Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Definición y buen viaje son las apuestas de estos audífonos de Sennheiser

Un vuelo, un día de oficina donde necesitas concentrarte o simplemente un día en el que quieras disfrutar de música con gran fidelidad en el sonido son las ventajas de los Sennheiser PXC 550-II.
vie 24 enero 2020 06:00 AM
sennheiser PXC55-II
La cancelación de estos audífonos tiene tres niveles de operación.

Pasar de escuchar The Cure a Tame Impala, pasando por Billie Eilish implica un reto para el equipo de audio que tengas conectado, sobre todo si la calidad de audio está casi inserta en tus oídos y es básicamente lo único que escuchas. En el caso de los Sennheiser PXC 550-II esta promesa se cumple con creces.

Una de las promesas de estos auriculares es que justo cuando viajes tendrás dos comodidades que se agradecen: libertad inalámbrica y gran calidad en el sonido pues los PXC 550-II tienen compatibilidad con Bluetooth 5.0 y cancelación de ruido adaptable.

Publicidad

En este tema del noise cancelling, que he probado en varios audífonos que nos han llegado a Expansión, es que los audífonos se adaptan al ambiente y definen cuál es el mejor momento para activar esta función. En este sentido los Sennheiser te dan tres opciones distintas de cancelación: apagar la función, que se mantenga de forma adaptativa o que se mantenga prendida y además da las opciones en dos formas, ya sea que le indiques a través de la aplicación de Smart Control de la marca, o que prefieras hacerlo directamente en el auricular derecho, ventaja que aprecié, pues no tenía que desbloquear mi celular para aplicar el comando.

Básicamente las primeras promesas se cumplen, pero ahondemos más en los detalles de los audífonos.

Diseño

Los Sennheiser PXC 550-II son ligeros y tienen un tamaño promedio para los auriculares premium del mercado, la bocina es de 33 mm y sus gomas se acoplan al oído en el lugar exacto para no apretar la oreja y así poder traerlos puestos por muchas horas. La diadema se ajusta al largo de cada uno de los usuarios defina y tienen un diseño que permite que se guarde en un pequeño estuche que remite a esos estuches de CD’s que en algún momento se usaron cuando se cargaba un discman.

El diseño de estos audífonos permite que tenga un control de comandos táctiles en el auricular derecho, donde no sólo es posible nivelar el nivel de cancelación de ruido, sino también subir o bajar el volumen, adelantar y retroceder una canción o detener la música, además de que integra un asistente de voz, ya sea que lo quieras configurar con el asistente predeterminado, que en este caso es Alexa, o con Google o Siri.

La idea es que un poco te pierdas del entorno y logres concentrarte.

La cancelación de ruido adaptable asegura una asombrosa experiencia auditiva, incluso en entornos ruidosos, y el conjunto triple de micrófonos brinda una claridad inigualable del discurso al realizar llamadas en movimiento o al interactuar con asistentes virtuales. Con un diseño ergonómico excepcional y hasta 30 horas de vida de batería, los PXC 550-II son el compañero perfecto para viajar con estilo.

De las cosas que me gustaron con este tipo de amenidades es que tienes diversas formas de comunicarte e interactuar con los audífonos, pues ya sea por la app, de forma táctil o dando indicaciones de voz, se puede separar el auricular de tener que estar sacando el teléfono cada que quieras cambiar alguna de las amenidades básicas de la experiencia de sonido.

Publicidad

Sonido inmersivo

Al estar dotados de amenidades, como las que describí más arriba, es posible tener un entorno de inmersión que se agradece por momentos, pero por otro, como sucede con muchos audífonos de este tipo, puede evitar que socialices. Para estar trabajando día a día en una redacción donde hay juntas, televisiones prendidas con noticias, ruido de oficina y chismes de pasillo, tener la oportunidad de crear un entorno cerrado se traduce en productividad.

Al probar los distintos niveles de cancelación, el aislamiento en el prendido total es real. Sin embargo, al momento de ponerlo en forma adaptativa les pasa lo que a muchos audífonos de este tipo, se crea un vació de voces. Algo similar sucede cuando entra una llamada telefónica y sales a un espacio con más ruido, de repente sientes que estás metido en una cabina donde se alcanzan a percibir los sonidos a lo lejos y hay un vacío. Con el nivel total esto no sucede, pues finalmente los micrófonos se desconectan y se cancela por completo el sonido exterior.

No puedo decir qué tan buena es la experiencia en un vuelo porque no pude probarlos en un viaje, sin embargo es evidente que los audífonos serán de gran apoyo para los viajeros que gusten cancelar por completo el sonido.

Ahora bien, en cuanto a la batería, estos audífonos son capaces de estar en funcionamiento hasta por 30 horas sin cancelación y 20 horas con la herramienta activada. En mi caso, los probé por un periodo de cuatro días seguidos sin tener que recargarlos y funcionaron sin problemas cambiando el modo de cancelamiento y jugando con ellos.

Publicidad

¿Son para melómanos?

Al inicio de la reseña decía del cambio que tenía de una canción a otra y de cómo los audífonos por sí mismos modulaban el sonido para escuchar los detalles de cada tono e instrumento. También con estos audífonos pude editar audio, algo que músicos y fanáticos de la música hacen con frecuencia por lo que justo les da ese extra de quedar como una opción asequible para los más exigentes en audio.

A diferencia de varios auriculares, el tamaño, la suavidad de las almohadillas y el tiempo que pueden permanecer en autonomía inalámbrica convierten a esta apuesta de Sennheiser en una opción para músicos. Además hay un par de extras que también tienen para este público: cables.

En la caja de los PXC 550-II vienen un cable de carga USB micro A, un cable de audio y un adaptador de vuelos, además de la adaptación con bluetooth 5.0 que permite que a una distancia de 240 metros los auriculares se mantengan conectados, además de que es posible conectarlos en dos dispositivos al mismo tiempo, si es que el celular lo permite. Por ello es que si eres un músico que viaja con frecuencia, este tipo de audífonos podrán ser buenos compañeros.

Conclusión

Los Sennheiser PXC 55-II compiten con varios auriculares premium, como son los recién salidos Beats Solo Pro, o los premiados Sony WH 1000 XM3, que en cuanto a precio también están casi a en el mismo nivel, con diferencias de 500 a 1000 pesos entre ellos. De momento los puedes encontrar en la tienda oficial de la marca en 6,500 pesos, pero su precio usual es de 7, 999. En el caso de los Sony están en 6,498 y los Beats Solo Pro en 5,399.

Las ventajas tangibles que veo en la apuesta de Sennheiser son el nicho de audiencia que tienen en el público que busca más fidelidad en el sonido, pero también comodidad, por lo que plantean sí vale la pena invertir esos pesos extra en este tema. Si me preguntan si son una buena inversión, sí lo es, sobre todo si viajas con frecuencia, o trabajas en entornos donde encerrarse en un micromundo es una gran ventaja.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad