Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Después de un año teletrabajando, por fin lo sabemos hacer

Durante el periodo de confinamiento, los mexicanos que laboran de manera remota han profesionalizado el mercado de las herramientas digitales.
mar 16 marzo 2021 12:00 PM
Teletrabajo en México y gadgets
Según una encuesta, el 77% de los mexicanos que laboran en una oficina preferirían trabajar de forma remota menos parte de su tiempo.

A un año de que inició la pandemia, las herramientas digitales se convirtieron en un aspecto fundamental para las personas que se vieron en la obligación de adoptar el teletrabajo, una modalidad que ha generado buena aceptación y la cual pocas personas abandonarían, de acuerdo con un estudio de Citrix.

Según el informe A un año de la pandemia: ¿Cómo ha cambiado el mundo del trabajo, realizado por OnePoll en cinco países de América Latina “el 77% de los mexicanos que laboran en una oficina preferirían trabajar de forma remota menos parte de su tiempo y al 69% les gustaría laborar con un modelo híbrido”.

Asimismo, tras la emergencia sanitaria y a medida que la gente regrese a sus trabajo, el 60% de los encuestados considera que las oficinas tradicionales serán utilizadas para actividades específicas.

Publicidad

En este sentido, una de las conclusiones más relevantes del reporte es que el 21% de los mexicanos que colaboraron se dijeron dispuestos a que su empresa le pague 5% menos del dinero que recibe actualmente con el fin de que se le posibilite trabajar a distancia, además de tener un horario más flexible.

Para José Luis Martínez, director general de Citrix en México, una de las lecciones que dejó este periodo de confinamiento es que se pudo vencer el mito de que las personas no son productivas fuera de una oficina. “La gente se despojó de la mentalidad de que el trabajo es el lugar al que vamos y adoptó la de que son las cosas que hacemos”, comenta a Expansión.

Para consolidar la adopción de los espacios de trabajo híbridos, la tecnología ha jugado un papel fundamental. Al respecto, David Sandoval, gerente de distribución de Poly en la región, señala que la pandemia fue un parteaguas, pues antes, los gadgets eran utilizados por personas que viajaban y debían trabajar de manera remota.

“Antes de la pandemia no era un tema de necesidad, igual que el gel antibacterial”, establece en relación a auriculares o cámaras que Poly comercializa. “Siempre ha estado, pero no todos lo compraban. Hoy en día no puede faltar y los equipos de comunicación pasan por lo mismo”.

Publicidad

En este sentido, Sandoval resalta las etapas de profesionalización que ha tenido el mercado de los gadgets para el teletrabajo, pues al principio los usuarios compraron lo que encontraban sin reparar en sus necesidades y ahora, explica, la gente se está dando cuenta de asuntos específicos y cómo cubrirlos.

Los asuntos que aún se deben solventar para el teletrabajo

Mientras la adopción de las tecnología de la información desde lugares remotos crece, los riesgos en términos de seguridad informática también han aumentado. “Sabemos que no puede haber un esquema híbrido si no está acompañado de una política de ciberseguridad que lo proteja”, destaca Martínez.

Desde la perspectiva de Citrix, en los primeros meses de la pandemia se mostró que las empresas nacionales no estaban preparadas en términos de seguridad. Sin embargo, resalta que las compañía se dieron cuenta de que era un tema en el que debían aprender, invertir y “evangelizar internamente”.

Según cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), de enero a septiembre de 2020, México fue el país latinoamericano más vulnerado en términos de ciberseguridad, pues recibió el 22.5% de secuestro de datos y en total se registraron 1,319,260 ataques dirigidas a 297,000 empresas de la región.

 

Publicidad

Otra de las aristas que se deben contemplar para el teletrabajo es la relación entre responsabilidades laborales y el bienestar digital, asunto en el cual destaca el derecho a la desconexión para separar el trabajo de la personal aun estando en casa.

De acuerdo con la encuesta de Citrix, poco más de la mitad de personas dijo tener impactos positivos en el bienestar físico y mental; no obstante, resaltaron que para ello también es de suma relevancia el apoyo que tienen por parte de sus empleadores.

“Los jefes”, concluye Martínez, “deben ser conscientes de que un trabajador con el cerebro quemado no va a ser productivo” y es por ello que la nueva normalidad deberá estar basada en esquemas híbridos donde la gente se desarrolle de una manera más flexible.

Publicidad
Publicidad