Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Airbnb quiere enamorarte por el estómago

En su formato de experiencias, la firma de tecnología lanzó 10 nuevas clases de cocina en las que explora diferentes formatos tradicionales mexicanos.
lun 10 agosto 2020 04:55 PM
(Obligatorio)
La chef zapoteca dueña de Tierra Antigua enseña a preparar mole amarillo online. (Foto: Airbnb)

El turismo doméstico y las experiencias se han convertido en la parte fuerte de la estrategia de Airbnb, en medio de la pandemia de COVID-19. Si la gente no se anima aún a viajar y reservar hospedajes como antes tal vez, se anime a reservar una clase de cocina tradicional que puede tomar desde su cocina a través de una pantalla.

Publicidad

Con este objetivo, y en coyuntura con el décimo aniversario de que la UNESCO nombró a la gastronomía mexicana como patrimonio de la humanidad, Airbnb se alió con el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana (CCGM) de México para crear 10 experiencias gastronómicas tradicionales que los usuarios pueden reservar y tomar desde sus pantallas. De acuerdo con la firma, las opciones son tan típicas como la preparación de tortillas tradicionales de Sinaloa, variedad de ceviches de Guerrero o bien mole oaxaqueño, como el que prepara Carina Santiago, cocinera originaria de Teotitlán del Valle, Oaxaca.

“Ojalá pudieran estar aquí con nosotros para cenar este molito y compartir los fogones con nosotros”, dice Santiago a los participantes de su clase de cocina online a través de Airbnb.

Desde su cocina, que ella llama de humo, Santiago es una de las anfitrionas de este nuevo formato culinario de la tecnológica; si bien Carina y su esposo son dueños del restaurante Tierra Antigua desde hace casi 10 años, y están acostumbrados a recibir turistas que gustan de probar platillos típicos de la región. Esta es la primera vez que comparten sus conocimientos a través de una pantalla.

“Ya ahorita ya le agarré. Al principio no sabía para donde ver”, dice Santiago a la cámara, mientras da la clase desde un espacio en el que se alcanzan a ver anafres, ollas humeantes y coloridos telares tradicionales de la región colgados en la amplia pared.

Publicidad

La clase que imparte Santiago en la plataforma tiene una duración de 90 minutos y un costo específico de 420 pesos, por persona, más lo que invierta para surtir la lista de ingredientes necesarios para preparar su especialidad: un mole amarillo con red y encurtido de chiles.

La lista de los ingredientes está disponible en la plataforma para revisar desde antes de tomar la clase y se compone de cosas como costilla de res, chile guajillo, comino, masa, cebolla, chayotes, entre otras cosas; sin embargo, más allá de las cosas que se requieren para cocinar el mole se requiere agilidad y concentración para seguir las instrucciones de Santiago para completar la receta en le tiempo definido.

Mientras la maestra indica cantidades y procesos, en su cocina se ve como el mismo guiso comienza a tomar formar al tiempo que ella, entre hervores, cuenta que su técnica la aprendió de su mamá y de su suegra, en la misma cocina en la que ahora puede conectarse con interesados de cualquier parte del mundo.

Publicidad

En general, las experiencias online de Airbnb en México tendrán un costo de entre 300 y 500 pesos, cada una, y están diseñadas para grupos online de entre 10 y 15 personas aunque también podrán reservarse clases para grupos privados.

Si bien para Airbnb, el impacto de la pandemia por COVID-19 en la industria turística ha generado una merma en la demanda de sus servicios, e incluso provocó que la firma recortara a 1,900 empleados en mayo de 2020, la apuesta por las experiencias online es parte de su futuro.

Airbnb ingresó en esta división de negocio en 2017, con solo 500 experiencias disponibles; sin embargo, actualmente se ofertan más de 40,000 opciones en más de 1,000 territorios, y recientemente, se dieron de alta 300 experiencias con formato exclusivo online.

De acuerdo con la marca, el objetivo de este nuevo formato de experiencias online intenta también ayudar a reactivar la industria de la hospitalidad y el turismo, uno de los que más se ha visto impactado con la actual pandemia.

Según cifras de la consultora Arrival, desde 2018 se ha marcado entre los viajeros una tendencia de buscar experiencias locales a la hora de viajar, y 68% de ellas, están relacionadas a la comida y bebida local.

Tras casi 90 minutos de cocina, procesos, instrucciones y resolución de dudas, Santiago da por terminada la experiencia con un mezcal, bebida típica también de Oaxaca, y le enseña a su audiencia a decir brindar en zapoteca, su lengua madre.

“¡Ixveo!, significa con el permiso de Dios”, advierte la cocinera.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad