Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En las clases en línea, los docentes también deben protegerse de ciberataques

En el caso de la educación, los delincuentes pueden robar bases de datos de las escuelas y, por lo tanto, información de menores de edad.
mar 28 septiembre 2021 06:00 AM
Los profesores también necesitan protección en línea
Los ataques de phishing son de los más comunes para los docentes, quienes pueden perder acceso a información de sus alumnos.

La educación en línea se mantendrá como una constante para la realidad de millones de profesores, por lo que deben prepararse para afrontar los retos de ciberseguridad.

De acuerdo con datos de Kaspersky, de enero a junio de 2020, 168,550 usuarios únicos de la firma experimentaron un aumento en el número de diversas amenazas distribuidas bajo la apariencia de plataformas populares de aprendizaje en línea o videoconferencia como: Moodle, Zoom, Coursera, Google Meet, Google Classroom o Blackboard.

Esos números, según los especialistas de la empresa, se debieron a la novedad que implicaba incorporarse a nuevos métodos de enseñanza y al interés de los ciberdelincuentes por personas poco experimentadas en el área de la seguridad digital.

Publicidad

No obstante, las cifras mantuvieron su crecimiento y según la información de los expertos, el número de ataques subió hasta los 270,171 en los primeros meses del 2021, siendo las páginas de phishing y correos electrónicos maliciosos, las amenazas más comunes.

Miguel Hernández y López, gerente de ingeniería de seguridad de CheckPoint, menciona que una de las principales características que encontraron en torno a las brechas es que los ataques son dirigidos hacia objetivos específicos y los docentes no están exentos.

“El aprendizaje que obtuvimos en esta pandemia es que cualquier persona puede blanco de un ataque. No necesariamente para robar dinero”, destaca el especialista, quien explica que en el caso de los profesores pueden robar accesos a las bases de datos de las escuelas y, por lo tanto, a la información de menores de edad.

Se trata de información a la cual el usuario no le da un valor monetario, profundiza Hernández y López, pero perder el acceso les va a afectar tanto a su labor profesional como a la confianza que tiene por parte de los padres de familia.

Publicidad

Desde Avast, algunas de las recomendaciones que comparten a los profesores para estar más protegidos son mantener el software actualizado, utilizar un administrador de contraseñas, usar adblock para evitar amenazas que no podrían detectar, así como emplear una VPN con el fin de crear una conexión segura y encriptada.

Durante las videoconferencias, otros elementos que se pueden poner en práctica son desactivar el chat privado para evitar distracciones para los estudiantes, deshabilitar la opción "unirse antes que el anfitrión", con el propósito de que los estudiantes no puedan unirse a una sesión de clase antes de que los profesores la inicien.

Asimismo, es recomendable que se configure el espacio de manera que se requiera un código de acceso a la reunión para que sólo los invitados lo tengan. También se debe habilitar la opción "permitir que solo los usuarios autenticados se unan" para restringir las reuniones únicamente a personal de la escuela.

En este sentido es significativo deshabilitar el "uso compartido de la pantalla del usuario" para que los participantes tengan que solicitar permiso al anfitrión para compartir información y no enviar documentos posiblemente maliciosos.

Publicidad

Por otra parte, Hernández y López menciona que el enfoque de la ciberseguridad debe tratarse desde un enfoque distinto en las escuelas, pues no puede ser un asunto del cual únicamente se alerte, sino que debe formar parte de los planes de estudio para incentivar la protección al navegar en internet.

“Todos los usuarios tienen acceso a la tecnología, por lo tanto todos deben tener un conocimiento básico de protección y esto incluye tanto a los alumnos, como a los padres y a los profesores”, concluye el experto.

Publicidad
Publicidad