Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Si aprendes a programar Inteligencia Artificial, tendrás un empleo mejor pagado

“Todos debemos capacitarnos en estas habilidades para tener roles dentro de las compañías que se van a construir en el futuro”, comenta Laura Gaviria Halaby, de SoftBank Group International.
vie 26 febrero 2021 05:00 AM
IA para disminuir brechas socia
Tener conocimientos en la materia será importante sin importar el área profesional de las personas.

Desde hace un tiempo, saber un lenguaje de programación era algo visto como una habilidad de impacto en diversas áreas de la vida, aun cuando no fuera utilizado en el plano profesional. Con el transcurso del tiempo, los conocimientos en Ciencia de Datos e Inteligencia Artificial (IA) podrían tener esa relevancia, pues se han convertido en nuevas herramientas, que incluso podrían aminorar la desigualdad.

“Todos debemos capacitarnos en estas habilidades para tener roles dentro de las compañías que se van a construir en el futuro. Es importante independientemente de la industria y el trabajo que hagas”, comenta Laura Gaviria Halaby, directora de alianzas e iniciativas estratégicas de SoftBank Group International.

Y es que combinar las capacidades de las herramientas digitales con las habilidades de procesamiento de información será significativo en el futuro, pues a través de ellas, las empresas sabrán aprovechar e interpretar las grandes cantidades de datos que disponen en sus bases y así mejorar sus procesos.

Publicidad

Desde la perspectiva de Gaviria, la adopción de estos elementos por parte de las compañías será esencial para que puedan generar valor más rápidamente y es por ello que también resulta importante capacitar a más personas, principalmente a las que se encuentran en contextos de desigualdad social y económica.

“El desarrollo de estas capacidades reducirían las desigualdades sociales”, explica Laura Gaviria, quien señala que tras aprender Ciencia de Datos, las personas pueden plantear soluciones para los problemas que les rodean.

“Si tenemos más emprendedores que sean de poblaciones subrepresentadas (mujeres, gente de color, conmunidad LGBTQ+), probablemente estas desarrollen soluciones con tecnología a problemas que son importantes para sus comunidades”, lo cual generaría un avance en el camino a reducir la brecha social.

Para crear un contexto ideal en el desarrollo de estas habilidades, comenta Gaviria, es necesario integrarlas a los procesos de aprendizaje de los niños en las escuelas. “Debemos buscar cómo meterlo en el ADN de la sociedad”, dice y además vaticina que a edades más adultas, la gente comprendería los múltiples usos que se le puede dar a la información, y a los análisis para plantear soluciones.

Publicidad

No obstante, en países como México, alcanzar este propósito puede ser complicado a causa de la marcada brecha digital que existe entre la población. De acuerdo con cifras del censo más reciente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), sólo cinco de cada 10 viviendas cuentan con acceso a internet.

Si bien esto representa un crecimiento significativo a comparación del censo de 2010, en el cual dos de cada 10 hogares tenían acceso a este servicio, aún representa un número bajo para adoptar estas tecnologías, pues en la actualidad, únicamente el 37.6% de la población dijo tener acceso a una computadora, laptop o tableta.

Ante esta situación, Gaviria tiene en cuenta que el asunto no se va a solucionar de la noche a la mañana, pero la aceleración de los procesos digitales, un asunto obligado por la pandemia de COVID-19, demostró a gobiernos e iniciativa privada la necesidad de poner estos temas en el centro de las conversaciones para el desarrollo y mitigación de la desigualdad.

Publicidad

Entre algunos de los puntos que se debe poner el foco de atención de manera conjunta se encuentra el mejoramiento de la infraestructura, de la conectividad y el acceso a datos abiertos, entre otros.

Sobre este tema también ha hablado Constanza Gómez Mont , representante de México en el grupo de expertos que redactan la Recomendación Global sobre Ética de la IA de la UNESCO, quien en una entrevista con dicha organización mencionó que esta tecnología podría crear una importante cantidad de empleos.

No obstante, acotó, para alcanzar una economía digital basada en estas herramientas, también se deberán llevar a cabo transformaciones y procesos de reeducación en el mercado laboral a partir de los cuales se puedan repensar los derechos laborales con la finalidad de que ninguna persona se quede al margen de la inclusión.

La también fundadora de C MINDS, una iniciativa para contribuir a políticas públicas inclusivas centradas en la transformación digital, comenta que la brecha de género también es un asunto a tomar en cuenta en el desarrollo de conocimiento sobre Inteligencia Artificial, pues menos del 30% de las mujeres son coautoras de investigaciones internacionales sobre el tema.

Publicidad

En este sentido, y para ayudar a cerrar las brechas de desigualdad, SoftBank, por medio de su Academia de Inteligencia Artificial, ha apoyado programas para capacitar y mejorar las habilidad de Ciencia de Datos e IA en comunidades subrepresentadas. Un ejemplo de esto es Data Science for All/Empowerment, desarrollada por Correlation One.

Dentro de estos programas, los participantes trabajan en soluciones digitales a problemas de compañías relacionadas al portafolio de SoftBank en el país como AlphaCredit, Kavak o Confío, entre otras. Las clases en línea se impartirán en inglés todos los sábados a partir del 17 de abril. Las inscripciones cierran el 7 de marzo y los interesados pueden aplicar a través de este enlace .

Publicidad
Publicidad