Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Por qué Huawei tiene tantos problemas con Estados Unidos?

Los problemas de la tecnológica llevan más de una década sucediendo, sin embargo el punto álgido ha sucedido con este veto comercial

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS (CNN Business) .- Huawei ha sostenido una relación endeble con Estados Unidos por una década, alcanzando un punto de ruptura la semana pasada cuando la administración Trump prohibió a las empresas estadounidenses el establecer relaciones comerciales con la empresa china.

Si bien Estados Unidos ha sospechado de actividades ilegales en Huawei por largo tiempo, no es claro que Huawei haya hecho algo en específico recientemente para convertirse en objeto de preocupación, tanto así que la prohibición resultó sorpresiva para los analistas.

La administración Trump redujo temporalmente las restricciones el lunes. Pero el aplazamiento fue limitado y se restringe a un pequeño grupo de proveedores de redes rurales en Estados Unidos que utilizan equipo de Huawei. Para la tecnológica china y la mayoría de las empresas estadounidenses, la prohibición permanece firmemente.

¿Qué llevó a Huawei a estar en problemas con los funcionarios estadounidenses?

Lee: Huawei en el limbo, gracias a Google

Guerra comercial entre China y Estados Unidos

Publicidad

Estados Unidos y China han estado inmersos en una amarga guerra comercial por más de un año y Huawei está atrapada en el medio.

Huawei podría fungir como una pieza de negociación enorme: es una empresa de telecomunicaciones china gigante que pretende convertirse en el principal fabricante de smartphones del mundo y parte de un puñado de empresas que crean equipos de redes 5G para los proveedores de conexiones inalámbricas. Huawei publicó ventas por 105,000 millones de dólares el año pasado, más que IBM.

El presidente Donald Trump ha sugerido que podría considerar ser más laxo con Huawei como parte de las negociaciones comerciales con China.

Vínculos con el gobierno chino

En 2012, el Comité de Inteligencia de la Cámara de EU publicó un reporte tras una investigación de un año que encontró que Huawei representaba una amenaza a la seguridad de Estados Unidos. El reporte concluyó que Huawei y ZTE, otra empresa de telecomunicaciones china actuaban en nombre del gobierno chino y no deberían estar autorizadas para operar la infraestructura crítica de Estados Unidos que controla las redes inalámbricas del país.

Huawei dice que opera de manera independiente del gobierno chino, pero Estados Unidos ha sospechado por mucho tiempo que la empresa espía las redes que operan con su tecnología. Huawei ha negado las acusaciones de espionaje en repetidas ocasiones, pero EU ha pasado por alto a Huawei para contratos de redes de banda ancha e inalámbricas y la administración Trump ha intentado presionar al mundo a dejar de adquirir equipos de telecomunicaciones de Huawei.

La empresa rechazó hacer comentarios para este artículo, pero ha negado reiteradamente sus vínculos con el gobierno chino e imputado las afirmaciones de que sus equipos representan un riesgo. ZTE negó las acusaciones, pero aceptó la supervisión del gobierno estadounidense el año pasado.

Tal vez te interese: Google suspende negocios con Huawei

Vínculos con Irán

La administración Trump presentó cargos criminales en contra de Huawei a principios de este año en los que afirma que la empresa hizo planes para evadir las sanciones de Estados Unidos a Irán.

Como parte de ese caso, Canadá detuvo a la directora financiera de Huawei MengWanzhou. Ella se enfrenta a una posible extradición a Estados Unidos.

Huawei supuestamente engañó a instituciones financieras y al gobierno de EU sobre sus negocios en Irán. Entre los cargos presentados en contra de Huawei, Estados Unidos afirma que el fundador de Huawei Ren Zhengfei afirmó falsamente al FBI en 2007 que la empresa no había violado ninguna ley de exportación de Estados Unidos y que no había hecho tratos directos con alguna empresa iraní.

Huawei se declaró inocente y ha negado los cargos. China describió los cargos como una campaña de desprestigio. Meng niega los cargos. Ren no ha comentado sobre ello, pero dijo a CNN que no planea viajar a Estados Unidos donde podría ser sujeto a persecución.

Supuesto robo de propiedad intelectual

La administración Trump también demandó a Huawei por supuestamente robar propiedad intelectual de T-Mobile.

De acuerdo con la demanda federal, Huawei trabajó por años para robar la tecnología de pruebas de teléfono patentada por T-Mobile conocida como Tappy. Huawei proporcionaba teléfonos a T-Mobile y tenía acceso a parte de la información sobre Tappy debido a esa relación, de acuerdo con la demanda. Supuestamente a los empleados de la empresa les pidieron que enviaran información como fotografías, medidas y números de serie de varios componentes.

El gobierno estadounidense afirma que los directivos de Huawei prometieron bonos a los empleados que recopilaran información confidencial sobre su competencia.

Huawei se declaró inocente y ha también negado los cargos en ese caso.

Batalla por el futuro de la tecnología

La tecnología de Huawei es esencial para el futuro del 5G, una tecnología que Estados Unidos está desesperado por dominar.

Huawei es el líder del 5G, proporcionando tecnología que soporta los despliegues de las redes 5G. Sus únicos competidores serios son Nokia y Ericsson y Huawei es una empresa mucho más grande y capaz de proporcionar la tecnología de manera más veloz y a un menor costo.

Si bien Estados Unidos ha evitado en su mayoría la tecnología de redes de Huawei, sigue siendo prevalente en áreas rurales de Estados Unidos. También está profundamente arraigada en Europa, Asia y otras regiones.

Estados Unidos quiere asegurarse de que sus empresas de telecomunicaciones están a la vanguardia de la nueva tecnología. El 5G podría ayudar a marcar el inicio de la nueva ola de tecnologías que revolucionen la economía, incluyendo los vehículos autónomos.

Te recomendamos: Es momento de romper con Facebook

¿Esperanza para el futuro?

A pesar del reciente callejón sin salida entre Huawei y Estados Unidos, una disputa anterior entre la administración Trump y una empresa de tecnología china muestra un camino potencial para Huawei.

En abril de 2018, el Departamento de Comercio de Estados Unidos determinó que ZTE había mentido a funcionarios estadounidenses sobre el castigo a empleados que violaban las sanciones de EU a Corea del Norte e Irán. Estados Unidos prohibió a las empresas estadounidenses la venta de componentes a ZTE, evitando que la empresa adquiriera chips y vidrio de sus principales proveedores.

Pero un mes más tarde Trump dijo que trabajaría personalmente con el presidente chino Xi Jinping para llevar a ZTE "de nuevo al negocio, rápido”. Él dijo que el castigo de EU estaba costando demasiados empleos en China. La administración Trump levantó las sanciones en julio después de que ZTE acordara recibir supervisión.

Si la administración Trump está usando a Huawei, una empresa mucho más grande que ZTE como una pieza de negociación similar en su disputa comercial con China, podría exigir concesiones políticas de China a cambio de aligerar las restricciones sobre la empresa.

Sin embargo, Huawei no esperará a que las dos naciones resuelvan el problema. La empresa demandó al gobierno estadounidense en marzo para luchar contra los esfuerzos de EU por limitar su influencia global. Los funcionarios estadounidenses no han comentado sobre el caso.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad