Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ante la escasez de semiconductores, Intel abrirá dos nuevas fábricas

La empresa de tecnología es, junto a Samsung, la punta de lanza del mercado de semiconductores, mermado a causa del COVID-19 y cuya caída en la producción tiene en jaque al sector automotriz.
jue 25 marzo 2021 06:00 AM
Semiconductores
El desabasto de estos diminutos componentes se debe a un “desajuste en la demanda” debido a la pandemia de coronavirus.

Las automotrices han sufrido la escasez de semiconductores en el mundo y a causa de este problema han recortado sus producciones. Volkswagen o General Motors han admitido que la falta de este tipo de insumos ha retrasado la recuperación del sector automotriz y los ha orillado a recortar sus producciones, mientras que otras empresas como Hyundai han sobrellevado esta falta de semiconductores gracias a que los han almacenado.

“El problema podrá ser mayor, pues en el futuro los coches van a ser mini centros de datos que van a requerir de mucha electrónica y de insumos cada vez más robustos, la idea que tenemos con la inversión que se anunció en Arizona es que se pueda responder a un mercado europeo y americano que necesita de semiconductores, pues la producción que salga se destinará a terceros”, precisó a Expansión Santiago Cardona, director de Intel en México.

Los semiconductores son una parte clave de la electrónica de un automóvil. Sin estos chips, los nuevos sistemas de información y entretenimiento, las asistencias al conductor y otros componentes electrónicos críticos no funcionarían en absoluto.

Publicidad

Además, se trata de un mercado que de acuerdo con Cardona e Intel vale unos 100,000 millones de dólares hacia 2025. La expansión de la marca de tecnología requerirá una inversión de 20,000 millones de dólares para crear dos fábricas en Arizona, donde se enfocarán a reforzar sus esfuerzos por ser proveedores de terceros, como lo es la industria automotriz.

Pat Gelsinger comentó en la presentación de este plan que espera que el compromiso de Intel con maquiladoras externas crezca e incluya la fabricación de una gama de bloques modulares en tecnologías de proceso avanzadas, incluyendo los productos principales de las ofertas de cómputo de Intel para los segmentos de clientes y centros de datos a partir de 2023. Por lo que aunque las empresas automotrices están sufriendo por la falta de semiconductores en este momento, la idea es que esta escasez no se repita.

La producción mundial de semiconductores se divide actualmente entre Estados Unidos y Asia, lo que de acuerdo con Katharina Buchholz, de la firma de análisis Statista, ha generado fuente de tensiones en el juego de poder de la política exterior en ambas partes del mundo.

Intel tiene la mayor participación en el mercado de semiconductores y representa el 15.6% del total global. Según datos de Gartner, Samsung es su mayor competidor dentro de la industria, con una participación de mercado de alrededor del 12.5%. Otra empresa de Corea del Sur, SK Hynix, gana el tercer lugar con una participación algo menor del 5.6%.

Si la fusión planificada de las empresas californianas Qualcomm y Broadcom hubiera tenido lugar en 2018, la empresa conjunta sería ahora el rival más fuerte de Samsung e Intel con alrededor del siete al ocho por ciento del mercado, sin embargo en ese entonces, el presidente Donald Trump había vetado el acuerdo citando una amenaza a la seguridad nacional. En ese momento, la sede de Broadcom todavía estaba en Singapur, pero la compañía ahora tiene su sede en San José, California.

“Con una nueva administración en la Casa Blanca, se vislumbran más trastornos relacionados con los semiconductores. El desacuerdo entre China y Estados Unidos ya se ha intensificado después de los fríos intercambios sobre la situación de los derechos humanos en Xinjiang y Hong Kong durante la reunión del jueves en Anchorage”, señala Buchholz.

Sin embargo, resalta la analista de Statista que Taiwán podría terminar siendo el tema más polémico entre China y EU debido a su industria de semiconductores, que es de interés económico crucial para ambos, pues Mediatek, es el octavo mayor fabricante de semiconductores del mundo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad