad financiera y la salud integral, fomentar la conciliación laboral y familiar, además de asegurar entornos laborales seguros y respetuosos, son necesidades claras que requieren acciones concretas en el actual y futuro mercado laboral.

Responder a las demandas de los colaboradores actuales y de los jóvenes que se integrarán al mercado laboral no es responsabilidad total de las autoridades, es compartida con las organizaciones, instituciones académicas y sociedad. Reconozcamos, también, las acciones que están de nuestro lado y que debemos ejecutar de modo personal para cumplir lo que requiere el mercado del trabajo en habilidades y competencias del futuro que ya es hoy.Principio del formulari

_____

Nota del editor: Sergio Porragas es Director de Operaciones (COO) de OCCMundial. Es Licenciado en Administración de Empresas con especialidad en Finanzas por la Universidad Nuevo Mundo. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad

Publicidad