Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Por qué algunos inversionistas ‘verdes’ no invierten en Uber y Lyft

Algunos inversionistas dicen que estas tecnológicas ponen más autos en las calles e impactan el medio ambiente de forma negativa.
Lyft
Lyft. La compañía salió a Bolsa el pasado 29 de marzo.

ROSS KERBER y HEATHER SOMERVILLE

BOSTON/SAN FRANCISCO - Algunos inversionistas que se enfocan en el medio ambiente no están listos para invertir en Lyft Inc o Uber Technologies Inc., pues están preocupados por el impacto climático de las dos ofertas públicas iniciales más esperadas de este año.

Ambas empresas esperan alejar a la gente de ser propietarios de automóviles y promover el uso compartido y sostenible de los servicios de transporte, entre muchas de sus ambiciones que han reestructurado el tránsito en las principales ciudades de Estados Unidos.

Lyft comenzó a cotizar en la Bolsa el viernes y su principal rival Uber comenzará su OPI este mes, si bien ninguna de las empresas ha demostrado ser rentable y las acciones de Lyft cayeron a un nivel menor a su precio inicial de 72 dólares el lunes.

Los académicos y urbanistas siguen estudiando si las empresas ayudarán a reducir las emisiones de carbono al hacer un mejor uso de las flotas de vehículos existentes, o si las incrementarán al obstruir el tránsito y desviar a los usuarios de los autobuses y trenes.

Lee: Uber se prepara para debutar en Wall Street

Publicidad

Pero incluso cuando las empresas argumentan que el tránsito tiene muchas causas, incluyendo el aumento de la población en las ciudades, algunos inversionistas citan indicios de que las tecnologías de viajes compartidos ponen más autos en las calles.

“Hasta donde puedo afirmar, de hecho están poniendo más automóviles en las áreas congestionadas, y están quitándole negocio al sistema de tránsito”, dijo Murray Rosenblith, gestor de portafolio de New Alternatives Fund cuyo fin es realizar inversiones socialmente responsables.

"Esta no es un área con la que se comprometerá New Alternatives", dijo Rosenblith.

Joshua Brockwell, director de Azzad Asset Management, que también tiene en cuenta los problemas ambientales en las decisiones de inversión, dijo que ambas compañías también enfrentan el problema de los conductores "haciendo tiempo", o conduciendo entre los viajes.

Si bien ambos también apuntan a reducir la propiedad privada de automóviles, dijo, “ese no es un objetivo ecológico en sí mismo. En general, las ‘millas recorridas’ y las emisiones de carbono son lo importante".

Representantes de otros inversionistas bien conocidos y centrados en el clima dijeron que no compran OPI o que no estaban listos para emitir su opinión sobre los viajes compartidos, como Green Century Funds, Boston Common Asset Gestión y Parnassus Investments.

Recomendamos: Lyft le come el mercado a Uber...aunque también lo ayuda

La investigación arroja resultados mixtos. Un estudio realizado en la Universidad de California en Davis en el año 2017 encontró que el uso de estos servicios aumentó el uso de las estaciones de tren suburbano, pero alejó a las personas de los autobuses y del tren ligero. Además, las personas a menudo usaban las aplicaciones para realizar viajes que hacían anteriormente caminando, andando en bicicleta, tomando el transporte público o no tomando nada.

Un estudio realizado por la Autoridad de Transporte del Condado de San Francisco descubrió que aproximadamente la mitad de la nueva congestión en San Francisco entre 2010 y 2016 se debió a los servicios de viajes compartidos. Los investigadores hallaron que la velocidad promedio en la ciudad era de 20.9 millas por hora al final del período, 3.1 millas por hora más lenta que al comienzo.

Los conductores de Lyft y Uber a menudo viajan lejos para llegar a las áreas urbanas antes incluso de encender la aplicación. Es común que los conductores del Valle Central de California conduzcan cerca de 100 millas (160 km) a San Francisco en busca de tarifas más lucrativas.

Los ejecutivos de Lyft, incluido el Director de Políticas Anthony Foxx, dijeron que la compañía ha tomado otras medidas para combatir la congestión, como mostrar los horarios de llegada de los autobuses en su aplicación para teléfonos inteligentes e invertir en bicicletas y scooters. Lyft también dice que gastó millones de dólares en compensaciones de carbono en 2018 y apoya la infraestructura de tránsito.
“Estamos en un largo camino. No llegamos a este nivel de congestión en nuestras ciudades de la noche a la mañana", dijo Foxx en una entrevista con la agencia de noticias Reuters.

Uber no puso a disposición ejecutivos para hacer comentarios, pero la compañía ha asumido sus propios compromisos con las bicicletas, los scooters y otras iniciativas de sostenibilidad. Su CEO, Dara Khosrowshahi, prometió en septiembre una inversión de 10 mdd para estudiar ideas como el precio de la congestión vehicular para acelerar el tráfico.

Lee: Quiénes se enriquecerán con la OPI de Lyft

Un área de oportunidad es que Uber y Lyft podrían ayudar a los conductores a comprar automóviles eléctricos más costosos, que tienen un costo por milla más bajo. Acelerar la transición a los vehículos eléctricos podría ganarles a Seb Beloe, jefe de investigación de WHEB Asset Management en Londres, otro inversor centrado en la sostenibilidad dijo a través del correo electrónico.

Pero él evitó invertir en la salida a bolsa de Lyft y le preocupa que el servicio y Uber disminuirán el transporte público. Como están las cosas, "creemos que el caso aún no es convincente" para las compañías, dijo Beloe.

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad